Fecha de Lanzamiento: 06 de Marzo del 2020 
País de la Banda: Inglaterra
Sello:Nuclear Blast
Estilo Musical: Doom Metal








My Dying Bride dentro del mundo extenso del Doom Metal, es un importante referente a seguir para cualquiera que este inmerso dentro del estilo, además de aquellas personas de otros estilos dentro del Heavy Metal que siempre reconocen el grandioso trabajo de estos maestros ingleses a nivel mundial. Ya que con catorce álbumes en estudio, incluyendo este "The Ghost of Orion", la banda demuestra una inagotable fuente de inspiración álbum tras álbum, y permanece como el último bastión inquebrantable de esencia pura desde los 90s, ya que sus coterraneos como Anathema y Paradise Lost decidieron irse por otros rubros musicales, y Decomposed desaparecieron de la faz de la tierra. Además de tomar en cuenta que de todas las bandas de los 90s que se iniciaron junto a ellos como Katatonia, Tiamat, etc decidieron seguir otros ámbitos musicales; por lo tanto, dejaron a My Dying Bride como el único exponente del verdadero sonido melancólico que no claudica ante nada y que este "The Ghost of Orion" es una prueba más de que la banda sigue con las mejores ideas y que nadie puede hacer lo que ellos hacen durante 30 años, y lo mejor de seguir dentro de este camino doomer en casi una hora de recorrido que tiene esta nueva larga duración de los ingleses. 

Uno de los detalles de este "The Ghost of Orionque llama la atención de los medios especializados y hasta como parte de promoción para sus noticias, es sobre el tiempo que la banda demoró en comparación de otros discos, y fue porque Aaron Stainthorpe tuvo problemas familiares y gracias a ello se tuvo un pequeño retraso en comparación de otros álbumes, pero a la vez hizo que la banda tuviera muchas más fuerzas después de unos años, garantizando que su sonido es de lo mejor y que se tiene a una banda integra como siempre. Donde uno de los detalles más llamativos de toda la presentación del álbum, es la versión visual, ya que el trabajo hecho por Eliran Kantor (Acrania, Archspire, Atheist, Big End Bolt, Bloodbath, Ex Deo, Fleshgod Apocalypse, Hate Eternal, Iced Earth, Incantation, Kataklysm, Krisiun, Mors Principium Est, Soulfly, Testament, Thy Art Is Murder,  Unfathomable Ruination)  es uno de las mejores que se puede ver en estos tres primeros meses del 2020, y la cual probablemente sea la mejor caratula de este 2020 en muchos de las selecciones que saldrán el 2021. La cual encapsula la magia de Orión y el romance desde un punto de vista muy personal de My Dying Bride, sin olvidar que los detalles como de la producción, mezcla y masterización del disco, los cuales tienen un altísimo nivel de detalles para lo que requiere esta leyenda del Doom Metal; la cual sigue incesante en cada riff y esquema musical que nos tienen acostumbrados. Tomando los mejores elementos de muchos discos de su carrera como por ejemplo "Songs of Darkness, Words of Light" (2004) y con una breve alianza en lo que y estuvo pasando en "A Map of All Our Failures" (2012), pero siempre tratando de ir más allá de lo que se conoce y presionar al máximo su música. 


Cada vez que My Dying Bride presenta una nueva larga duración, es de aquellas presentaciones que se tiene que darle varias vueltas hasta poder ver que esta pasando con esta nueva faceta de la banda y hacia donde quieren llegar con esta nueva propuesta; además que después de treinta años de formación y veinte ocho años de su majestuoso "As the Flower Withers" (1992), la banda siempre supo como hacer discos mejores y que pocas veces se repitan entre sí, tomando los mejores elementos de lo que pasó, es y será. Siendo algo que muy pocas bandas llegan a hacer después de tanto tiempo de actividad; entonces, desde que todo empieza con el primer sencillo de "Your Broken Shore". "The Ghost of Orion" presenta un disco impotente, donde lo melancólico y denso de su estilo se comienzan a apropiar de los parlantes, y las voces a mixtas de Aaron son un deleite que se enmarañan en cada uno de los esquemas de la banda y con cada uno de los instrumentos. Una canción que presenta a My Dying Bride con la mejor de sus expresiones, viendo todo lo que el disco puede dar desde el inicio, y que en pequeñas partes podrás a encontrar a los ingleses un poco más íntimos y personales que con otros discos, porque lo interesante de este álbum es como la banda comienza a cambiar de síntomas musicales canción tras canción, y a ello sale "To Outlive the Gods". La cual no tiene nada que ver con lo primero que se escucho en la banda, presentándose de una manera mucho más  conmovedora por los violines y teclados de Shaun Macgowan,  y a ellos ensalzarlo de una manera interesante con las voces con efectos. 

