Mostrando entradas con la etiqueta Reseña. Mostrar todas las entradas

 


Género: 
 Death Metal
Origen: EE.UU.
Fecha de Lanzamiento: 
 22 de Julio del 2022
Discográfica: 
Dark Descent Records

Fue durante el florecimiento de la cultura clásica griega cuando la figura arquetípica femenina cambiaría para siempre. Aquel pensamiento común de la sociedad patriarcal helenista que consideraba a la mujer como objeto de dominación y sumisión iría cambiando paulatinamente conforme la mitología integraba a su basto panteón de dioses, héroes y antagonistas a numerosas figuras femeninas de gran poder simbólico, algunas de ellas incluso alejadas de las típicas representaciones de la maternidad o la belleza, para mostrar por primera vez a personificaciones sombrías como Medea, Hera o Elektra, quienes guiadas por la vehemencia en sus propósitos de venganza, reivindicarían los más legítimos actos de justicia.

De esta manera, y desde la ficción,  esta sed justiciera atacaría frontalmente la inmoralidad de su tiempo, sin presagiar los futuros actos criminales y abusivos que estarían por llegar, y es aquí donde convergen casi invisibles los hilos de la historia, porque al escuchar “Defiled in Oblivion”, disco debut de la banda multinacional Castrator,  presenciaremos el resurgir de toda una mitología trasplantada a una realidad moderna igual de salvaje y hostil, y que ahora se muestra palpitante ante nuestros ojos. Con tan solo mirar el arte de portada hecha por Jon Zig, evidenciaremos la variedad de información simbólica que encierra su trabajo, desde aquel espectro mortecino que se pasea entre restos humanos con la piel  desgarrada, como evidenciando los restos de una carnicería sanguinaria en el que las víctimas han sido inocentes almas de "alas blancas" o aquella pieza metálica en forma de pinza, conocida en el mundo islámico como 'el mordedor', un instrumento de tortura con el que los yihadistas arrancan la carne de las mujeres afectadas por la brutal represión. 

                     


De esta forma, Castrator abarca con gran ambición una crónica de sucesos elevado a nivel mitológico y de manera muy contundente, "Dawa of Yousafzai" empieza con un discurso que Malala Yousafzai pronunciaría en contra de la prohibición de la educación de las niñas impuesta por los talibanes. Luego de escuchar la lucidez de la joven pakistaní, Clarissa Badiniseremos nos escupe a la cara con indignación, como si no existiera recuerdos sin ira, los arrebatos de su furioso death metal son incontrolables y la forma de aplicar técnica en la base rítmica manifiesta claramente una fuerza destructiva proveniente de los clásicos como Morbid Angel o Cannibal Corpse. "Tormented by Atrocities" profundiza en el lenguaje que sirve para denunciar y protestar, invitándonos a seguir afanes vengativos,  allí donde se nutren los espíritus de la revuelta, un tema con mayor velocidad que el anterior track pero igual de machacante y con ciertos guiños al brutal death metal moderno.





El impacto acústico de 
"Befoul My Existence" es bestial, un tema salido de la vitrina que no dudo en definir como una portentosa demostración de Death metal bien hecho y a toda ultranza,   "Inquisition Sins" arranca a toda maquina con el pistoletazo inicial de Carolina Pérez. En el aspecto lírico se hace denuncia de aquella clase religiosa que nunca fue dirigente, si no más bien dominante, y cuya careta cubriría la falta de legitimidad de su proceder para llevar a cabo su proyecto de sociedad. "Forsaken and Deprived" es otro tema que te transporta a los años dorados del metal extremo, como un repaso a los momentos musicales más recordados de la historia del género, inevitable no recordar al Morbid Angel del Covenant; que la banda cuente solo con Kimberly Orellana como guitarra solista me resulta sorprendente dada la laboriosidad en el que esta inmerso el instrumento durante todo el disco.  Desde "Sinister Mind" se posicionan contenidos que abren una brecha de hondura psicoanalítica en el que confluye "Tyrant’s Verdict" una verdadera joya en el que la tradición se propone ceder el paso a la modernidad a través de esta coyuntura endiablada en donde la ira es el único paliativo eficaz para el dolor. Cierra este disco  "Countess Bathory" cover de Venom que resulta anecdótico por su ocurrencia imprevista.

