Dargedik Rock Metal Webzine



Género: Rock
Origen: Alemania
Fecha de lanzamiento: 31 de Mayo 2024
Discografía: Fastball Music

Una exploración del rock en sus vertientes actuales con referencias del mejor rock clásico es lo que nos traen los alemanes de Bowmen en este su tercer trabajo titulado Mission IV. 

Los conformados por Markus Escher (guitarra y voz), Christian Tylly Klaus (batería), Jan Wendel (guitarra), Stefan Pfaffinger (bajo) regresan luego de cuatro años desde su ultimo álbum "Play Some Rawk" con una amplitud musical de sus predecesores álbumes manteniendo al galope esas influencias notorias que se aclaran en una combinación nutrida de hard rock, blues y grunge. Una suerte de rock contemporáneo pero que se mantienen firmes respetando a las celebridades rockeras de antaño.

Mission IV inician potentes con "Demons" con esos riffeos duros y a una batería galopante y esto se comportan determinadamente con la siguiente canción promocional "Said Or Done". Sin embargo, la adrenalina por seguir a ese ritmo baja progresivamente con "Diggin in the Dirt" para saborear claramente la potencia del bajo y apreciar más la voz melódica de Markus. Con "Fight The Tide" se siente ese ambiente setentero, guitarras laboriosamente excitantes, coros que incitan a seguir el ritmo y repetirlas de inmediato. La balada llega con "Hold Me Now", empezando suavemente para poner la parte furiosa y sentimental. Esta balada encajaría bien para ponerlo en alguna radio FM y estoy seguro de que sería un éxito radial. Pero bueno, estamos en Perú y aquí escasean buenas bandas rockeras apegadas a la buena composición, como Bowmen que nos atiende bien en este álbum.

 Las canciones suenan comercialmente bien y es cosa que la banda siga expandiendo su música. Pero sigamos con "Broken Man", una canción divertida y ganchera al igual que "Still got the Time" aunque esta última es más elaborada y con varios cambios en el bajo, guitarras e incluso se escucha el apoyo de Thomas Bachmann en las voces.

Otra balada llega con "Memories" aunque encuentro algo menos sentimental que la "Hold Me Now". La parte progresiva llega con "Palace of The King" o al menos en los teclados que me recordó a Rush, es un tema que te lleva a un viaje musical a través de sus ritmos melódicos. Y llegamos a otro tema de corte grunge o algo parecido al rock alternativo y es "Rocket Man" donde tratan de abarcar esas melodías actuales pero siempre manteniendo el lado melódico. Ya llegando a la parte final nos tienen algo espectacular con "Black Angel", una canción emocionante que centra el todo de la banda con esa sensación de haber vivido los alucinógenos años 70. Como canción extra, incluyen una versión acústica de la balada "Hold me Now".

En conclusión los alemanes de Bowned con Mission IV, cumplen con los oyentes que están apegados al rock clásico, al rock moderno y a los foráneos del rock comercial e incluso del hard rock ya que combinan muy bien el grove, blues y el rock alternativo brindándote un viaje musical que te harán inquietar si los escuchas repetidamente.

Lista de canciones:

1 Demons 03:51
2 Said Or Done 03:03
3 Diggin' In The Dirt 04:27
4 Fight The Tide 04:04
5 Hold Me Now 03:48
6 Broken Man 03:55
7 Still Got My Time 03:09
8 Memories 03:17
9 Palace Of The King 04:28
10 Rocket Man 03:56
11 Black Angel 05:15
12 Hold Me Now (Acoustic Version) 03:51

Paginas Oficiales:

[review] [content title="Resumen" label="Puntuación"]En conclusión los alemanes de Bowned con Mission IV, cumplen con los oyentes que están apegados al rock clásico, al rock moderno y a los foráneos del rock comercial e incluso del hard rock ya que combinan muy bien el grove, blues y el rock alternativo brindándote un viaje musical que te harán inquietar si los escuchas repetidamente.[/content] [item value="8"]Arte de Portada[/item] [item value="9"]Sonido[/item] [item value="7"]Líricas [/item] [item value="7"]Innovación[/item] [item value="9"]Producción[/item] [/review]

Género: Death Metal
Origen: Italia
Fecha de Lanzamiento: 29 de marzo del 2024
Discografía: Great Dane Records

 El death metal ha sido practicado en numerosas formas y diferentes escalas. Siendo así, no hay una formula correcta para procrear mas death metal al mundo. Pero a falta de integrantes como el bajo o batería no hay excusa para hacer música extrema de muerte.

