Fecha de Lanzamiento: 29 de Octubre del 2021 
País de la Banda: Estados Unidos 
Sello: Reprise Records 
Estilo Musical: Progressive Metal






Hace muchos años atrás cuando escuche por primera vez “Leviathan” (2004), y conversaba con mi hermano acerca de que es y será el mejor álbum de Mastodon de todos los tiempos. Recuerdo que me dijo, espera, aún es muy pronto para decir eso, y luego saltamos en la historia hasta “Crack the Skye” (2009). Donde las reseñas decían que es el álbum negro de Mastodon, y que era la epitome musical de la banda, pero en ese instante, regrese en el tiempo y recordé las palabras de mi hermano. Entonces, cada vez más esta banda estadounidense comenzó a tener una presencia imponente en el mundo metalero con discos capaces de destronar a sus propios álbumes y a muchas bandas, y presentar nuevas ideas que vayan acorde a la progresión de su música, ya que no existe álbum parecido o puedas decir, me quedo con determinada producción. O tratar de hacer un resumen de su música en pocas palabras o de lo que vayas a encontrar, porque esa es la maravilla de Mastodon y hasta el momento, su universo de ideas parece no tener fin, y a pesar de tener influencias del pasado como piques rock and roll o estilos country, encuentras un hibrido personal y progresivo que no tiene un punto de partida, sino un punto de avance para las siguientes generaciones.

Hushed and Grim” es un disco solido en cualquier sentido de la palabra, y se nota que Mastodon tuvo un año fructífero con este, porque viene en presentación doble el CD y no quisieron guardarse nada en cuanto a sus composiciones. Porque cada canción tiene sensaciones distintas dentro de una sola manera de componer, es como estar escuchando que el mastodonte crece cada vez más en sus composiciones a medida que avanzan los segundos en todo el álbum. Y con este tema, es impresionante como el álbum crece con cada escuchada y con cada variedad que tiene desde que inicias con “Pain with an Anchor”, con esa tenacidad que tiene la banda, donde el trabajo de Brann Dailor es impresionante con los redobles mientras que las guitarras apasionadas de Brett y Bill aprovechan esta idea para hacerla hipnótica y terminas cantando cada letra de la canción; además, que la variedad de voces es la especialidad de Mastodon desde aquel “Remission” (2002). Y como siempre, con una sola canción de esta maquina estadounidense, todo crece a medida que pasan los segundos, y su música se pone pesada y dura para darle ese toque personal que solo Mastodon tiene. 


The Crux” es uno de los más pesados de todo el disco junto al primer sencillo del álbum “Pushing the Tides”. Donde la magia de la banda entre ritmos progresivos, y la voz de Brann es la que toma mayor predominancia a nivel general en todo el disco, especialmente si quieres terminar cantando los coros de las canciones. Luego “The Crux” tiene un breve solo de guitarra blues que eleva el poder de esta canción, que ya de por si es completa; y así conectar con “Sickle and Peace” de voces psicodélicas con ritmos arpegiados, donde la voz de Troy es increíble de escuchar, con esa vibra apaciguada para una voz usualmente furiosa y aguardientosa. Luego, el despunte de riffs pesados se hace escuchar en cada momento y la voz de Brann con efectos hipnóticos; las cuales tienden a turnarse entre lo pesado y lento de la música de Mastodon, y es obvio que las influencias de Brent en el solo de guitarra blues siempre encajan bien. Luego con “More than I Could Chew” las cosas tiene otra forma, los teclados son importantes en crear esa aura sombría que es parte de la música desde hace muchos años, y como siempre deciden apoyarse en ritmos progresivos para darle su sazón metalera y pesada a la música de siempre. 

The Beast” usa recursos country que siempre estuvieron en la música de Mastodon desde “Leviathan” (2004), y que se acrecentaron cada vez más en “Crack the Skye” (2009), hasta llegar a este “Hushed and Grim”. Ojo, el objeto de siempre empezar en este ambiente y luego acelerarlo con su lado metalero y progresivo, es propio de Mastodon, porque saben como darle variedad a su música, además de siempre aplicar una infinidad de texturas y capas dentro de una canción que solo puede sonar a Mastodon, y claro los solos de muchos universos presentan un amplio mundo de ritmos y notas que sorprenden a nivel general. Luego con “Skeleton of Splendor” tenemos la presencia de su mundo psicodélico de siempre, y esta vez agregarle tonos sombríos y calmados que son geniales de escuchar gracias a los teclados que en este álbum comienzan a tomar mayor predominancia a medida que avanzas en el, sin olvidar que la voz de Troy siempre es un placer escuchar con esa situación áspera y desgastada que tiene su timbre. De ahí se tiene “Teardrinker”, otra joya melódica, psicodélica progresiva de muchas voces y patrones musicales, donde el solo de bajo de Troy es realmente impresionante con ese fuzz 70s; y que, si estas viendo el video y escuchando la canción, todo se complementa de una manera genial con todo ese enmarañado de ideas. Quede pegado muchas noches escuchando este sencillo desde el primer momento que salío junto al video. 