"Tired of Tears" es la canción que retrata la situación familiar por la que atravesó Aaron, y la cual nos encasilla con el lado personal del vocalista, la cual se expande a todos los instrumentos y tiene un deleite instrumental en los violines que le dan esa naturalidad personal que pocas bandas logran en su música y que solo My Dying Bride lo logra hacer. Luego con "The Solace" la banda trae viejos recuerdos que se asemejan a cánticos de viejas épocas dentro de la Europa llena de clanes sin misericordia y desapariciones misteriosas que albergaron una idea primigenia sociedad y de corte bizantina que invoca soledad, tristeza, dolor y muchos de aquellos sentimientos que solo se pueden experimentar cuando estas en la brecha psicológica de un sinfín de pensamientos. Algunos podrán asociarla con cosas muy personales, y otras con partes grises dentro del transcurso diario de cualquier ente, pero lo que importa es que la canción evoca un gran cantidad de sentimientos que no se pueden ver desde un mismo sentido, y que ese instante demuestra que se puede cruzar la raya de muchas cosas y así encajar con "The Long Black Land". La cual nos regresa en cierto modo a lo que se escucho en su primera canción, donde las disonantes notas al aire de Andrew Craighan son otras de las partes más llamativas del disco, porque por más que los hayas escuchado en las composiciones pasadas con otros integrantes, Andrew mantiene esa sinceridad para hacer de ese sonido algo adictivo y que no dejes de enfocarte en como puede desarrollarse un tema en disonancias, arpegios y otros detalles relevantes armónicos que llegan a ser un deleite completo de sensaciones.    


Iniciando con las tres últimas canciones, nos encontramos con la homónima "The Ghost of Orion", la cual pertenece al concepto antes dicho de hacerse más personales en este disco y que con solo tres y minutos y medio, My Dying Bride nos encierra en aquello que se vuelve muy adictivo para escuchar y estar pegado a aquello que muchas duele internamente pero no se puede decir, y que poco a poco se torna un misterio de como avancen las cosas en el pensamiento futuro entre susurros que se adentran más y más en tímpano y así conectar con "The Old Earth". Canción que es la más larga de todo el álbum, donde cada segundo es tan importante y que no es justo escucharla distraída, porque te darás cuenta de como la banda desde una pequeña situación sonora de su anterior canción, comienza a fundirse con lo que se viene, y hasta por partes te recuerda a ritmos de su primer álbum por instantes. Y para terminar el álbum se tiene "Your Woven Shore", la cual cierra el concepto de la orilla abierta en el primer segundo, pero que se cierra con un borde instrumental hecho de manera magistral y sencilla. 

"The Ghost of Orion" es un disco que no necesita más explicación, porque tiene todos los elementos para ser el álbum Doom Metal de este 2020 y que no tiene miedo a reinventarse en ese pequeño mundo llamado My Dying Bride. Gran disco y gran regreso después de cinco años, todo un ejemplo de como una banda de su estilo de madurar con cada paso que da y sin ponerse tediosos o demasiado lentos en lo que casi llega a una hora de música. Altamente recomendable.  


Calificación: 10 / 10


Lista de Canciones:

1. Your Broken Shore
2. To Outlive the Gods
3. Tired of Tears
4. The Solace 
5. The Long Black Land
6. The Ghost of Orion 
7. The Old Earth
8. Your Woven Shore

Páginas Oficiales:




Fecha de Lanzamiento: 01 de Marzo del 2020
País de la Banda: Perú
Sello: Thrashirts 
Estilo Musical: Death Metal









Tuvieron que pasar siete años para ver la segunda larga duración de Necrofagore, y esta vez los provenientes de la capital peruana presentan un cambio de 360 grados en todo sentido, porque aquellos que se quedaron pegados con "Macabre Finding" (2013). Encontrarán a una banda madura a nivel compositivo e inclinada hacía el lado sueco del Death Metal, con los matices rock and roll en sus líneas y con influencias determinadas en bandas para mencionar que siempre están ahí; además que debido a la producción de Dan Swanö (Acheron, Aeon, Ancient, Antropomorphia, Asphyx, Barren Earth, Bloodbath, Bodyfarm, Cut Up, Dark Funeral, Dawn, Dawn of Disease, Desecravity, Desultory, Dissection, Edge of Sanity, Entrails, Fervent Hate, Gorement, Hail of Bullets, Hypocrisy, Illdisposed, Incantation, Insomnium, Interment, Katatonia, Malevolent Creation, Marduk, Merciless, etc), la banda adopta esa esencia pura del estilo al 100%, la cual pertenece al movimiento sueco de estos últimos años que se esta esparciendo por todo el globo. 