The Tomb la conforman el dúo Alessandro Nunziati (vocal) y Alessio Bucci (guitarras) ambos artistas italianos de gran recorrido en otras bandas en su natal Roma. 

El dúo se sacuden con el viejo metal de muerte sin embargo se logra encontrar alcances melódicos con riffs bien calibrados, una especie de hologramas de brutalidad y odio. Las voces recorren los inicios de Chuck Schuldiner con Death pero es variable por momentos cuando susurran escombros de Sepultura, Morgoth y un sin fin de bandas de los noventas. Lo emocionante de escuchar death metal es cuando los riffs llaman la atención y se encuentran con ritmos variados y de gran calidad compositiva. Con The Tomb no hay repetición en los riff que suena detonantes, extensos y apabullantes en los  29 minutos que dura este su disco debut. 

Con respecto a la batería programada esto queda relegado ya que no se nota que fueran computarizados. Sin embargo el dúo y  el bajista de sesión SK han sabido equilibrar esta situación creando una atmosfera malvada llena de agresión lo que le convierte en un buen debut con una portada que responde a los estándares del arte death metalero creado por la artista Julian Felipe Mora Ibanez

Lista de canciones:
1. The Gates of Suffering
2. Horror Painted in Your Eyes
3. In the Twilight
4. The Entranced by the Smell of Death
5. The Rise of the Ancestral Forces
6. Buried Alive
7. The House of Thousand Screams
8. Delirium
9. The Valley of Despair

Paginas oficiales:

[review] [content title="Resumen" label="Puntuación"]Lo emocionante de escuchar death metal es cuando los riffs llaman la atención y se encuentran con ritmos variados y de gran calidad compositiva. Con The Tomb no hay repetición en los riff que suena detonantes, extensos y apabullantes en los  29 minutos que dura este su disco debut. [/content] [item value="10"]Arte de Portada[/item] [item value="8"]Sonido[/item] [item value="8"]Líricas [/item] [item value="7"]Innovación[/item] [item value="9"]Producción[/item] [/review]


Género: Power Metal Sinfónico
Origen: Italia
Fecha de Lanzamiento: 31 de Mayo 2024
Discografía: AFM Records

Es inevitable no resistirse a las nuevas creaciones que Rhapsody Of Fire nos tiene con este nuevo lanzamiento. Ya hemos oído lo creativo que Alex Starapoli ha hecho en sus anteriores álbumes cargándose todo el peso del nombre creado hace más de 20 años y ahora él acompañado de nuevos integrantes batallando en una nueva saga 'The Nephilim’s Empire Saga’  y este Challenge the Wind es un ejemplo más de que Alex tiene mucho por ofrecernos.

En este nuevo episodio, Rhapsody OF Fire nos brinda un sonido más intenso y predecible por su forma y ejecución de los instrumentos. La orquestación se siente como determinante, pero se nota la laboriosidad de brindarnos emociones a través de las guitarras más contundentes de Roby De Michelli, bajo prepotente y sobre todo el resalte vocal de Giacomo Voli. 
 
El álbum no podía empezar con una gloriosa y veloz canción homónima que da nombre al título del álbum y con ello adentrarnos en este mundo maravilloso que es el power metal creado a la perfección por Rhapsody. Esta fórmula de power metal veloz sigue con "Whisper of Doom" y "The Bloody of Pariah" donde no hay forma de parar el acelerador.
 