“Defiled in Oblivion” denuncia con brutalidad ensordecedora las nuevas formas de violencia y el papel que juega el hombre en la transformación de esta problemática. Su proceder podrá llamarse “justiciero” o “sanguinario” pero estoy seguro que no dejará a nadie indiferente. Porque la injusticia es el peor de los lastres que puede sufrir el ser humano. ¡Totalmente recomendado!



Calificación:  8.5/10

Lista de Canciones:

01. Dawa of Yousafzai  
02. Tormented by Atrocities
03.  Befoul My Existence
04. Inquisition Sins
05. Voices of Evirato
06.  Forsaken and Deprived
07. Sinister Mind
08. Purge the Rotten (Ones)
09. Tyrant's Verdict
10. 
Countess Bathory (Venom cover)
                                                                       

Páginas Oficiales:
https://castrator.bandcamp.com/
https://www.facebook.com/CastratorBand

 














Género: 
Heavy Power Metal
Origen: Australia
Fecha de Lanzamiento: 
02 de Mayo del 2022
 
Discográfica: 
Independiente

La modernización es un gran desafío, y el heavy metal tradicional no esta exento a ello, aunque le cueste seguir el trote tomado por las vertientes más extremas que desde hace un tiempo llevan la delantera en su camino a la innovación. Y es que los años no pasan en balde y la falta de interés por renovar las tradiciones clásicas no ha creado un ambiente sano para que el heavy tradicional despunte, a pesar de ello; cada cierto tiempo nacen propuestas que difieren de lo ordinario sin desencajar en el prototipo, y el EP homónimo de los australianos Ethereal Realm tiene mucho de ello.

Esta banda sabe darle un lugar primordial a la necesidad de renovar el género sin sobredimensionarlo en el intento, escuchas "Reign Of The Crown" y rápidamente entras en modo "campo de batalla" guiado por la tutela divina de la guitarra galopante, a esa velocidad y entre la guturalidad y los tonos más bajos, se prolonga como el rayo una cadena de coros que son tomados como gritos de guerra en cada relevo de voces. Para demostrar que no se tiene futuro si no se valora el pasado llega "Watch Us Bleed", atemporal como el licor añejo, tal vez un reconocimiento a los orfebres del ayer, monstruos de la talla de J.D. Kimball y Kenny Powell recaen en mi mente tras escuchar el tema.  Sin declinar la marcha prosigue "Time Machine",  todo un hit con esencia de buen gusto por las melodías gancheras, y que en complicidad con la guitarra logra un sonido compacto y sin fisuras.



"Nightmare" es el pináculo desde donde se visualiza la bien definida estructura que sostiene esta reseña, si piensas que el heavy metal tradicional esta obsoleto saca la cabeza del hueco donde la has tenido metida todo este tiempo,  por que en definitiva Ethereal Realm se  erige como representante legítimo y eficaz de toda una estirpe en vías de extinción.



Calificación:  7.9/10

Lista de Canciones:

01.  Reign of the Crown
02. Watch Us Bleed
03.  Time Machine
04. Nightmare
                                                                       

Páginas Oficiales:
https://etherealrealmofficial.bandcamp.com/
https://www.youtube.com/channel/UChTvxTCBhFr10RDDSG3FeVA

 



Género: 
Metalcore sinfónico
Origen: EE.UU.
Fecha de Lanzamiento: 
07 de Abril del 2022
 
Discográfica: 
Independiente


Pensaba que me estaba haciendo muy viejo para estas cosas, pero ahora me doy cuenta que todo es cuestión de predisposición, de prestar interés a lo que se escucha si es que aspiramos a comprender los matices que forman parte de una determinada composición musical, y el debut de Hämärä  llamado "Ivory Tower" tiene mucha información que no puede tomarse a la ligera.

En primer lugar, al tratarse de un disco de fusiones, de fusiones modernas para ser exactos, puede que te agarre con el cassete en blanco, sobre todo si no estas en sintonía con las tendencias que emergieron en las últimas dos o tres décadas en el mundillo del metal.  Si no te suenan subgéneros como death core, new metal , post hardcore o metalcore, te aconsejo ponerte al día lo mas pronto posible para que no te sientas un ermitaño en tierra extraña, si por el contrario;  con tan solo oír aquellas palabras se apodera de ti una ira que no puedes controlar, te recomiendo ir a terapia urgentemente hermano, por que debes de tener un problema muy serio en la cabeza. 
Una vez superado el primer recodo,  se nos ofrece una gran paleta musical que sin muchos desafíos enlaza ritmos ya conocidos edulcorados con una fuerte carga sinfónica.