Comenzando a ver esta segunda larga duración "Into the Gloom of the Buried Valley , denotamos que el trabajo visual fue hecho por la guitarrista de la banda Katiuzca Guerrero (Disinter, Excruciate 666, Grave Desecration), haciendo la parte de caratula de la banda y el logotipo, manteniendo ese sentido opaco y lúgubre de esta clase de bandas, donde se podría decir que el logotipo de la banda no encaja muy bien en el concepto general del álbum; pero si la banda lo desea así, pertenece a otra materia de conversación. Entonces, en lo que va del diseño de la caratula, la banda se enfoca en ideas de muerte y terror que terminan siendo absorbidas por el remolino de muerte que se puede relacionar con muchas partes del infierno de Dante o la colina Yomotsu, lugar que termina de enviar a las almas en pena hacía el inframundo. Siendo así que la caratula tiene un sinfín de acepciones para los que quieran adentrarse un poco más en ese sentido, además en comparación de las dos versiones visuales de su primer álbum, Necrofagore se tomo con mayor énfasis y calma la idea de presentar una caratula acorde a las nuevas expectativas del Death Metal, la cual no será la mejor en todo el circulo mundial del estilo, pero si ayuda a que la banda tenga mejor perspectiva para verse en otras latitudes. Porque colindan las ideas musicales y de inspiración subterránea que le quieren dar a este  "Into the Gloom of the Buried Valley". 



Algunas reseñas se enfocan en la cantidad de invitados que un disco pueda tener, pero a medida que avanza los segundos audibles en este nuevo álbum, el aporte de los invitados no es notorio, porque la banda tiene un estilo exacto de como hacer las cosas. Además que por los antecedentes del estilo y el que ahora tiene la banda, su música no necesita resaltar muchos esquemas, porque si eres amante del estilo sueco en sus pequeñas inclusiones de otras ramas del Heavy Metal, denotarás que el abanico de ritmos musicales y esquemas compositivos son reducidos, pero eso no significa que la banda sea mala o este por un camino de copiar y pegar ritmos hechos hace más de 30 años. Debido a lo que se tiene con este "Into the Gloom of the Buried Valley", es el reflejo muy bien hecho de cosas en el pasado y tomar algunas de ellas para hacerlo de manera sobresaliente en muchos instantes de su música a nivel global. Siendo el punto a favor de Necrofagore, porque se nota que en esos siete años de silencio, la banda pensó muy bien las cosas y pudo tener algo llamativo entre manos, el cual a futuro será indispensable para los amantes del estilo sueco de esta parte del mundo, donde se tiene que acotar; a medida que la banda demuestra sus influencias sin temor a sonar a bandas determinadas, estos peruanos, tienen el potencial necesario para seguir escarbando en un siguiente álbum y poco a poco tener algo interesante entre manos. Estando muy de cerca con sus colegas de Fervent Hate, quienes tienen la misma idea, pero que luego de dos álbumes, ya tienen las cosas más claras. 

Como se dijo desde el primer párrafo, Necrofagore hizo un cambio completo y esta vez esa medida les trajo un disco interesante, ya que desde que todo comienza con la introducción instrumental de "Beyond the Pestilence", la intensidad rítmica es la idea después del frenético solo de guitarra, y luego sesión moshera de doble pedal que se te pega en las neuronas automáticamente para empalmar con "The Incestuous Beast". Dándole ese empiezo necesario para que comiences a poguear o mover la cabeza a más no poder, acelerándose por momentos en el doble pedal y de ahí teniendo el clásico blast beat del estilo, donde los armónicos entre ambas guitarras juegan un rol importante, porque están cuidadas al máximo, y se te quedan en el cerebro. Luego con "Morbid Murderer", el riff inicial indica para donde nos estaremos moviendo a nivel rítmico, porque a medida de 4 cuerpos de riff avanzan con notas al aire y de ahí en el proceso de esos 2 cuerpos el Death Metal comienza a acelerar y se intercala con blast beat y partes aceleradas, siendo lo más resaltable de todo el tema, cuando se adhieren teclados que son ejecutados por  Carlos Medina (Despondent Chants) y Toño Douncan Cavernario” (Psicorragia), además de ser el curioso detalle que ambos artistas pertenecen al listado de bandas que tiene el sello discográfico Thrashirts. 






"Tombs Under the Hecatomb" es un tema que pertenece y encaja al desglosado estándar de todo el álbum, la cual es nutrir de intensidad y de variedad con algunos detalles sobresalientes, como del bajo a los dos minutos con veinte y cuatro segundos, el cual le provee una variedad más a todo álbum y como se dijo, en pequeñas cosas, la banda tiene un detalle extra. Luego con "Funeral Ceremony of Devourment", las ideas comienzan a ponerse más densas y es hasta este punto que la banda suena bien, asentándose en lo que los maravilla de la escena sueca, siendo el tema más acelerado de todo el disco y de ahí enlazarse con la adictiva rítmica de "Evil Powder of Revival". 

