Fecha de Lanzamiento: 17 de Julio del  2020

País de la banda: Finlandia

Sello: Napalm Records

Estilo Musical: Metal Sinfónico







La banda finlandesa de Metal Sinfónico Dark Sarah nos presenta su cuarto álbum de estudio donde encontramos letras llenas de fantasía y horror bajo un fondo musical que la misma banda denomina Cinematic Metal. Aquí tenemos una nueva oportunidad de escuchar la hermosa voz de Heidi Parviainen a quien muchos recordarán por haber sido vocalista en los primeros álbumes de Amberian Dawn. Estamos ante un álbum de tipo conceptual en donde nos narrará el viaje de la protagonista "Luna" a través de un mundo lleno de seres sobrenaturales. Lo conceptual no es algo nuevo en la banda, pues la trilogía de sus primeros álbumes se movían por dicho sendero y les ha permitido ser tomados en cuenta por Napalm Records para este "Grim". Según la misma vocalista en este disco apuestan por un sonido más moderno y marcaría lo que vendría a futuro en el sonido de la banda.


El inicio con la breve y dramática "My Name Is Luna" no sólo sirve de introducción sino que también sirve para que la protagonista del álbum conceptual se presente, algo que notamos es que el sonido de los teclados tanto en esta canción como en el inicio de "The Chosen One" dan la sensación de ser parte de la banda sonora de alguna película de suspenso y horror logrando transmitir lo que la banda predica, sin embargo más allá de ello, la segunda canción destaca por la hermosa interpretación de Heidi tanto en las partes melódicas como en las notas más altas de su registro de soprano, además de ser acompañada por una excelente sección sinfónica y guitarras que suenan pesadas y dan un toque más moderno a este medio tiempo. Con "Illuminate" nos regalan una canción notable en el aspecto melódico, sobre todo gracias a la impecable labor de Heidi aunque cabe destacar los pegajosos teclados casi electrónicos que a ratos me suenan ochenteros o sacados de algún videojuego de aquellos años mientras que las guitarra nos regala melodías inspiradas y épicas. "Melancholia" es una canción que hace honor a su nombre, que puede pecar de ser predecible, sin embargo gracias al hermoso trabajo vocal, las melodías de guitarra bien logradas y los teclados sinfónicos logran una canción llena de dramatismo y sentimiento. "Iceheart" es una breve balada que sirve de respiro, algo minimalista, enfocado más hacia el lado sinfónico y perfecto para el lucimiento de la voz, aunque al final sólo cumple, pues no llega al nivel de las canciones anteriores. El lado más teatral y sinfónico aparece con "La Folie Verte" mientras que "The Wolf and the Maiden" continúa por el mismo sendero pero acentuando más el lado teatral gracias a la colaboración de una voz masculina que por momentos nos hace pensar en canciones como "El Fantasma de la Ópera".



De ritmo más "alegre" nos sorprende "The Hex" que sigue la línea de las primeras canciones con teclados muy pegadizos y unos coros muy melódicos. "All Ears!" inicia con guitarras más pesadas y un ambiente que inspira terror antes de pasar por estribillos más accesibles. "The Devil's Peak" nos regala otro gran trabajo en teclados, sobre todo las partes de inspiración clásica y ese sonido de órgano de iglesia, mezclado con ritmos más pesados y la voz siempre dulce y mostrando su registro soprano. "Mörk" por su parte no sólo es la canción más larga del álbum sino también la más pesada y completa del disco pues tiene de todo desde blast beats, tremolo riffs, voces guturales e infinidad de cambios sumados a un gran duelo de voces que lo colocan entre lo mejor del álbum. Terminando el disco llega otra sorpresa con "The Dark Throne" que es una canción más orientada hacia lo electrónico, aquí cobra protagonismo el sintetizador y como siempre la gran labor de la vocalista quien sabe manejar su bien su versatilidad y registro.




Al final estamos ante un álbum que funciona muy bien como obra conceptual y que debe gustar a los amantes del Metal Sinfónico, estilo que por cierto tuvo su época dorada ya hace muchos años, al igual que el Power Metal, sin embargo bandas como Dark Sarah buscan mantenerlo vivo buscando la forma reinventarse dentro de su sonido sinfónico, apostando por influencias más electrónicas, modernas o cinematográficas, logrando un buen puñado de canciones aquí. Mi único problema es la similitud en algunas canciones que puede volver algo lineal o predecible el álbum por momentos, sin embargo la voz siempre destaca, incluso en los momentos menos inspirados como en la balada.


Calificación: 8/10

Lista de canciones:

1. My Name Is Luna 01:53  
2. The Chosen One 05:22  
3. Illuminate 04:09
4. Melancholia 06:28
5. Iceheart 03:06  
6. La Folie Verte 05:05  
7. The Wolf and the Maiden 04:12  
8. The Hex 04:12  
9. All Ears! 04:14
10. The Devil's Peak 05:11  
11. Mörk 07:30  
12. The Dark Throne 04:19

Páginas Oficiales:



Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.