Lo curioso y sorprendente viene con "Vanquished by shadow", una canción diferente a lo que usualmente nos tiene acostumbrado Rhapsody of Fire, un arranque de guturalidad nos adentra a la canción más larga del álbum con unos 16 minutos y más donde cada vez que corre los segundos se pone interesante e intensa. Esto me recuerda a Fabio Lione cuando resuelve canciones similares. Esta canción es una marcha exquisita llena de coros épicos y magia negra. Giacomo Voli destaca en muchas facetas teniendo voces aguerridas y a la vez voces limpias que confabulan para crear coros épicos. Sin duda Starapoli ha hecho un gran trabajo orquestal, su alma rhapsodiana permanece con este tipo de canciones ya que también da apertura al guitarrista donde se luce con eficiencia brindándonos toques épicos y riff que saborean el thrash metal. Una dupla de teclados y guitarras que nos hace ya olvidarnos a Turilli. 

 
Con "Krell's Mágic Staff" hay una vertiente de exoticidad creada en los teclados y algún otro instrumento que nos hace recordar la familiaridad con la música celta.
 
 
A mitad de tanto power metal nos encontramos con una canción bien cargada de ganchos de guitarra bien robustos. "Diamonds claws" es entonada a una velocidad magistral, los teclados de Staropoli crean un juego hiperveloz que encadena una de las mejores sensaciones powermetaleras del álbum. Siendo los ritmos de guitarras algo novedoso en lo que haya escuchado antes de Rhapsody of Fire. Lo mismo sucede con "Black Wizard" donde se crea una sensación de teatralidad dando forma al título de la canción, la voz de Giacomo Voli se cuaja y se mete en el personaje del mago negro, siendo esta cualidad en casi todas las canciones. 
 
"A Brave New hope" se abre paso con misticismo a una velocidad galopante que recuerda a varios éxitos de esta nueva etapa de Rhapsody Of Fire. Como el título demarca, la canción se comporta como una esperanza y la calma en todo este mundo poderoso.
 
"Holy Downfall" me recuerda mucho al Rhapsody (sin fire), hay melodías que suenan a ello, a esos gloriosos álbumes de la Emerald Sword Saga e incluso el título de la canción saborea al Dawn Of Victory. Pero seamos honestos, Starapoli, esos ritmos lo ha creado él y está en su derecho de brindarnos más sensaciones épicas, siendo así "Mastered by The Dark" cierra este episodio con unas guitarras acústicas para recomponernos en sigilosas voces espantosas que siendo alucinantes estaríamos ante dragones en duelo. Las susurrantes voces y los gritos de Giacomo Voli explotan en épicos coros pegajosos que se extienden hasta finalizar esta saga.
 
Cuando en el presskit leíamos que este sería el disco más rápido y que no habría baladas, pues tienen razón. Este nuevo álbum está cargado de canciones veloces y grotescamente épicas.

Lista de Canciones:
01 - Challenge the Wind
02 - Whispers of Doom
03 - The Bloody Pariah 
04 - Vanquished by Shadows 
05 - Kreel’s Magic Staff 
06 - Diamond Claws 
07 - Black Wizard 
08 - A Brave New Hope 
09 - Holy Downfall
10 - Mastered by the Dark

Enlaces oficiales:

 

[review] [content title="Resumen" label="Puntuación"]Rhapsody of Fire reafirma su ADN en este Challenge The Wind. Este nuevo álbum está cargado de canciones veloces y grotescamente épicas.[/content] [item value="9.5"]Arte de Portada[/item] [item value="10"]Sonido[/item] [item value="10"]Líricas [/item] [item value="9"]Innovación[/item] [item value="10"]Producción[/item] [/review]

 



Género:
 
Hard Rock Progresivo
Origen: Noruega
Fecha de Lanzamiento: 
 15 de Marzo del 2024
 Discográfica:
Apollon Records

El expresionismo musical y los sonidos del underground entran en contacto dentro de un contexto de hard rock en el último disco de Lucifer Was. Los daneses dotan de una funcionalidad específica al término "progresivo"con un ensamblaje de combinaciones tímbricas y efectos sonoros que generan, en cierto modo, un espacio privado que invita a la introspección. Lucifer Was es una banda que a pesar de sus múltiples idas y venidas,  no han dejado de tocar, de conocer a la escena en la que se mueven. Sus inicios se remontan  a principios de los años 1970, tiempo en el que tocaron por pura diversión sin ninguna aspiración profesional de por medio; tras muchos conciertos pero ninguna grabación, se reformarían 20 años más tarde para crear el disco debut que forjaría la leyenda: "Underground And Beyond" (1997). Al día de hoy la banda sigue siendo una anormalidad viviente dentro del reino de lo normativo.