Con "Malignant Dust of Cemetery" la banda se encapsula más en lo que se conoce del estilo sueco y se tiene una canción intensa y poderosa, ya que gracias a los coros guturales se te queda en el cerebro desde el primer instante "Dust", "Dust". Terminando el álbum nos encontramos con "Unholy Night to Desecrate Graves" y "Ancient Trees of Sacrifice", canciones que cierran un excelente regreso de NecrofagoreSiendo el único detalle en contra de todo disco, que el doble pedal en muchas instancias no tiene un sonido real y tiene mucho que ver con la edición del álbum en su momento, más no con la idea de Dan Swanö en el resultado final. Fuera de ello, el disco es un redondo completo y disfrutable para todo los gustos, porque ya no se cierra en solo sonar salvaje como lo hizo en su primer álbum, sino en darle la necesaria intensidad para que todo sea muy entretenido de escuchar. 


Calificación: 8.5 / 10 

Lista de Canciones: 

1. Beyond the Pestilence
2. The Incestuous Beast
3. Morbid Murderer
4. Tombs Under the Hecatomb
5. Funeral Ceremony of Devourment
6. Evil Powder of Revival
7. Malignant Dust of Cemetery
8. Unholy Night to Desecrate Graves
9. Ancient Trees of Sacrifice

Páginas Oficiales:






Fecha de Lanzamiento: 21 de Febrero del 2020


País de la Banda: Bélgica

Sello: Gates Of Hell Records / Cruz del Sur Music

Estilo Musical: Heavy/Speed Metal





El Heavy/Speed Metal más clásico se sigue resistiendo a morir, a pesar de la increíble evolución del Metal en diferentes géneros y subgéneros, los sonidos ochenteros demuestran que son más que una moda pasajera. Así en pleno 2020 nos sigue llegando discos de bandas que apuestan por este sonido, lo cual no me parece mal, siempre hay público para este sonido, además que si el resultado es bueno, pues no hay vuelta que darle. En esta oportunidad nos llega material de la banda belga TerrifianT quienes luego de su demo lanzado el año pasado, nos entregan ahora su debut homónimo en donde apuestan por una mezcla de sonidos ligados a la NWOBHM y Heavy Metal estadounidense, logrando un sonido que es contundente en su Speed/Heavy Metal. Liderados por Lord TerrifianT en las voces y ZZ Slop en guitarras quienes eran dúo originalmente, posteriormente se les unieron Sniffany Baggs en el bajo, Slime Valdi en guitarra y Alcoloic en batería.



Luego de una introducción de guitarras épicas nos cae el primer proyectil bajo el nombre de "Devil In Transport" que es puro Heavy/Speed Metal y en donde el juego de voces y las guitarras nos trae a la mente a Mercyful Fate en una canción que no da mucho respiro y en donde aparecen solos por doquier. "Bed Queen"  es quizás la más rápida del disco, puro desenfreno sin hacer alarde de un buen sonido o técnica la banda apela a llevar todo al extremo desde las base rítmica, pasando por las guitarras y sus solos terminando en la voz que apuesta por las notas agudas. "Just Because I Can" va a medio camino entre el Hard Rock/Heavy Metal con un sonido más emparentado con la NWOBHM salvo por la voz que a estas alturas podría decir que es de aquellas que amas u odias, no hay términos medios aquí. El Speed Metal regresa con "Metal And More" aunque la voz a ratos me recuerda Accept, si bien la canción mantiene una velocidad constante hacia mitad de canción dan una pausa para un melódico y épico solo de guitarra y armonías a doble guitarra de sonido bien clásico que está entre lo mejor del álbum. 


Llegando a la parte final escuchamos "Speedline" que tiene un sonido Speed Metal pero más sucio y hasta Rockanrolero a veces (cierto aire a Motorhead), es más la voz hace uso de notas más duras aquí mientras que los solos de guitarra siempre son precisos, nada pretenciosos por cierto pero llenos de sentimiento. "Iron Mountain" es la canción más larga del disco y aquí el inicio resulta engañoso pues es más Hard Rockero, ya luego pisan el acelerador aunque la canción ofrece ciertos cambios de ritmo para que haya momentos más "pausados". El final llega con un cover a la cantante estadounidense Pat Benatar  (sí, la de "Love Is A Battlefield"), en este caso hacen una versión muy Hard/Heavy de su canción "Heartbreaker" que queda bien adaptada al desenfreno de la banda belga.