Es así que después de una introducción coral de 
orquestación casi cinematográfica llamada "Across the Hills of Emyn Muil",   prosigue la veloz "Holy War" un tema que juega con la alternancia de las voces sin mayor obstáculo,  todas se sobreponen atraídas por la simplicidad técnica que las agrupa con gracia, "Hardly Awake" mantiene ese patrón estimulante de fragmentación de voces, algunas graves, otras ásperas y una que otra limpiaLa agrupación no descuida aspectos claves en la dirección musical que pretenden seguir, aunque evidentemente se sienten algunas ausencias significativas como la falta de compenetración de ambas guitarras o el mutismo que presenta el bajo, aun así el relleno es cubierto por el teclado que procura relacionar y dar cuenta de las articulaciones embellecidas por sus aportes, tal es su carácter individual que sirve como giro compás para temas como "Isolation" o la screamo "Under the Sun". 

No tengas miedo a seguir los andares del emotional hardcore que no te crecerán flecos ni nada de eso, a estas alturas ya todos sabemos a donde vamos y de donde venimos,
a continuación se presenta un tema guitarrístico de buen ritmo y beneficioso para tu ego, nuevamente al teclado le queda muy bien la labor de mantener la claridad del entorno y de hacer predecible lo impredecible.



"Retribution" parece relacionar las piezas entre sí, el trabajo en conjunto de las guitarras mejora significativamente y llegado "Withering Away" la cuota de Death Metal Melódico se hace presente, con esa estructura típica sueca de riff gancho al inicio sobre una capa de teclado bien extendida, esta vez los growls se anteponen reduciendo poco a poco su resonancia conforme avanza la disposición instrumental. Tremendo tema, de lo mejor del disco. Para terminar "The Fallen" proyecta progresiones de acordes de fuerte carga sentimental que compaginan muy bien con "Ivory Tower" que termina del mismo modo que comenzó, con un sonido de línea sinfónica constante que no recae a pesar de los alaridos del cantante.

"Ivory Tower" de Hämärä será como una piedra en el zapato para quienes piensan que "todo tiempo pasado fue mejor" o que "solo los ochentas fue real" porque ante todo representa una extensión simple pero con identidad de las numerosas descripciones musicales  emergentes de los últimos años. Banda con gran potencial.





Calificación:  7.9/10

Lista de Canciones:

01.  Across the Hills of Emyn Muil
02. Holy War
03.  Hardly Awake
04. Isolation
05. Under the Sun
06.  Retribution
07. Withering Away
08. The Fallen
09.  Ivory Tower
                                                                       

Páginas Oficiales:
https://www.facebook.com/HamaraMetal/
https://hamarametal.bandcamp.com/releases

                         


     



Fecha de Lanzamiento:
 23 de Agosto de 2021
País de Origen: Polonia
Sello: Inferna Profundus Records
Estilo Musical: Black Metal 


En esta oportunidad, hablando del más reciente lanzamiento de lo que es uno de los proyectos más prolíficos en la escena metalera mundial. Graveland, creación del inconfundible Robert "Darken" Fudali, lanza en esta ocasión, de la mando del sello Inferna Profundus Records, sello proveniente de Lituania, casa de algunos lanzamientos de la talla de Gehena y Enslaved. 

Inicio comentándoles que esta producción no es sino la continuación de lo que hace y ha hecho Graveland a lo largo de su historia, sonando exactamente igual a lanzamientos anteriores, ¿Y saben qué? Está bien. Está bien, en este caso, porque los polacos lograron consolidar un sonido tan propio de sí, que simplemente logran sonar, como el oyente espera que así sea. 




Si bien en términos sonoros el proyecto siempre contará con elementos más cercanos al Black Metal que a cualquier otro subgénero extremo, continúa introduciendo a sus letras y a su arte y en general a su concepto las grandes historias vikingas, no sólo cargadas con eventos históricos ciertos, sino con tramas mitológicas tan cercanas a los saberes ancestrales, que simplemente es imposible desligar un tema de otro durante la composición de cada disco, como es habitual en el género.

