Género: 
depressive rock/post metal
Origen: Suecia
Fecha de Lanzamiento: 24 de Abril del 2020
Discográfica:
 Peaceville Records





Hablar de Katatonia, es hablar de una banda que tiene un sello y un estilo personal desde su segundo álbum “Brave Murder Day” (1996), siendo desde ese álbum que la banda evolucionó en su sonido y empezó a migrar a otras latitudes alejadas de lo metalero. Pero eso no significó que la banda dejará de hacer buena música o que ya no diga nada en sus siguientes producciones, por el contrario, ellos se afianzaron más en lo que todo el mundo conocen de Katatonia y eso tiene mucha importancia en el mundo musical. Porque es una banda que supo traspasar las barreras de los aceptable para los metaleros y migrar hacía este lado gente que quizá no sabía que el Heavy Metal existía. Siendo algo que muy pocas bandas lograron hacer en el tiempo, porque como lo saben todos, es muy difícil mantener a los fanáticos viejos de tus primeras producciones y que tu nueva música les siga gustando, y por otro lado, es mucho más difícil jalar a personas que no tienen nada que ver con el estilo para introducirlos a este mundo. Y ese es el mérito que Katatonia tiene en sus doce largas duraciones, donde se incluye esta nueva llamada “City Burials”, que esta disponible a través de Peaceville Records

Comencemos donde nos quedamos con Katatonia hace cuatro años atrás con “The Fall of Hearts” (2016), álbum que los ponía de nuevo al ruedo intenso dentro de su estilo en comparación de su antecesor “Dethroned & Uncrowned” (2013). Disco que no era necesario en su discografía impecable, porque solo regrabar acústicamente lo qué pasó en “Dead End Kings” (2012), era demostrar que se estaban quedando sin recursos para seguir con este tren sueco, por ello es que la banda decide obviar un poco ese disco y basarse más en lo que vino después, dando mejores resultados para los fanáticos y el mundo, que los tiene siempre en la mira como una banda que sigue influenciado a muchas. Entonces, con el antecesor a este “City Burials”, la banda regresa y presenta esa idea progresiva que nos tiene acostumbrados desde discos pasados, influenciado por la escena estadounidense en sus composiciones, pero como siempre tomando lo mejor de ellas para desenvolverse como Katatonia. Siendo así que es nuevo álbum sigue con esa misma idea, intercalándose con momentos de bastante retrospección personal de los miembros vigentes desde la primera vez, usando detalles que son parte de la banda dese hace mucho.


Desde que el disco empieza con “Heart Set to Divide”, la solidez musical de siempre se hace presente y se tiene uno de las mejores canciones de este “City Burials”, colocando progresiones al mismo estilo de Dream Theater y de ahí incrustando sesiones suecas que son perfectas para la banda y que les da esa energía que está oculta en muchos de sus discos, pero que sale cada vez que puede en la banda. Luego con “Behind The Blood” está misma situación crece en la banda y se encuentra esa potencia que es adictiva en la banda y te ayuda a pasar las noches con bastantes dosis de buena camaderia, además que se asienta bien en los oídos para demostrar que aún la banda tiene mucho que decir después de doce álbumes, donde la voz de Jonas Renkse presenta siempre esa sencillez de cuerdas que se te quedan en el cerebelo en cada instante para cantarlas junto a él desde el inicio. De ahí sigue “Lacquer”, que si bien es cierto es lenta en comparación de las dos primeras, la banda decide cerrarse en ese sentido para darle equilibrio y continuar con “Rein”, brindando estos mismos sentimientos depresivos, pero ensalzados con momentos más acelerados. 

The Winter of Our Passing“ es otro ejemplo que la banda tiene lo dejaron de hacer en los dos temas previos, donde se diversifican en su estilo y ayuda a que se sienta fresco su música. Porque cuando se pone depresivo, el uso de ese recurso hace que la banda pierda kilómetros de composición y se abre a lo que ellos pueden hacer, pero deciden ensartarse en su misma situación por largos periodos, donde quizá es bueno en instantes, pero recurrir a estos, es lo que puede ser cansino para algunos. Luego con “Vanishers” y “City Glaciers” adoptan una idea un poco distinta de la situación depresiva que usualmente plaga sus canciones, dándole más detalles que sin ser grandes cambios nutren su música y esa posición progresiva de reserva en sus canciones es la que eleva el este “City Burials”. Entonces, lo que se viene después de estas breves inclusiones son avances pequeños en su manera de componer, siendo así que salen “Flicker” que comienza a jugar un poco más con los sintetizadores y encontrar ese balance entre lo agresivo de su música, depresivo y calmado de estas inclusiones musicales que terminan su recorrido con la lenta “Lachesis”.



La parte final de este “City Burials” empieza con “Neo Epitaph” y termina “Untrodden”, canciones que apilan más momentos conocidos de Katatonia, donde siempre su aspecto progresivo de reserva es la que ayuda a que ambas canciones sean disfrutables y terminen el álbum de buena manera. Siendo así que terminamos un nuevo capítulo en la carrera musical de los suecos, quienes siempre tienen cosas que decir en cada álbum nuevo y este doceavo no es la exclusión de esa idea. Buen sucesor de una carrera discográfica casi impecable, esperemos poder verlos este año o el siguiente en esta parte del mundo latino. 

Calificación: 8 / 10

Lista de Canciones: 

1. Heart Set to Divide 
2. Behind the Blood 
3. Lacquer
4. Rein
5. The Winter of Our Passing
6. Vanishers
7. City Glaciers
8. Flicker 
9. Lachesis
10. Neo Epitaph
11. Untrodden

Páginas Oficiales:

Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.