Su sello 
vintage no ha cambiado en nada y el polvo no empaña lo buenos y versátiles que pueden ser sus músicos cuando se trata de crear grandes composiciones. Este nuevo trabajo no solo te deja perplejo, la calidad con la que fue escrito posee una exuberancia y belleza que lo hacen excepcional. "Frå Fyrste Dag" es el cero y el infinito concentrándose en un lugar y un instante, antes de estallar y comenzar de nuevo. Aquí nos topamos con la imposibilidad de cernir en pocas líneas la multiplicidad de su plano sonoro. Los arreglos extremadamente pulidos tienen una fuerte carga Proto-Metal que lleva el mayor peso en torno al plano melódico. Los coros le dan ese intimismo de orquestal, sin dejar de lado en ningún momento la actitud garagera y canalla de su propuesta musical. En "Ein Fix Ferdig Mann" se dan las primeras inserciones fuera del ámbito progresivo. La canción se descompone entre estribillos dóciles de abundante riqueza funk psicodélica, poco encumbrados ahora pero muy populares por aquellos tiempos en que la banda dio sus primeros pasos. "Krig I Opne Landskap" es una quimera que nos confunde y moviliza una y otra vez, zarandeándonos con su valor transgresor y catártico. Casi casi lo considero como un imponente drama musical wagneriano, es la síntesis de extremos en constante recambio. El órgano tiene una polaridad totalmente avocada a la exploración sinfónica, la flauta es otro de los instrumentos que sobresalen por su sonoridad penetrante, dulce y expresiva.



Al escuchar "
Ei Gåte" la armonización se hace patente de forma sutil, siguiendo al órgano como sección rítmica principal, en tanto que "Når Natta Kjem Og Tek Meg" es otra de las joyas de la corona en este disco, la voz celta femenina le da ese toque especial que nos transporta hasta las Highlands escocesas. La trilogía que da cierre al disco vierte maestría absoluta sobre el material, abriendo así un espacio inconmensurable a la creatividad. "Snømann I Sol" es como escuchar un jamming entre Deep Purple y Salvatore Adamo, el track tiene la extrañeza más inconcebible que uno pudiese imaginar, la voz se la rifa con todo para dotar de un inteligente melodismo a la sección rítmica, poco después, "Aftenbøn Til Dauden" rompe los binomios métrica-rítmica para volver al trascendentalismo de claras resonancias sinfónicas, un recurso que se diluye en "Kunsten å Gjere Ingenting", que es cuando las complejidades suplementarias ligadas al pop psicodélico hacen acto de presencia; sin dejar  de lado, claro está, la contracultura que forjó su identidad. Como diría Chopin: “este tipo de música es como cañones ocultos entre las flores”. ¡Disco de 10 puntos!.




 




Lista de Canciones:


01. Frå Fyrste Dag
02. Ein Fix Ferdig Mann  
03.  Krig I Opne Landskap 
04. Ei Gåte 
05. 
Når Natta Kjem Og Tek Meg 06. Eg Vil Ha Det Eg Vil Ha 07. Snømann I Sol 08. Aftenbøn Til Dauden 09. Kunsten å Gjere Ingenting


Páginas oficiales:



[review] [content title="Resumen" label="Puntuación"]El expresionismo musical y los sonidos del underground entran en contacto dentro de un contexto de hard rock en el último disco de Lucifer Was.Como diría Chopin: “este tipo de música es como cañones ocultos entre las flores”. ¡Disco de 10 puntos!. [/content] [item value="10"]Arte de Portada[/item] [item value="10"]Sonido[/item] [item value="10"]Líricas [/item] [item value="10"]Innovación[/item] [item value="10"]Producción[/item] [/review]

