Fecha de Lanzamiento: 23 de Abril del 2021 
País de la Banda: Estados Unidos 
Sello: Blue Bedroom Records 
Estilo Musical: Progressive Rock / Metal





Algo que realmente me molesta dentro de las perspectiva de muchas personas que escuchan metal progresivo, es el vicio de asociar elementos como guturaciones dentro del mundo extremo para decirle Death Metal progresivo o Black Metal progresivo, porque las personas se ensañan en relacionar algo que no es, por el simple de hecho de tener conjunciones o encajes técnicos a matrices extremas, y como en el caso de Opeth o Cynic, bandas que mezclaban muchas cosas, pero que gracias a la composición general de sus riffs y escalas, estas bandas eran bandas de metal progresivo desde sus inicios, pero no tenían nada que ver con Death Metal en sus inicios, porque si hablamos del común denominador en sus escalas, se denota escalas progresivas y no escalas Death Metal. Pero los medios y fanáticos por tratar de relacionar lo extremo con las guturaciones, le dicen Death Metal progresivo, y eso es incorrecto, solo por tener guturaciones. 


Entonces, muchos dirán a dónde va este comentario, si estamos hablando del cuarto álbum de los estadounidenses Cicada the Burrower, pues bueno, es que en muchos medios y en muchos etiquetas de personas amantes de lo progresivo o extremo, relacionan a esta banda estadounidense como Post Black Metal progresivo, pero cuando uno escucha los riffs y afinaciones de la música, es como estar escuchando King Crimson o Frank Zappa con 3% de guturaciones en todas las canciones de este “Corpseflower”, donde la sustentación de afinaciones metaleras y de muchas instancias rock, demuestra que estamos ante una banda de Rock / Metal progresivo y no de Black Metal progresivo o que tenga esa idea Post entre manos. Porque no es así, y tampoco tiene de malo que la banda haga metal / rock progresivo en su música, por el contrario, al asociar ambas matrices rock y metal les da un sinfín de posibilidades que no son necesarias relacionarlas con el metal extremo. 

Desde que se escucha “The Fever Room” y terminas con la homónima del álbum “Corpseflower”, la música es bella y simple de comprender, con matices en sus escalas de estar a una buena producción de progresivo, que decide mezclar bandas de los 70s y 80s de rock progresivo con guturaciones, pero que al final puede decirse que encajan bien, pero dentro de la belleza de los ritmos, las guturaciones desfasan bastante. Porque hubiera sido más sencillo escuchar estos ritmos con voces limpias o quizá instrumentales para encontrar el balance correcto entre los instrumentos y las voces, siendo ese el punto a nivel que desmerece el trabajo de Cicada the Burrower. Que, por cierto, si tiene Post, pero no del extremo, sino del rock que confluye con lo Indie y lleno de bastantes juegos de armónicos, arpegios y llenos de delays con bastantes pedales en medio, como por ejemplo en “Where Old Crystals Grow”.


Corpseflower” es un disco muy bueno a nivel ideas instrumentales, pero que gracias a las guturaciones de diferentes tipos, esta música no termina de encajar, porque si se saca las voces y nos concentramos en la instrumentalización a nivel general. Se encuentra música muy bien elaborada y progresiva de muchas influencias. Y bajo una carátula hecha por Sawyer Hildebrandt que retrata perfectamente lo dulce e indie que vas a encontrar en esta música. 

Calificación: 7.6 / 10

Lista Canciones:

1. The Fever Room
2. Glamour
3. Where Old Crystals Grow
4. Psilocybin Death Spiral
5. Corpseflower

Enlaces:

Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.