Peace and Tranquility” es de aquellas canciones que demuestran el potencial de la banda a nivel supremo, de aspectos más extravagantes desde su lado más técnico como músicos. Es aquí, que tengo de escribir nuevamente, que hasta el momento la música de Mastodon parece no tener límites, y presentan álbumes capaces de destronar a sus anteriores, porque los armónicos de Brent y Bill, junto a los solos de guitarra de ambas influencias es impresionante, luego los intercambios vocales son de caramelo infinito. Sin olvidar que el bajo y la batería siempre tienen elementos personales que no dejan de destacar aún más la canción. Luego con “Dagger” comienzas a tener una vibra de medio oriente, donde la banda corre bastantes riegos en sus composiciones, presentando algo innovador, inclusive para ellos mismos, pero eso es lo interesante de esta canción y a nivel general de todo el álbum. De ahí con “Had It All” todo vuelve a ser introspectivo, silencioso, lúgubre, sombrío, donde la madre de Troy toca la trompa clásica, dándole ese distintivo para motivarte aún más y quedarte pegarte a los ritmos de ensueño de este nuevo álbum. 


Casi llegando al final tenemos “Savage Lands”, canción eufórica e intensa, quizá hasta un poco áspera comparado con las canciones antecesoras, pero siempre llevando armónicos y esquemas del típico Mastodon, siempre llevando un torbellino de sensaciones y ejecuciones que hacen de esta canción toda una delicia musical para los amantes y no amantes de la banda. Me encanta que la banda haya puesto bastante pasión furiosa en esta canción, y como cae a pelo con el nombre de la canción que conecta excelentemente con “Gobblers of Dregs”. La cual tiene un tempo más lento, pero al mismo tiempo tiene esa vibra lúgubre y melancólica que la banda ya estuvo presentando dentro de todo el álbum. Además, tiene esa idea de estar ante algo sencillo, pero luego el desmadre de la banda comienza cuando menos lo piensas y crece agigantadamente en su música. Siendo así que llegamos al final del disco con “Eyes of Serpents” y “Gigantium”, música que no para de tener saltos, cambios, cosas conocidas de la banda como de álbumes de “Once More 'Round the Sun” (2014) o “The Hunter” (2011), teniendo esa idea equilibrada dentro de lo salvaje que pueden llegar a ser, calmados y al mismo tiempo cerrar con un temon como “Gigantium”. Toda una delicia musical que cierra con bombos y platillos este octavo álbum de Mastodon

Hushed and Grim” para muchos puede resultar un álbum confuso y distinto, pero ese es el sentido de este álbum, al tener muchos aspectos personales y hasta secretos (en un sentido intimo); pero la grandiosidad de la banda se siente a pasos agigantados. Donde la audacia de irse por otros universos musicales les da una idea personal que sigue creciendo con este álbum de manera salvaje, atrevida y hasta inquietante en todo el concepto que tiene Mastodon para brindar un disco de grandes características, viendo hacía el futuro dentro de su propia música, que como siempre dije, parece no tener limites compositivos. Y eso en lo personal me agrada, porque no escucho la misma formula con la que me enamore de esta banda, y puede seguir creándome sensaciones impensadas en mas de una hora de música sólida y sin ningún punto flojo. ¡Impresionante! 

Calificación: 10 / 10

Lista de Canciones:

1. Pain with an Anchor
2. The Crux
3. Sickle and Peace 
4. More than I Could Chew
5. The Beast
6. Skeleton of Splendor
7. Teardrinker
8. Pushing the Tides
9. Peace and Tranquility
10. Dagger
11. Had It All 
12. Savage Lands
13. Gobblers of Dregs
14. Eyes of Serpents
15. Gigantium

Enlaces:

Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.