 



Una noche fructífera para los amantes de las vísceras. Carcass saldó una cuenta pendiente con el fanático peruano después de tres décadas, tiempo en el que estos pioneros de la brutalidad han ido desmembrando el putrefacto cadáver del death metal con la fina precisión de un cirujano. La música de la banda ha evolucionado con el tiempo, desde los primeros días en los que no había que buscar una historia, ni un mensaje claro en su discos, solo el morbo de sus portadas y la bestialidad de su sonido, los cuales eran más que suficientes para despertarnos la curiosidad de saber cómo era el cuerpo humano por dentro. Aunque con los años esto iría variando para dar pase a una etapa de "iluminación melódica" en donde la calidad de la composiciones, la sapiencia técnica, la intensidad y la naturaleza primaria pero compleja de las canciones eran el centro de todo, superando ampliamente las fronteras del ruido y de lo que se había hecho hasta el momento.











El pasado 6 de mayo del 2024 presenciamos en vivo y en directo el "arte del desmembramiento"
como pocas veces se ha visto, primero con la presencia de la banda peruana Gore como acto de soporte. Los nacionales mantienen una propuesta estándar que se atrinchera en lo más crudo del género. Como ya sabemos sus presentaciones tienen un tono amateur, con pocos matices pero de intenciones firmes y directas. De lejos una de las mejores presentaciones de Gore (que he escuchado hasta la fecha) debido a la buena calidad de sonido que se les puso. Luego seguiría el plato fuerte de la noche, Carcass sube al escenario del ya conocido Centro de Convenciones Festiva para tomar a la moral por los cuernos e iniciar la orgia de sangre. Cuando escuchas a los ingleses todo se hace explícito y "Buried Dreams" nos prepara para sufrir lo insufrible. Las válvulas de escape de la adrenalina son imprevisibles ante semejante necesidad de violencia que nos llega consecutivamente con "Kelly's Meat Emporium" o "Under the Scalpel Blade", temas de su última producción "Torn Arteries"(2021), las cuales resultan en un potente atractivo para el consumidor moderno de la etapa reciente de la banda. Pero también suenan trallazos de la vieja escuela como "Incarnated Solvent Abuse" o la icónica "This Mortal Coil" del álbum "Heartwork" de 1993.





Poco después nos azotaría la conjunción de "Tomorrow Belongs to Nobody" & "Death Certificate" canciones vomitadas desde las entrañas de un inspiradísimo Jeff Walker. Por su parte Bill Steer no dejaba de mostrar un trazo genial en cada una de las canciones.  "Black Star" & "Keep On Rotting in the Free World" se escuchaban fuertemente movidas por secuencias armónicas de alto contraste que eran manejadas por la astuta destreza del guitarrista, quien no dejaba de proporcionar arreglos puntuales que resultaban ingeniosos y no condicionados en sacrificar la autonomía del género que los llevó a la fama.



                         

El death metal, de fuerte temática gore, que tanto gusta a los mutantes de la vieja escuela encontraba su primer apogeo en "Corporal Jigsore Quandary" y "Ruptured in Purulence" satisfaciendo las ansias de exceso y descontrol que tanto reclamaban estos adoradores de la putrefacción, pero su momento aun no alcanzaba su verdadero clímax, ya que este estaba reservado para "Heartwork", canción con la que Carcass nos regaló una de las postales más emocionantes de la jornada. Finalmente "Genital Grinder", "Pyosisified (Rotten to the Gore)", "Exhume to Consume", y en especial, "Reek of Putrefaction", conformaron el segundo subidón de la noche,  congregando dentro del pogo a una multitud hambrienta por hacer un festín con las tripas de un género que vale la pena redescubrir y valorar para así llenar ese toque nostálgico que llevamos dentro, pero sobre todo, para dar el merecido respeto a una banda que creó escuela, cosa nada fácil, siempre admirable y digna de ser reconocida con una convocatoria masiva, aunque este no fue el caso y la banda supo darse cuenta de ello. Así que depende de nosotros formar una escena sólida, duradera y sobre todo auto sostenible en el futuro.