   

Y de nuevo, está bien. Esto, porque el sonido de lo que la historia del Metal Europeo ha tratado de denominar como "pagan" no puede (y no debería mutar a otros elementos); más allá de ello, en términos sonoros sigo encontrando muy interesante que Robert se empeñe aún en la adición de sonidos épicos muy propio de otros proyectos también vikingos y paganos, muy cercanos al sonido de guerra característico de este tipo de agrupaciones, dando especial lugar a instrumentos de viento y teclados (Muy propios de Robert también en su proyecto Lord Wind); la voz, atrás de todo, eminentemente rasgada y en ocasiones un poco a destiempo, lo que siempre ha caracterizado a Graveland, como Graveland. 




En cuanto al arte, no puede ser otro que el poderosísimo Fenrir por fin liberado de su atadura, Gleipnir bajo su promesa de romperse durante la batalla final del mundo, el Ragnarok, y a su derecha, Vidar hijo de Odín quien, de acuerdo con la tradición, sería el único capaz de matarle durante el fin del mundo concebido para los nórdicos. Y atrás, el símbolo por excelencia de la eterna dicotomía entre la vida y la muerte, y el ciclo sin fin de la existencia del Midgard. Jörmundgander, también conocido como la bestia que representa "la cinta del mundo", una serpiente tan enorme que puede alcanzar su cola con sus fauces, por fin liberada del agua de los mares para cumplir con la promesa de arrasar con la vida de todo lo conocido por el hombre.



Es también muy interesante la manera en como se encuentra estructurado este álbum: Si bien el sello hará distribuición del álbum en formato CD en Digipack, el disco está compuesto para ser disfrutado en LP, contando con dos lados notorios. "Ragnarok", marcando toda la historia del concepto del fin de los tiempos, y "Twilight" la porción de la historia en la que los dioses supervivientes deberán dar continuidad al mundo. 8 temas, divididos en 2 partes, en formatos altamente disfrutables para los coleccionistas.
No podía ser otro el lanzamiento de Graveland para los tiempos en los que vive la raza  humana, tiempos en los que el árbol de la vida parece empezar a marchitarse en una época en la que cada asunto humano parece acercarnos más al fin de los tiempos. "Hour of Ragnarok" definitivamente bien podría ser la banda sonora que ambiente el final de nuestros días a todo fanático de la música extrema que no tema hundirse por un segundo en el entendimiento de algunas creencias paganas.  Si bien Graveland es producto de la fuerza creativa de Robert en su mayoría, participaron en la grabación de este buen disco Skyth en el bajo, Ahrin en la batería, y el mítico Robert Fudali, en las voces, guitarras, y todos los demás arreglos de este lanzamiento. Recomendación especial: Escuchen Lord Wind.

Calificación: 8.5/10

Listado de Canciones

1. The Wolf of Twilight 
2. Hour of Ragnarok  
3. Conspiracy of the Wizards  
4. Children of Hyperborea  
5. Following the Azure Light  
6. The Three Gifts of the Gods 
7. Enlighted by the Wisdom of Runes 
8. River of Tears

Duración: 50:00

Páginas Oficiales: 


No olviden que la forma de apoyar a los artistas, es consumir su música. Si les gusta algo, ¡Cómprenlo!









Fecha de Lanzamiento: 27 de Agosto de 2021
País de Origen: Suecia
Sello: Despotz Records
Estilo Musical: Viking  Metal  

8 años tardaron los míticos Thyrfing para componer su más reciente y octavo trabajo discográfico, grabado en los estudios Floor Studios en Suecia, increíblemente mezclado en Hansen Studios en Dinamarca y lanzado por el sello, también Sueco, Despotz Records, elección por cierto, bastante interesante, después de haber lanzado su último trabajo discográfico bajo la trayectoria de NoiseArt Records


El disco no es para nada sorpresivo; pero no se alarmen: Es todo lo épico que puede ser Thyrfing después de una trayectoria ininterrumpida de 23 años. Sonidos que en medio de su ambiente te trasladan a las frías tierras nórdicas de sus creadores y que te conducen a lo más profundo de un viaje conquistador al último rincón del mundo. 



Los suecos, bajo este espectro, continúan con la línea sonora de su pasado álbum
De ödeslösa: punteos épicos, amalgamados con armonías vikingas, mezclados con grandes teclados u otros elementos ambientales que si bien, no propios del Black metal característico de la agrupación hasta el 2013, sí conforman una gran propuesta Folk muy apegada al concepto de la agrupación. 



