Fecha de Lanzamiento: 07 de Agosto del  2020

País de la banda: Reino Unido, Estados Unidos

Sello: Frontiers Records

Estilo Musical: Melodic Rock




Dukes of the Orient es una banda cuyos orígenes se remontan al año 2007 con "Asia Featuring John Payne", que era la banda formada a raíz de la separación del tecladista de ASIA Geoff Downes para reformar la alineación de  Asia de 1982. Payne (Asia, GPS) llamó a Norlander (Last in Line, Lana Lane, Rocket Scientists) para unirse a la banda debido a una gira por Estados Unidos y fue ahí donde nace su sociedad. Posteriormente Asia Featuring John Payne lanzaría la canción "Seasons Will Change" en video en el año 2013, que posteriormente sería incluido en el debut de Dukes of the Orient. Debido a la muerte del vocalista original de ASIA, John Wetton a inicios del 2017, Payne y Norlander deciden que estas grabaciones que tenían para Asia Featuring John Payne deberían dar nacimiento a una nueva banda, lo cual dio lugar a la creación de Dukes of the Orient quienes serían los legítimos sucesores del Asia de John Payne siguiendo la línea de álbumes como "Aqua", "Aura" o "Silent Nation". Luego de un auspicioso debut, regresan este 2020 con el segundo álbum de esta sociedad entre Jonh Payne (voz, bajo, guitarras) y Erik Norlander (teclados) quienes son acompañados por Frank Klepacki (batería), Alex Garcia (guitarras) y Eric Tewalt (saxofón). 


Desde la inicial "The Dukes Return" queda claro que estamos ante un Rock Progresivo muy accesible como era de esperarse y con gran énfasis en los teclados que brillan en todo el álbum siendo un medio tiempo que funciona como sencillo. "The Ice Is Thin" nos recibe con melodías de piano y la voz en una canción lenta que posee uno de los mejores estribillos del álbum, además de incorporar un saxofón que acompaña muy bien al excelente teclado en una canción que nos regala un excelente solo. El tema homónimo inicia algo más pesado y de sonido clásico y con gran presencia de saxofón que llega al clímax en el solo. Con "The Monitors" llega uno de los mejores momentos del álbum, iniciando con unos virtuosos teclados se abre paso a una melodías más épica que va de la mano de uno de los mejores coros del álbum y donde la guitarra se luce en el épico solo en esta canción que derrocha energía. "Man of Machine" es una de las canciones más largas pero es también de las mejores, de inicio lento, no tarda en convertirse en una canción algo más épica donde los teclados hacen su magia acompañados por algunas de las mejores líneas vocales del álbum. "The Last Time Traveller" nos regala momentos más calmados pero brillantes en lo musical desde el magistral trabajo de teclados de inspiración setentera, los brillantes solos de guitarra y una inspirada voz que nos regala su interpretación más sentimental en una canción que tiene unos cambios de ritmos notables. Algo más psicodélico inicia "A Quest for Knowledge" con grandes coros en otro medio tiempo elegante de inspiración setentera con algunas secciones de Funk. "The Great Brass Steam Engine" es un instrumental que mantiene la calidad del álbum y en donde nuevamente el tecladista hace de las suyas en una gran demostración de habilidad y sentido de la melodía. "When The Ravens Cry" nos regala otro emotivo momento en lo que sería la balada del disco mientras que "Until Then" con sus casi 8 minutos es la pieza más larga del álbum y la encargada de despedirnos con una onda más épica y Pinkfloydiana en donde nuevamente la voz nos regala otra sentida interpretación.


Este segundo álbum de Dukes Of The Orient nos entrega lo que esperamos de músicos tan experimentados como Payne y Norlander, logrando piezas musicales fieles al sonido que han predicado por tanto tiempo, desarrollando un Rock Progresivo de clara influencia clásica que no abandona en ningún momento el sentido de la melodía y logra imprimir mucho sentimiento a las canciones en gran parte del disco. Si bien la voz Payne nos logra conmover en muchos pasajes del álbum, son los teclados de Norlander los que se roban nuestra atención en todo momento. Son pocos los momentos donde uno siente que la música se vuelve algo tediosa, quizás mi mayor problema con el álbum sea el hecho de no sentir mucho las guitarras en el álbum salvo en los solos de guitarra, por lo demás es un álbum muy recomendado para amantes de lo clásico.

Calificación: 8.5/10

Lista de canciones:

1. The Dukes Return 5:01
2. The Ice is Thin 6:01
3. Freakshow 4:29
4. The Monitors 4:39
5. Man of Machine 7:37
6. The Last Time Traveller 6:46
7. A Quest for Knowledge 5:52
8. The Great Brass Steam Engine 5:05
9. When Ravens Cry 6:54
10. Until Then 7:56

Páginas Oficiales:



Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.