Setlist

* Buried Dreams

* Kelly's Meat Emporium

* Incarnated Solvent Abuse

* Under the Scalpel Blade

* This Mortal Coil

* Tomorrow Belongs to Nobody / Death Certificate

* Dance of Ixtab (Psychopomp & Circumstance March No. 1 in B)

* Black Star / Keep On Rotting in the Free World

* The Scythe's Remorseless Swing

* 316L Grade Surgical Steel

* Corporal Jigsore Quandary

* Ruptured in Purulence / Heartwork

* Tools of the Trade

* Genital Grinder

* Pyosisified (Rotten to the Gore)

* Exhume to Consume

* Reek of Putrefaction
















 
Género: 
Heavy psych - Rock experimental
Origen: Francia
Fecha de Lanzamiento: 
 22 de Marzo del 2024
 Discográfica:
F¿Le Cépe/EXAG’/Stolen Body Records 

Con "All Is Dust" de Karkara es fácil llegar a la abstracción más pura si la intención es explorar la intensidad de la existencia sin el temor de ser desintegrado bajo la presión de algún efecto alucinógeno adverso. Los franceses alteran nuestros sentidos con ese espíritu surrealista libre de filtros y condicionamientos artísticos, lo que hace de "All Is Dust" un polvorín de fuegos artificiales que detona las estructuras rítmicas desde sus cimientos para hacerlas volar por los aires en una explosión de luces, texturas y sonidos. Como ya se ha visto en la reseña de los también franceses Slift, el staff de dargedik está a la caza de los nuevos valores que se encuentran al otro extremo del espectro metalero. Nuestra misión es darles la oportunidad de abrirse a otro público, en este caso a oídos de los mutantes seguidores de la página.



En primera instancia el tema de apertura "
Monoliths", se inmiscuye en los rincones primitivos de tu cerebro para ofrecer una visión en la que nada tiene forma, ni significado, ni sentido si no lo asociamos con la metaficción narrada en el álbum. Una enorme guitarra empapada de psicodelia abre las puertas de la improvisación psicológica para implantar un enunciado conceptual que habla sobre el colapso social de un mundo imaginario. Lo curioso es que cada canción es una representación orquestada por la aleatoriedad, en donde los límites de la música no están puestos a prueba, sino las fronteras de tu propia percepción. El tapiz vocal le da un toque de ensueño muy pulcro, mientras que el teclado  desarrolla ciertas variantes espaciales típicas del repertorio krautrock. A raíz de esto es que nos sentimos como flotando en la inmensidad de "The Chase" y su aglomeración de capas sonoras que conserva el encanto progresivo debido a la disposición poco ortodoxa de sus ideas creativas, hay mucho post punk, psychobilly o desert rock que imponen sus propias reglas para establecer pautas que nos liberen de la prisión mental en la que nos encontramos.



La absoluta libertad expresiva del saxofón no es un simple aditivo inerte puesto para maquillar alguna zona poco frondosa de la canción, para mí es una entidad viva e inteligente que transmite atmósferas normalmente inaccesibles para los foráneos en esta tierra extraña y enigmática. Componer suele consistir en ampliar los límites, y en "
On Edge" algunos de los intervalos más comunes en la escala árabe culminan en una experiencia trascendental y luminosa muy semejante a la del trance que se vive durante el rito chamánico. Si te parece exagerada esta descripción espera a escuchar "Moonshiner", para que no te queden dudas al respecto. Esta canción es un híbrido de sonidos musicales que mezclan el mundo del rock espacial progresivo con la música tribal, y es esta misma percepción la que predomina en "Anthropia" y finalmente en la pista de cierre de nombre "All Is Dust", en la cual  la sensibilidad rítmica ritualiza el proceso musical hasta niveles insospechados. Si la creatividad absoluta tiene la estorbosa cualidad de ser imposible de alcanzar, creo que con  "All Is Dust" de Karkara la llegamos a tocar con la punta de los dedos.