Y este trabajo es eso: La consolidación de un estilo mucho más atmosférico en la riqueza de instrumentos y elementos que  complementan el paisaje folclórico muy propio del metal nórdico, pero llevado a parajes muy densos, con voces que juegan entre ser guturales, rasgadas y limpias, grandes coros masculinos y la inserción de algunas guitarras acústicas que ya habíamos escuchado en su pasado trabajo en el año 2017; en esta oportunidad, mucho más atraídos por instrumentos propios de la música clásica, y además la presencia permanente de una Gaita.



Encuentro muy interesante dentro de la composición de este álbum, que la banda apostase por la recordación de las canciones, sacrificando un poco la velocidad y el estilo vocal que acompañaron al estilo de Thyrfing desde su inicio; no obstante, es una producción tan perfectamente mezclada que esta “pérdida” contrario a generar un espacio vacío dentro de la experiencia de escuchar y disfrutar el trabajo, logra que el oyente se conecte mucho más con el concepto de la banda y con grandes momentos de Headbanging. 



Habitualmente, al final de mis reseñas, suelo recomendar una serie de bandas que se ajusten al oído del fanático, pero en este oportunidad sólo me resta mencionar que este disco si bien no es único al oyente asiduo de Thyrfing, si es el punto máximo de la consolidación de la identidad sonora de la agrupación, algo cada vez más difícil de encontrar en pleno 2021, en el que cada vez más agrupaciones optan por copiar fórmulas creadas por bandas legendarias, tan legendarias como Thyrfing, de hecho. No hay sugerencias que por ahora lleguen a compararse con este lanzamiento, salvo sugerirles que pueden escuchar a los siempre buenos Moonsorrow, Manegarm, y si se sienten muy festivos, el último álbum de Fintroll es una buena antesala a este glorioso lanzamiento. 



Thyrfing, en su versión 2021 es, Jens Rydén en la voz principal, Patrik Lindgren y Fredrik Hernborg en las guitarras, Joakim Kristensson en el bajo y arreglos en los teclados y Dennis Ekdahl en la Batería, siendo Lindgren el único integrante original de la agrupación, desde el 95 hasta hoy. 


Calificación: 9.5/10


Listado de Canciones


1. Döp dem i eld 

2. Undergångens länkar  

3. Rötter 

4. Fredlös

5. Järnhand

6. Håg och minne 

7. Träldomsord

8. Jordafärd


Duración: 48:51


Páginas Oficiales: 


https://www.thyrfing.com/


Redes Sociales:


https://www.facebook.com/thyrfingofficial/


https://www.instagram.com/thyrfingofficial/


Puedes adquirir material de la banda:


https://thyrfing.bandcamp.com/


http://despotz.se/2020/08/28/thyrfing/


Escúchalos en:


https://open.spotify.com/artist/2UGaMtxeXt8FQMCpxscnEJ?si=NS2kpFzmQ0Sql-bnbvVYRw&dl_branch=1

 


No olviden que la forma de apoyar a los artistas, es consumir su música. Si les gusta algo, ¡Cómprenlo!

 




Fecha de Lanzamiento: Marzo 17, 2021 

País de la banda: Indonesia 

Sello: New Standard Elite 

Estilo Musical: Brutal Death Metal




La pregunta de siempre, qué le ponen a la comida en Indonesia para que existan tantas bandas de Brutal Death Metal? O hay tanta banda tan extrema porque existe un miedo inconsciente pero colectivo a que un volcán vecino haga kabúmmm o que la ira de Gilgamesh se manifieste en un tsunami que borre a ese pintoresco país asiático conformado por pequeñas islas, que desde hace unos años para acá, le viene agarrando el gusto por lo extremo, tardando poco en masterizar y copiar (en el buen sentido, si es que lo hay) un estilo de música que demanda una cuota alta de técnica y estamina musical. Parece que es el turno de Asphyxiate, banda veterana fundida en lava ardiente en el año 98, al oeste de la provincia de Java por Josh, Reno y Adi, el primer vocalista de la banda, que moriría un año después. Pero, a pesar de esta baja, la banda continuó batallando y debutó en 2003 con su primer disco de larga duración. Le seguirían otros más, incluyendo a Altar of Decomposed, cuarto disco de estudio, producido por la disquera americana New Standard Elite. Sorprendente la cantidad de ruido que hacen estos indonesios para ser solo 3 sujetos levantados a base de nasi campur y rollitos de primavera. 