Es un buen debut de esta banda belga, si les gusta esos sonidos clásicos, disfrutarán estos 36 minutos de locura total y puro Speed/Heavy Metal. Como dije antes, puede que la voz no agrade a muchos y en cuanto a la banda en sí, no hay mayores pretensiones por mostrar una técnica envidiable sino se enfocan en la intensidad y el sentimiento que buscan transmitir en cada canción, quizás por ello incluso la producción y el sonido del álbum resulte algo que deja mucho que desear, pues suena algo descuidado, quizás buscando sonar a la vieja escuela, en fin depende de cada oyente, si no son exigentes en ese aspecto, pueden mover l cabeza un buen rato con este álbum.

Calificación: 7/10

Lista de canciones:


1. Steel for Life 03:19
2. Devil in Transport 03:43
3. Bed Queen 03:41
4. Just Because I Can 04:37
5. Metal and More 05:04
6. Speedline 03:55
7. Iron Mountain 07:16
8. Heartbreaker (Pat Benatar Cover) 05:02






Fecha de Lanzamiento: 27 de Marzo del 2020

País de la Banda: Dinamarca

Sello: Mighty Music/Target Group/SPV

Estilo Musical: Rock/Folk

The Grenadines es una banda danesa que practica cuyo sonido surca los senderos del Rock/Folk claramente influenciado por artistas como Bruce Springsteen, Neil Young, Mark Knopfler entre otros. Su primer álbum titulado simplemente "The Grenadines" fue lanzado en el 2015 pero el disco que reseñamos es el segundo titulado "Band On The Radio" y que al parecer fue lanzado originalmente en el año 2018. 


El sonido de este segundo álbum es más orientado al Pop/Rock en realidad aunque esto no desmerece el resultado pues las 11 canciones son directas y todo un manjar para los oídos debido a las hermosas melodías que salen de las guitarras, teclados y la buena combinación de voces logrando canciones que nos atrapan desde la primera vez que las escuchamos. Eso sí en general la atmósfera de la mayoría de canciones invita a la calma y el disfrute aunque no falta por ahí alguna canción como "Sweetest Dream" que rompe con ello, sonando algo más fuerte y muy en la onda de los 4 grandes de Liverpool; o la hermosa "For You I Would Die Again" cuyos sonidos y ritmo resultan más alegres resultando en uno de los mejores hits del disco.


En general resulta ser un disco muy bueno si estás familiarizado con estos sonidos o deseas escapar del ruido por un momento. En lo personal me quedo con el inicio con "Fireworks" que tiene una teclados sublimes, hermosas y suaves guitarras además de una voz que inspira paz; "Brighter Days" que tiene un ritmo más animado y con un gran trabajo de voces mientras que "The Mountains" cierra un inicio perfecto con ritmos y voces más melancólicas que es de lo mejor del álbum y lo cual se repite más adelante en "Rufio And The Rancor". También hay momentos más lentos y casi baladas como en "High Hells", "A Letter", "Band On The Radio" y el final con "Time Comes in Blue" que no desentonan debido a la buena combinación de voces melódicas y llenas de sentimiento además de los hermosos arreglos de teclados y guitarras. Si desean escapar de las mismas bandas de siempre que las radios locales ponen hasta en la sopa o éxitos de hace 40 años pues aquí tienen una buena opción para escapar de todo ello.

Calificación: 8/10

Lista de canciones:


1. Fireworks
2. Brighter Days
3. For You I Would Die Again
4. A Letter
5. Sweetest Dream
6. High Heels
7. Rufio And The Rancor
8. The Band On The Radio
9 The Falling Of The Rain
10. The Mountains
11. Times Come in Blue





Fecha de Lanzamiento: 21 de Febrero del 2020


País de la Banda: Finlandia


Sello: Scarlet Records


Estilo Musical: Folk Metal




Finlandia, el pequeño gigante del Metal, siempre nos trae sorpresas por la gran cantidad de bandas de Metal que surgen de un país que posee casi al mitad de la población de la ciudad donde vivo (Lima, Perú) y que sin embargo posee una interminable lista de bandas, lo más seguro más que en mi país. En esta ocasión llega a nuestros oídos el segundo álbum de la banda de Folk Metal Verikalpa, éste nuevo álbum lleva por nombre "Tuoppitanssi" y nos garantiza como siempre música alegre, aguerrida y letras que hablan de guerras, batallas y el infaltable alcohol. La banda actualmente la conforman Sami Knuutinen en el bajo, Jani Ikonen como vocalista, Jussi Heikkilä en guitarras, Jussi Sauvola en los teclados, Jari Huttunen como baterista y finalmente Sami Ikonen en guitarras. 