 






Lista de Canciones:


01. Monoliths
02. The Chase  
03.  On Edge
04. Moonshiner
05. 
Anthropia 06. All Is Dust


Páginas oficiales:



[review] [content title="Resumen" label="Puntuación"] Si la creatividad absoluta tiene la estorbosa cualidad de ser imposible de alcanzar, creo que con  "All Is Dust" de Karkara la llegamos a tocar con la punta de los dedos.[/content] [item value="10"]Arte de Portada[/item] [item value="10"]Sonido[/item] [item value="10"]Líricas [/item] [item value="10"]Innovación[/item] [item value="10"]Producción[/item] [/review]

 


Género: 
Rock -Hard Rock melódico 
Origen: Finlandia
Fecha de Lanzamiento: 
 02 de Febrero del 2024
 Discográfica:
Full Contact Records

Muchos de nosotros, cuando llegamos a la edad adulta, a veces añoramos regresar aunque sea por un instante a la infancia, a esa etapa donde quedan impresos los aprendizajes que nos marcaron toda una vida. Al escuchar "True Distance" de Rivette el tiempo vuelve hacia atrás para fraccionar nuestra vida en minutos que parecen horas. Cada canción de este disco nos permite revivir la algarabía, el asombro y el puro deleite de recordar nuestro amanecer hacia la adultez de una manera muy íntima.



Musicalmente "
True Distance" es una deliciosa simbiosis entre lo moderno y lo añejo, equilibrando a la perfección ambos conceptos a través de un producto tan sensible como vibrante. Estos finlandeses son unos tipos convencionales, provistos de instrumentos básicos, arreglos propios y algunos giros líricos que solo pueden ser escritos cuando uno lleva la vida de un poeta errante que camina siempre "guitarra en mano" al filo de la carretera.  Mientras más amigable sientes al track de apertura "She Brings The Sun", más satisfactorio y emocionante resulta. Su manera de ampliar el encuadre sin dejar de apuntar a los clásicos del rock es para quitarse el sombrero; luego sigue "Silhouettes On The Shoreline" que es un vibrante segundo acto que hace hincapié en una serie de secuencias que te llenan de vitalidad, de deseo por recuperar la inocencia y la capacidad de imaginar y de creer. Algunas de las formas de interpretación de Esa Pirttimäki (voces) me recuerdan mucho a Journey por la forma en que se mantiene ese amplio atractivo comercial; por su parte, en "White Collar Dog" existe el afán por acentuar la vigencia de sus fuentes bautismales, esa conjunción entre Thin Lizzy y The Smashing Pumpkins que tan bien saben sincronizar.



En "
Pure Electric Residue" indudablemente se siente la faceta más ruda de la banda. Aquí las guitarras dobladas ganan terreno y hay partes en las que la influencia del hard rock setentero del tipo "Wishbone Ash" se pone al mando de todo, aunque hay ciertos virajes que nos llevan por surcos de denso espesor, pero una vez disipada esa niebla, la cálida brisa rocker vuelve a refrescarnos el rostro con un solo de guitarra monumental. No olvidemos que el foco crucial del repertorio gira en torno a la sensibilidad melódica; pero a pesar de ello, tanto "Yesterdaze" como "Wayfarers" y "Just A Shadow Away" quedan ampliamente desbordadas por la profundidad de su contenido.

En el fondo "True Distance" es un fairytale, que va de menos a más, hasta acabar en un apoteósico climax final con el último bloque compuesto por "Overture: Love Singularity" y "Iron From Mars". Ambos temas te tocan el alma de una manera que no puedes imaginar. La emoción similar que sentimos en el presente es como un eco de aquello que nos impactó en el pasado. Es un elogio a la libertad con melodías que emocionan, ritmos que mueven y armonías que conmueven. El mundo necesita más música como esta.