Me late que los Asphyxiate, se conocen de cabo a cabo, cada segundo de álbumes como el Effigy of the Forgotten, el Coran para este tipo de Brutal Death tan percusivo, baterías martillantes, imparables y precisos blasting beats, que suenan como una bestia gigante con taquicardia. Asimismo, el trabajo de guitarra sorprende por el empleo magistral de la técnica de los armónicos artificiales, tan característico de este estilo, solo que esta vez, Josh, quien además escribe las líricas y regurgita los cavernosos guturales, toma la técnica de los armónicos para crear melodías con los que matiza los riff principales. Da gusto que después de todo la banda haya podido sacar este álbum grabado, mezclado y masterizado en Apache Studio, en la ciudad natal de Asphyxiate en agosto del 2019 y 2020. Un disco con temas cortos en los que no hay que pensar mucho para disfrutar. Mejor dicho, este disco está conectado directamente a la corriente, sin polo a tierra. Su cabeza podría estar en riesgo de explotar, jamás lo escuche estando a pie limpio. 

Calificación 8,0 de 10 

 Lista de canciones

 1.Blood Feasting Ripping Putrescent

 2.Sickening Canvas of the Dead

 3.Barbaric Infatuation 

4.Inhuman Catharsis

 5.Altar of Decomposed 

6.Dried Human Prey 

7.The Saint Killer

 8.Rotting Remnants 

9.Desecration Through Slaughter

 10.Mutilated Human

 Links

https://www.deezer.com/en/artist/321423 https://www.facebook.com/pages/ASPHYXIATE/48611258883 https://www.instagram.com/asphyxiate_iddm/ https://mobile.twitter.com/asphyxiate_iddm




Fecha de Lanzamiento: 05 de Abril de 2021

País de Origen: Perú

Sello: Thrashirts 

Estilo Musical: Doom Metal 



Si tuviese que resumir el impacto de este disco, definitivamente es una profunda sensibilidad. Por su puesto, muy dado a su género, grandes momentos de silencio, sonidos naturales que crean atmósferas de profunda tristeza, por su puesto en un bellísimo marco sonoro armonizado en violines y pianos. Notas lentas, casi pesadas, y de hecho reflexivas a medida que el disco avanza. 

Lament Christ presenta así su primer Full Length, con un intro meramente instrumental y lluvioso durante casi 4 minutos de un paisaje silencioso y pausado, para dar inicio así, al corrido del resto de su álbum. Un disco de una hora y un poco más, en el que se aventuran a componer y lanzar canciones de más de 10 minutos, que aunque muy propias del género, bastante arriesgadas aún en la industria de la música extrema y en varios sub géneros metaleros. 



"He who despites life is not afraid of death... and not afraid of dying…"; este fragmento, parte de mi tema favorito del disco, The Aonaran, con el que a propósito finalizan,  resume la línea poética de las letras; más allá de reflejar un eterno dolor, -que sí, lo hacen a través de las atmósferas que presenta el disco más aún en el juego de voces rasgadas que logran durante toda la placa-  plasman un claro desprecio por la vida, por su puesto un sentir en exceso nihilista que minimiza al Ser y por su puesto a su existencia y su significado a su trascendencia sólo lograda a través de la muerte, a la que por su puesto más que enfrentarse, no le teme porque es el único momento cierto durante todo el ciclo. Es un disco que busca presentarte la muerte no desde lo más profundo de un sentimiento extremo, sino desde la sensibilidad de saberse vacío y sin ningún tipo de significado. 




A nivel sonoro, valoro dos cosas de manera bastante sobresaliente:  Logran adecuarse al género y producir la emoción que desean transmitir, sin saturar por demás sobre explotando una voz lírica femenina que a la fecha de hoy, es la clásica de todas las bandas del género: Vender el concepto audiovisual de su música a través de una chica que en últimas sonará igual a todas las chicas que cultivaron su voz siendo sopranos; la segunda: No sólo se encuentran voces guturales, también se encuentran gritos rasgados muy similares a los constantes en el Depressive Black Metal, que sin innovar, le agregan no sólo la pesadez, sino ese sonido desesperado que logra conectar con la emoción que transmite la integridad del álbum.  

Sin embargo, a pesar de contar con grandes momentos durante todo el disco, resaltando por su puesto las sensaciones que ya describí, debo decir que no es un disco de las calidades que se merece en su resultado final: La interpretación de los instrumentos en varios puntos se mezcla con la atmósfera al punto en que se saturan al lado del paisaje de las canciones, las voces guturales, si bien son guturales, se pierden de manera constante en ruidos que opacan las letras; por su puesto temas que poco o nada tienen que ver con la interpretación de los instrumentistas, pero que opacan al oído todo el gran trabajo compositivo que hay detrás, y que hacen que incluso el disco se torne monótono, no por la escogencia de su género, sino porque todo logra sonar exactamente igual, y no de la buena manera. 