Este es un disco que nos engancha con mucha facilidad si gustamos de sonidos afines al Folk Metal claro está y esto se nota desde que escuchamos "Naulattujen vaellus" que es la mejor forma de empezar, ya que es una canción que transmite mucho poder y posee melodías muy épicas además de una voz aguerrida como requiere el estilo. A diferencia de otras bandas de Folk, si bien los ritmos son alegres en las canciones,  es común encontrar momentos donde utilizan muchos blast beats, que dotan de momentos de intensidad a cada canción y esto podemos escucharlo desde la primera canción aunque se manifiesta de forma más clara desde "Talonväen teuraat". Y ya que mencioné ritmos alegres, pues ese momento llega con el tema homónimo que empieza de esa forma aunque luego desemboca en un riff más propio del Speed/Power Metal que del Folk, sin embargo los sonidos ligados a este estilo permanecen en todo momento además de incluir unos coros que resultan épicos a mitad de canción. Algo que la banda demuestra, es tener la capacidad de crear sonidos memorables que acompañen a cada canción. Uno de los puntos altos llega con "Sankari, saatana, kostaja" donde la voz gutural se despacha unas líneas vocales épicas en un medio tiempo que desemboca en un coro muy pegajoso, claro está, las partes extremas también aparecen, que es algo que lo distingue de otras bandas, pues es Folk, pero no deja de lado sonidos o ritmos más extremos.



El resto del álbum se mantiene variado contando con medios tiempos como "Varjosahti", "Peikon kieli" y "Verimat". Canciones más veloces como "Karhunkaataja" y "Mettäväinö" mientras que las últimas 2 canciones nos permiten apreciar el lado  más alegre y Folk. Al final queda decir que esto es una grata sorpresa pues si bien es una banda de Folk, hay sonidos ligados al Melodeath o incluso Speed/Power Metal, lo cual se nota sobre todo al poner atención a algunos riffs de los cuales hacen uso y los diversos cambios de tiempo en donde los blast beats y ritmos más extremos aparece. Y bueno a diferencia de otras bandas que ponen más énfasis en los instrumentos "Folk", aquí la guitarra no pierde su protagonismo y se disfruta mucho sin que por ello deje de sonar Folk. Dicho todo esto, si son fanáticos de bandas como Finntroll o Korpiklaani aquí algo de ambas y mucho más.

Calificación: 8.5/10

Lista de canciones:


1. Naulattujen vaellus 04:08  
2. Talonväen teuraat 03:51   
3. Tuoppitanssi 03:37
4. Sankari, saatana, kostaja 05:18  
5. Varjosahti 03:46  
6. Peikon kieli 05:04  
7. Verimaat 04:02  
8. Karhunkaataja 03:11  
9. Mettäväinö 03:39  
10. Haaksi 04:36  
11. Tuonen miekka 05:04  





Fecha de Lanzamiento: 10 de Enero del 2020



País de la Banda: Estados Unidos



Sello: Independiente



Estilo Musical: Progressive Metalcore / Djent






Vernon Of Persia es una banda de Progressive Metalcore y Djent procedente de San Antonio, Texas. La banda fue formada por los hermanos Kalen Thomas (guitarra principal) y Tyler Thomas (batería), a ellos se sumaron en el 2016, George Anthony (vocalista), Steven Giro (bajo) y Jaime Vargas (guitarra). Su debut "Relativity Of Back" fue lanzado en al año 2016 y desde entonces han tratado de hacerse un lugar en la escena a través de sus actos en vivo, llegando a compartir escenario con bandas como As I Lay Dying, Suicide Silence entre otras. Este nuevo álbum, "Ascend" fue autoproducido por la propia banda.



Esta nueva producción cuenta con 06 canciones en donde encontraremos sonidos relacionados al Metalcore, Progresivo e incluso Djent. La producción en general resulta  melódica aunque hay momentos de mucha pesadez como en la canción inicial "Weightless" donde hay una marcada influencia de Meshuggah aunque el lado Metalcore aflora sobre todo cuando aparecen las voces limpias y eso sí, hacen gala de mucha técnica al momento de ejecutar sus instrumentos. El tema homónimo por su lado hace énfasis en el Progresivo y Metalcore, aquí nuevamente la voz se luce con un coro muy melódico. El lado Meshuggah regresa en el inicio de "All Through My Veins" que resulta estar entre lo más pesado del disco, sin embargo llegando al coro nos regalan uno de los mejores y más melódicos coros del disco junto a unos teclados que llegan en el momento justo. Los sintetizadores regresan al inicio de "Inner Sleep" que luego evoluciona en una canción más pesada sin embargo menos inspirada que las canciones anteriores, salvo algunas estrofas que suenan muy accesibles. Ya casi al final suena "Sea Of Trees", que resulta ser la canción más accesible del álbum sobre todo en lo momentos donde se usa voz limpia . Finalmente este álbum cierra con "Marc Of The Okubo" en donde desde el inicio se van por senderos más pesados y técnicos pero como es de esperarse el coro es muy melódico y de lo mejor del disco.