 




Lista de Canciones:


01. She Brings The Sun 
02. Silhouettes On The Shoreline  
03.  White Collar Dog
04. Pure Electric Residue
05. 
Yesterdaze 06. Wayfarers 07. Just A Shadow Away 08. Overture: Love Singularity 09. Iron From Mars


Páginas oficiales:



[review] [content title="Resumen" label="Puntuación"]"True Distance" de Rivette es un elogio a la libertad con melodías que emocionan, ritmos que mueven y armonías que conmueven. El mundo necesita más música como esta.[/content] [item value="10"]Arte de Portada[/item] [item value="10"]Sonido[/item] [item value="10"]Líricas [/item] [item value="10"]Innovación[/item] [item value="10"]Producción[/item] [/review]

 


Género: 
Hard Rock Melódico 
Origen:  Reino Unido
Fecha de Lanzamiento: 
 19 de Abril del 2024
 Discográfica:
Fronteras Records

No era lo que esperaba, pero quede más que sorprendido. En primera impresión "Defiance" parecía traer de vuelta aquellos escenarios increíbles de "Time Tells No Lies"(1981) o "Me Against The World" (1982), álbumes llenos de imaginación musical que establecían una correlación con todo lo que estaba en boga en esos precisos momentos: neo progresivo, art rock, AOR y otros géneros más que consolidaban un par de trabajos, que poco a poco, fueron sentando una base de fanáticos de culto más allá del éxito comercial que siempre les fue esquivo.




Tal vez me haya dejado guiar por la portada, aunque tampoco esperaba escuchar un disco de heavy metal crudo, ya que desde hace varios años la banda está empeñada en extraer hasta la última gota del lado melódico del hard rock; aun así, me costaba establecer una conexión más allá de lo contingente que resulta para mí la primera mitad del disco. De todas formas, la banda no apuesta tanto como debería (aunque eso pensaba antes de toparme con pequeñas sorpresas), "From The Start " lo hace de una forma moderada, pensándola una, dos y hasta tres veces para no salirse de esa cuadrícula ultra melódica en la que se encierra. El tema es bueno y articula buenos ganchos para hacer que la canción suene lo más cursi posible, aunque la vuelta a la faceta rockera tiene como mayores exponentes a "Feelin' Lucky" y "I Surrender", ambas no se desprenden de esa relación íntima con la que se reformula los métodos poperos para utilizarlos como anzuelo.



Esto se torna evidente en la semi-balada "
Forever In My Heart", que más allá de las pretensiones comerciales que puedan tener, es pura azúcar que a veces endulza y otras empalaga, pero que a fin de cuentas no encuentra el término medio para dejarme satisfecho. Tal vez esto se deba a la simplicidad del engranaje instrumental, aunque en "One Heart" se hace un esfuerzo por volver a las mejores épocas y probar en subir las intensidades entre polos acústicos y eléctricos; del mismo modo, el instrumental "Nightswim" saca adelante la cuestión instrumental pendiente sin tanta pataleta de por medio, para finalmente poner a boca de jarro a uno de los mejores temas de todo el disco.  Sin duda "Standing Tall"  vale su peso en oro. Es un tema atípico dentro de la discografía de Praying Mantis y no temo en definirla como una canción de electropop con guitarras pesadas.


Finalmente, la pieza heavy que faltaba para completar el puzzle la encontraremos en "Let's See", un tema con los huevos bien puestos para plantar cara a los seguidores del rock duro. Me llevo una grata impresión de una forma parcial ya que en el aspecto global veo que hay mucho material que no cumple con mis expectativas. De todas formas, la banda no ha perdido la espontaneidad y ese sentimiento de antaño que tanto gusta a sus fans acérrimos.




 




Lista de Canciones:


01. From The Start
02. Defiance  
03.  Feelin' Lucky
04. I Surrender
05. 
Forever In My Heart 06. Never Can Say Goodbye 07. One Heart 08. Give It Up 09. Nightswim 10. Standing Tall 11. Let’S See


Páginas oficiales:



[review] [content title="Resumen" label="Puntuación"]Praying Mantis no ha perdido la espontaneidad y ese sentimiento de antaño que tanto gusta a sus fans acérrimos. Menudas sorpresas nos trae "Defiance"[/content] [item value="9"]Arte de Portada[/item] [item value="8"]Sonido[/item] [item value="7"]Líricas [/item] [item value="7"]Innovación[/item] [item value="8"]Producción[/item] [/review]
Con la tecnología de Blogger.