Quisiera extenderme en honores, porque es un álbum que me conectó completamente como ya dije párrafos arriba, pero estos pequeños detalles que pudieron afinarse en el proceso de mezcla y producción, cambian de manera radical la experiencia general que te brinda escuchar un disco que incluso puede ser cercano musicalmente a bandas tan grandes como Tristania en su mítico Widow's Weeds,  teniendo este último una mejor masterización siendo grabado en el 98, más, siendo que la banda lanza su primer álbum completo después de un EP del año 1999.  

Finalizo esperando con ansias un próximo lanzamiento, no en aras de generar una exigencia sobre los artistas que recién estrenan su disco, pero sí generando un abrebocas a algo que pudo ser magistral, y simplemente se quedó en la sensación en lo que pudo ser mejor de lo que ya es. Lament Christ es Juan Carlos Sotelo, en la guitarra y las voces,  Roberto Palacios en la guitarra, William Castillo en el bajo, Diego Manrique en el violín, Luber Elend en los Teclados y el piano, Ronald Tinieblas en la batería. The Agonic Fall of Mourners fue lanzado por el sello peruano Thrashirts. 


Calificación: 6.5/10

Listado de Canciones

1. Loss
2. This Unbearable Pain
3. Drowned
4. So far from Paradise
5. Cursed into Eternal Void
6. Alone in my Dreamylands
7. The Aonaran


Duración: 01:05:03

Redes Sociales Oficiales: 

https://www.facebook.com/Lamentchrist

https://instagram.com/lamentchristofficial?igshid=1588s3apatx4x


Puedes adquirir material de la banda:

https://www.facebook.com/thrashirts

No olviden que la forma de apoyar a los artistas, es consumir su música. Si les gusta algo, ¡Cómprenlo!






Fecha de Lanzamiento: 12 de marzo 
País de la banda: Suecia 
Sello: Independiente 
Estilo Musical: Stoner Doom, Doom Metal 







Que alguien firme este grupo, pero ya… perdón por lo anterior, lo digo porque esto es droga para cualquier junkie de este particular estilo de Doom. Es material ilícito para alguien como yo, así que seguramente el score final esté coartado por mi gusto personal. Qué más da, piensen en que la banda autoprodujo este álbum, un punto a favor; porque el material de Sol i Exil (soy y exilio), segundo álbum de estos escandinavos, tiene toda la madera para haber sido producido por un sello especializado en este subgénero, pensemos en un Rise Above Recs, por poner un ejemplo. El caso es que no sabemos si el grupo quiso hacerlo a su manera, sin la presión de ningún contrato o el Stoner no es todavía un género tan mainstream como muchos pensarían. Naturalmente, el primer nombre en la lista para comparar (perdón por utilizar esa palabra odiosa) el sonido de este quinteto sueco, es Black Sabbath, aquellos 4 “hombres santos” vestidos con pantalones bota-campana, que lo crearon casi todo en los suburbios de la industrial Birmingham, en Inglaterra, décadas atrás. 



Así que la premisa de este disco no es que sea original, la premisa, si es que la hay, es que los Häxmästaren (Hechicero en sueco) tienen su caldero en ebullición en la temperatura exacta para cocer la piedra del Stoner/Doom. Pero, que quede claro que esto no es solo stoner a medio tiempo con guitarras Gibson SG, o no, la música de Häxmästaren también incorpora fibras melódicas disonantes desde la sección de guitarras, solos con un feeling que recuerda que estamos en Suecia. Asimismo, la canción en la que digamos, la banda coloca toda la carne en el asador: “Dödskult Ritual” cuya música explota diversos pasajes rítmicos y cambios de beat, dejando claro que ellos también pueden aumentar la velocidad del metrónomo, si así lo quieren. Lo que quiero decir, es que es un grupo con una alineación muy compacta, destaquemos también el trabajo vocal de Niklas Ekwall, remarcable, porque demuestra que tiene un registro amplio, pasando con facilidad por voces guturales, rasgadas hasta colocar poderosos agudos y vocalizaciones limpias en plan un poco a lo Candlemass, escuchar la canción “Wavelurker” o también el corte “Children of the mountain” que pone a casi toda la banda a hacer coros; en el plano vocal, esta banda lo bota todo en este disco. 