Este álbum resulta ser corto, no más de 30 minutos de música, sin embargo las canciones que presentan resultan interesantes, no es un trabajo redondo en general pero es muy disfrutable si les gusta el sonido del Djent, Metalcore o simplemente Progresivo, pues sonidos de estos estilos aparecen constantemente en la avalancha sonora que propone la banda. Hay momentos muy melódicos sobre todo en los coros que logran enganchar desde la primera escucha, sin embargo en algunas canciones como "Inner Sleep" no llegan a convencer.


Calificación: 7.5/10

Lista de canciones:

1. Weightless 03:46
2. Ascend 04:05
3. All Through My Veins 03:43
4. Inner Sleep 04:34
5. Sea of Trees 04:50




Género: post-black metal
Origen: Rusia
Fecha de Lanzamiento: 
17 de Enero del 2020
Discográfica: Independiente










Cuando el black metal empezó a saturarse de bandas haciendo lo mismo, fueron las pioneras quienes dieron el primer paso a la experimentación y fusionarse con otros estilos, como Darkthrone, Satyricon, etc. yendo hacia un lado mas punk y rock.

Posterior a eso, surge un grupo de fans del estilo quienes desean volver al sonido sucio y repulsivo que originalmente tuvo el black metal, sin embargo dentro de este nuevo extremismo surge el Depressive Suicidal Black Metal (DSBM) cuyos principales exponentes usan lo mejor del estilo para hacerlo masivo y ya no subterráneo como en un principio fue. Mientras las bandas seguían el camino del DSBM, haciéndolo sucio y extremo, el grupo de bandas mas conocido tenían un sonido sofisticado, mas elaborado, y con letras que ya no eran oscuras. Esa transición de DSBM hacia sonidos menos subterráneos fue etiquetado como Post-Black Metal, y ese es el estilo que nos trae esta banda de Rusia.

Ellos son: Alexey Slavin en voz, Alexandr Safronov y Roman Savenkov en guitarras, Pavel Gorshkov en el bajo y Evgeny Loboda en batería.




La música en éste disco es precisamente Post-Black Metal con un sonido algo mas fusionado con elementos nuevos, y donde la voz no encaja en la etiqueta, al no tener las cosas clásicas del estilo, sin embargo algunos riffs y melodías mantienen ese sonido directo, sucio, con algunos momentos a medio tiempo.




Canciones como "Rot", "Forsaken", "Separation" son de las pesadas del disco, sin embargo siempre vas a encontrar melodías aquí. Otras fusionan voces limpias  y elementos atmosféricos, también tenemos de aquellas densas con ritmos lentos como en "Burn".

Interesante tercer disco de L'Homme Absurde, una aproximación de lo que quizás sea lo mejor del estilo en este año.


Calificación: 7.5/10

Lista de Canciones:

01. 0
02. Rot
03. Belong
04. Separation
05. Departure
06. Burn
07. Forsaken
08. Sanctuary

Páginas Oficiales: 







Género: stoner, sludge, hardcore
Origen: Estados Unidos
Fecha de Lanzamiento: 
21 de Febrero del 2020
Discográfica: Independiente







Estilos como el sludge,stoner, doom y afines están teniendo una fuerte movida en los Estados Unidos, y ante la cantidad de bandas haciendo éste tipo de música, algunas pretenden ir mas allá, experimentando y buscando su propio sonido. Así tenemos a ésta banda cuyo segundo disco que acaba de salir vamos a revisar.

La banda son: Anthony Paganelli en guitarra y voz, Lance Jackman en guitarra, teclado y voz,  Lennon Hudson en bajo y voz, y Jess Gowrie en batería y voz. El disco fue grabado por Lance Jackman en estudio The Dock , y fue mezclado y masterizado por Eric Stenman en The Appliantz Shop.




La música aquí pasa por sonidos extremos en las voces, en su mayoría gritadas y rabiosas, y en algunas canciones hay un invitado que le da variedad a éste trabajo. Otro apunte importante sobre la música en "Fever Dream" es el uso en algunas ocasiones de saxo y otros instrumentos de viento como trompeta. 

El sonido en general es propio del stoner y doom, así como los riffs, variando en algunos momentos hacia el hardcore y sludge. Canciones como "Barbra Streisand" tienen esa mezcla hardcore y stoner, que incluye unos teclados Hammond que le dan un toque magistral y original. "Pen 15", "Happily Level Lafter" y "Matt Lauer’s Secret Button" son sludge metal en todo su esplendor. En "Porcelain Ass" llega el stoner decorado con sonidos de instrumentos de viento. Otra mas experimental llega en "Red Curtain" apareciendo la voz femenina de Jules Bee (Sea Of Bees).



