Fecha de Lanzamiento: 06 de Marzo del 2020 
País de la Banda: Estados Unidos / Suecia 
Sello: Frontiers Records 
Estilo Musical: Melodic Metal







Gracias a la tecnología, muchos álbumes en el mundo tienen mejores producciones, mejores ediciones en estudio, mejores caratulas y una cantidad increíble de invitados que aparecen en estos, lo cual ayuda bastante a que el Heavy Metal se pueda expandir de manera global. Entonces, como se ve en el titulo de la reseña, nuevamente Russell Allen (Adrenaline Mob, Symphony X) realiza otro disco en colaboración de otro vocalista, así como lo hizo en su momento con Jørn Lande (Jorn, ex-Ark, ex-Beyond Twilight, ex-Masterplan), y esta vez le toca al turno de Anette Olzon (The Dark Element, ex-Disdain, ex-Nightwish). Con quien la idea musical en comparación de lo otros enfrentamientos vocales, se inclina hacía una lado mucho más melódico y con muchos momentos Hard Rock que son pertenecen en mayor grado a la inclinación de la sueca, dándoles matices mucho más Hard Rock que metaleros, pero de agradable manera para los oídos. 

Esta clase de álbumes empiezan directos, sin mucha presentación ostentosa (muy aparte de los vocalistas), dejando de lado presentar alguna novedad musical, ya que solo acuñan a que las intervenciones musicales se hagan más prosperas en bandas pequeñas y grandes, además de demostrar que el Heavy Metal dejo ese ambiente subterraneo hace mucho tiempo y que algunos creen que todavía, o creen que es de personas conocedoras, elitistas o quien sabe. Pues no, con este tipo de proyectos el Heavy Metal y los festivales que existen a nivel mundial, el estilo dejo de ser para personas exclusivas y se abrió al mundo, demostrando que es el estilo de mucha más avanzada musical que solo escuchar un estilo determinado de música. Ya que con proyectos como estos, el género musical que en un inicio fue para personas conocedoras o reducido, ahora es de libre acceso, y a nivel general casi todos los nombres que crecieron a base de bastantes canciones conocidas en todo mundo, hoy por hoy son grandes exponentes del Rock a nivel general que empezaron a calar tercamente en este mundo y demostraron que están por encima de muchos estilos conocidos. Siendo así que cuando uno habla de Russell Allen y su timbre vocal, es hablar de una de las mayores eminencias del estilo, porque su timbre es único en el mundo y la energía que emana en vivo es de las mejores. Inclusive es hablar de uno de los 10 mejores vocalistas del estilo de todos los tiempos, sin llegar a equivocarnos. Quien se junta con la voz femenina de Anette Olzon para encontrarse en una batalla vocal que tiene por nombre "Worlds Apart". 


Todo empieza en "Never Die", la cual provee al álbum de su introducción y de ahí empezar con los instrumentos y encontrar riffs pegajosos, que se entrelazan con las partes sencillas  y la voz de Russell Allen es la que abre este enfrentamiento y como siempre la infinidad de probabilidades que tiene su voz adornan los ritmos de una manera atrayente, y como siempre se dice, por más que lo hayas escuchado miles de veces. De ahí con "Worlds Apart", comienza la batalla vocal y los dotes de Allen demuestra una superioridad a nivel general en comparación de Olzon, quien pasa a segundo plano, pero bien aprovechado por la mezcla a nivel general. La cual distribuye los esquemas para que el fuego y el hielo entren de manera equitativa y se escuche lo mejor de ambos vocalistas, ya que luego con "I’ll Never Leave You". Anette Olzon toma posesión del micro y comienza a disparar vocalmente hasta donde su voz es capaz de llegar, donde el detalle que se asemeja bastante a su ex banda finlandesa, es la que no entra muy bien por momentos. Ya que si se le hubiera dado una versión más al estilo de su nueva banda The Dark Element, las cosas se escucharían mejor. Luego se viene "What If I Live", canción que nuevamente los pone a ambos vocalistas para escuchar el contrapunto de voces y ver como se desenvuelven en un instantes sus voces frente a lo melódico de la música. 




Es hasta la anterior canción que este proyecto existe muy bien, ya que desde "Lost Soul" y hasta "Who’s Gonna Stop Me Now", la idea en general sigue presente en todo lo que se viene, encontrando un disco balanceado de voces y protagonismos. Demostrando que las producciones continúan y esto tiene que seguir por ese camino, siendo obvio el tema de ambas fuerzas vocales, porque Allen tiene una energía inmejorable (creo) en comparación de Anette, que tiene pocos agudos y que se siente que son ayudados por temas en estudio para alargar los estribillos musicales en los coros y estrofas, lo cual no esta mal, ya que muchos vocalistas en el mundo lo hacen para no cansar mucho su voz en estudio y tener mejores perspectivas en vivo. Pero Russell es inquebrantable, con este disco en comparación e sus otras producciones con Lande, la diferencia de poder vocal es abismal. Ya que Lande si esta a la altura de Russell, pero Olzon deja mucho a los efectos digitales de prolongación. 

En general, "Worlds Apart" es un álbum disfrutable que tiene muy buenos momentos vocales y de contrapunto de ambos, que es de seguro será atrayente para los fanáticos de ambos músicos; y si no eres fanático de ninguno de ellos, pues no importa, porque Heavy Metal es Heavy Metal y que bueno que este tipo de colaboraciones se den, porque auguran miles de años más en el estilo y que demuestra que seguirá rompiendo esquemas. 


Calificación: 7.5 / 10

Lista de Canciones:

1. Never Die
2. Worlds Apart
3. I’ll Never Leave You
4. What If I Live
5. Lost Soul
6. No Sign Of Life
7. One More Chance
8. My Enemy
9. Who You Really Are
10. Cold Inside
11. Who’s Gonna Stop Me Now

Páginas Oficiales:

Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.