 Para terminar, el cierre corre por cuenta de la canción que le da nombre al disco: “Sol i Exil”, cantada completamente en sueco y con genial inicio con arpegio de bajo que toca fibras. No sé ustedes, pero yo voy apuntar el nombre Häxmästaren en un papelito que voy a pegar en la nevera con un subtítulo que diga: Stoner Doom, no perder de vista. 


 Calificación 8,2 de 10

 Lista de canciones: 

 1.Blood Moon 

2.Millennium Phenomenon 

3.Wavelurker 

 4.Dödskult ritual

 5.Children of the Mountain

 6.Growing Horns 

 7.Sol i exil

 Links: 

https://www.facebook.com/Haxmastaren 

https://haxmastaren.bandcamp.com/album/sol-i-exil 

https://www.instagram.com/haxmastarentheband/ 

https://open.spotify.com/artist/4QIrLC5UQozsI9g2pzYvQT 

https://www.deezer.com/en/artist/14443919?autoplay=true






Fecha de Lanzamiento: 12 de marzo de 2021 
País de Origen: Estados Unidos
Sello: Independiente
Estilo Musical: Black Metal



Black Metal Old School en pleno 2021. Así se resumiría este lanzamiento, que aunque americano, se acerca mucho a varias bandas escandinavas en su sonido, por su puesto en su arte y en sus líricas. Algo de Doom, algo de Thrash, y mucho ocultismo en 40 minutos de Líricas muy influenciadas en la mitología y en general en la magia nórdica. 

Esta agrupación, relativamente nueva, pues su primer lanzamiento es de apenas de 2019 y se trató de un EP de 29 minutos, quiso mostrar una inmensa mejoría en la calidad de la grabación entregada este año, que aunque independiente, logra una calidad exponencialmente mejor a su primera entrega. Igual, no es para tanto; la intención de la banda es claramente rescatar los primeros sonidos de la primera ola del Black Metal europeo, guitarras mucho más cercanas al Thrash, canciones rápidas e intensas y composiciones simples pero cargadísimas de un espírita negro enorme.


Escuchar este álbum fue querer invocar una cerveza y toda la energía de un excelente Black Thrash, incluso en extremo cercano a "The Return of The Darkness and Evil"  de la Legendaria Bathory: Simple, pero extremadamente oscuro y lleno de simbolismos. Debo decir que la banda claramente no crea una identidad en cuanto a su sonido o si propuesta visual, pero su identidad es esa: Llegar a las raíces del Black Metal en una época en la que cada vez más surgen propuestas más cercanas al Post Black Metal, y en el cada vez más los artistas deciden ocultar sus rostros o generar un tipo de creación ritual. Y acá, nada de ello. 

El álbum empieza rápido e intenso y se mantiene así durante toda la placa, dejando sólo como espacio libre de ruido, su intro; por lo demás, disfruté muchísimo el tema "March to the Ovens" y casualmente "The Return", un cover magistramente interpretado por su parte, a propósito del final del disco y su clara influencia por Bathory. Un álbum cuya magia es en mantenerse enormemente clásico y negro. Sin mentiras, sin poses. Un disco que no nace de las entrañas del infierno, pero sí de lo más frío y recóndito de las latitudes del norte. A eso suena. Simple, duro, pero despiadado hasta la médula. 



Un álbum ampliamente recomendado para quienes admiran la primera etapa de Bathory, (Como ya lo dije) Profanatica, un poco incluso a lo hecho por Archgoat y paraciéndose sin parecer, a los también legendarios Root. Nada más que decir de un álbum duro, rápido e independiente, en cabeza de cuatro norteamericanos: Joe Doom en el Bajo y la voz;  Matt Glidden en la Batería y en las guitarras Jeffrey Snader y Zach Hornick. 

Calificación: 8/10

Lista de Temas: 

1.Intro
2.Black Stain
3.Ghouls of the Sea 
4.Black Bear Mauling 
5.Endless Suffering
6.Frozen Alchemy
7.Snær 
8.March to the Ovens
9.The Return Of Darkness And Evil (Bathory cover)

Duración: 41:05 

Páginas Oficiales:




Pueden adquirir el disco en su perfil de Bandcamp:


Pueden escuchar el disco en Spotify: 


No olviden que la forma de apoyar a los artistas es consumir su música. Si les gusta algo, cómprenlo. 






Con la tecnología de Blogger.