Un disco fuerte, potente, original, experimental,  con sonidos extremos, de lo mejor del año en este estilo.


Calificación: 9.1/10

Lista de Canciones:

01. Barbra Streisand
02. Pen15
03. Happily Level Lafter
04. Porcelain Ass
05. Red Curtain
06. A Discarded Mess
07. Matt Lauer’s Secret Button
08. Sleeping With Silverfish
09. Grease
10. Mr. Funny Guy Full Of Bullshit
11. Margaritadelphia

Páginas Oficiales:





Fecha de Lanzamiento: 28 de Febrero del 2020 
País de la Banda: Alemania
Sello: Metal Blade Records 
Estilo Musical: Melodic Death Metal / Metalcore







Uno de los estilos que es fácil de mezclar con el Metalcore, es el Melodic Death Metal, porque algunos de los riffs y círculos armónicos a nivel general tienen mucho semejanza entre sí, los cuales se pueden acuñar de una manera interesante y acogedora entre ambos estilos. Siendo el caso de los alemanes de Neaera, quienes siempre tuvieron pinceladas de ambos estilos y los cuales fueron mezclados de una manera interesante en algunos discos como en "The Rising Tide of Oblivion" (2005) y "Forging the Eclipse" (2013). Donde se tiene que recalcar que la banda siempre estuvo en un plano Z dentro de su corriente musical, debido a que jamás fue una banda que llamará bastante la atención de los medios, siendo así que a través de 17 años después de su primer riff bajo el nombre de The Ninth Gate. Estos alemanes siguen tercos con su estilo y con manera de hacer metal que no los coloca como la gran banda del estilo, sino como una banda hecha con bastante persistencia a través de tantos, porque este homónimo "Neaera" no sale del código musical que se conoce de la banda, y luego de 7 años de silencio, ellos no quisieron adentrarse un poco más en algo novedoso que puede tener su propio estilo para expandirse. 

"Neaera" cumple con esa idea un poco trillada de regresar a los estudios con el nombre de la banda como regreso triunfal en un nuevo álbum, pero creo que mientras uno va escuchando el disco, se denota bastante el apego que le pusieron a su estilo y que no quieren salir de él y ese el detalle que transgrede algo que pudo ser interesante a nivel de promoción y publicidad. Siendo el punto a favor de este disco para la banda y el sello, porque a nivel musical la banda se quedo estancada en lo que ellos mismos siempre dijeron desde su primer álbum y a través de los años, ellos no pudieron mejorarse a si mismos; por lo cual, estos más de cuarenta y tres minutos de música representan la terquedad de una banda por aferrarse a su música del pasado y no querer salir de su zona de comodidad. Donde la caratula del álbum no juega un rol fundamental para levantar este regreso de 7 años, sino verlo como una marca opaca dentro de su propia discografía; y aunque la producción a nivel general si tenga bastante cuidado, no es aquella que destaque por si sola, ya que debido a las ideas renuentes de muchas cosas de su pasado, hace que la el álbum sirva para una noche de cervezas a medio ritmo y buscar algo más interesante dentro de su propio estilo. 


Álbumes como "Neaera" son fáciles de entender y desglosar, debido a que sus canciones no salen del mismo margen de ritmos y riffs, siendo un disco muy parecido de principio a fin y que podría haberse expandido un poco más como otros álbumes del estilo. Ya que desde que todo empieza con "(Un)drowned" y terminar con "Deathless", toda la música de Neaera se hace muy predecible y como que básica de ritmos al nivel general, por así decirlo. Es como si la banda manejaría una catalogo de riffs hechos hace años y seguir en esos riffs todo el tiempo, sin demostrar una mejora en ellos y solo aunar o quitar minutos a ese tipo de canciones que ya lo hicieron una vez. Por lo tanto y se espera que estos alemanes estén un poco más animados para sacar una siguiente producción, porque su música esta como para aquellos que desconocen el estilo y estarían escuchando por primera vez una banda del estilo. 


Un disco que quedará en el olvido para todos, y que solo será atraído por aquellos que están inmersos en todo sentido en el estilo de la banda y los que esperaron un nuevo disco de Neaera.  

Calificación: 4 / 10

Lista Canciones: 

1. (Un)drowned
2. Catalyst 
3. False Shepherds 
4. Resurrection of Wrath 
5. Carriers
6. Rid the Earth of the Human Virus 
7. Sunset of Mankind 
8. Lifeless 
9. Eruption in Reverse 
10. Torchbearer 

11. Deathless

Páginas Oficiales: 


Con la tecnología de Blogger.