Banda: Voyager (Australia)
Álbum: Colours In The Sun

 Año: 2019
Género: Progressive Rock/Pop/Metal
Sello: Season Of Mist
*Integrantes:

Danny Estrin - Voz, teclados
Simone Dow - Guitarras
Alex Canion - Bajo, voz
Scott Kay - Guitarrass
Ashley Doodkorte - Batería


*Lista de Temas:

1.Colours 04:04
2.Severomance 04:22
3.Brightstar 04:31
4.Saccharine Dream 05:27
5.Entropy (feat. Einar Solberg) 04:42
6.Reconnected 04:47
7.Now or Never 01:38
8.Sign of the Times 03:46
9.Water Over the Bridge 04:42
10.Runaway 04:38







Uno, como buen fanático del Rock / Metal, siempre busca ampliar sus horizontes musicales a la hora de escuchar, aunque es difícil abarcar todo, se hace lo que se puede. Así llegué a toparme cada vez más con bandas australianas y me di cuenta que tienen excelentes exponentes en diversos estilos. Bandas como Be'lakor, Ne Obliviscaris, Caligula's Horse, Destroyer 666, Vanishing Point, Disentomb, Parkway Drive, Karnivool, entre otras que ya deben conocer, no hacen más que confirmar que tiene una escena muy interesante y variada. Dentro del género progresivo, una de las que más ha llamado la atención es Voyager, procedentes de Perth, quienes llevan ya 20 años de carrera y 07 álbumes a cuestas, siendo este último el "Colours In The Sun" que venimos a reseñar y que fue lanzado el 01 de Noviembre del 2019 vía Season Of Mist. Ellos practican un Metal Progresivo bastante melódico aunque hay elementos modernos en su música, sin embargo si ven en su página oficial, ellos se autodenominan Metal / Pop Progresivo, lo cual no está lejos de la realidad si tomamos en cuenta que han introducido elementos Pop en su música; no es la primera banda que lo hace por cierto, y cada vez es más común que muchas bandas experiementen con algo así, con resultados diversos como ya vimos con Leprous también este año.


El disco abre con "Colours" y su colorida introducción de teclados que va bien con el nombre del álbum y la portada misma, un tema de ritmo y sonidos Pop a momentos pero como es de esperarse llegan los cambios de ritmo y aparecen las guitarras distorsionadas, ritmos más pesados y complejos, si bien la música resulta algo alegre al momento que suenan lso teclados, la voz transmite un aura más oscura o melancólica. La segunda canción es algo más suave y es que "Severomance" nos muestra una voz mostrando su lado más sensible bajo un riff complejo de fondo, luego el ritmo sube y llegamos a un coro muy melódico y más alegre ¡Increíble como fluyen los cambios de forma orgánica! Si bien la música es accesible, siempre hay espacio para partes más pesadas que rozan los sonidos del Djent. El inicio de "Brightstart" con sintetizadores le da un aura más ochentera, aquí la voz de Danny muestra su lado más melódico, sobre todo cuando llega el coro y la canción gana algo de distorsión y ritmos más complejos, nuevamente un coro muy pegadizo. Algo que sabe hacer Voyager es experimentar con sonidos más Pop pero no abandona el lado Metalero y Progresivo, y es en canciones como "Saccharine Dream" donde se ve de manifiesto todo ello, una genialidad al mezclar diversos estilos, si bien inicia lento los ritmos complejos y sonidos Djent no tardan en aparecer, manejados bien por la excelente voz de Danny quien nos regala otro gran coro. Uno de mis momentos favoritos es el single "Entropy" y es que tenemos la oportunidad de gozar de 2 de las mejores voces del Progresivo actual como son la de Danny Estrin quien va acompañado de Einar Solberg de Leprous en los coros (sí, con los ahhhh que siempre esperamos), aquí la introducción de teclado es difícil sacarla de la cabeza además de las notables líneas vocales.


Los teclados siguen teniendo protagonismo, y esto se ve de manifiesto en la introducción de "Reconnected" donde el Metal Progresivo se apodera de la banda, aquí tenemos riffs más pesados, ritmos más acelerados a momentos, ritmos complejos y a ratos aires de Djent, algunas voces melódicas que sirven para calmar a quienes buscan el lado más pesado en la banda. "Now or Never"es un breve interludio a pura voz y teclado que no aporta mucho en realidad. "Sign Of The Times" es un tema con ritmos y riff más complejos bajo líneas vocales accesibles aunque no de las mejores del álbum en realidad. Casi al final llega otro de los momentos más pesados del álbum con "Water Over The Bridge" donde los sonidos del Djent de apoderan de la canción que resulta algo atmosférica mientras la voz muestra su faceta más oscura aunque sin dejar de lado la melodía, sobre todo al llegar al coro que es donde va acompañada de los teclados que siempre tienen un aire ochentero. Finalmente llega "Runaway" a cerrar el álbum con mucha melodía, en un inicio con voz y sintetizadores hasta que poco a poco ingresan baterías, bajo y guitarras que conservan los riffs complicados pero sin dejar de ser un tema muy accesible y con un coro muy melódico.

Excelente adición a la notable discografía de Voyager, no es un disco perfecto pues siento que pasado la mitad del álbum, este se desinfla un poco en algunas canciones que no son malas pero quedan por debajo de otras canciones notables que presenta el álbum. Aún así el experimento de mezclar algo de Pop/Rock ochentero con Metal Progresivo y sus sonidos cercanos al Djent es satisfactorio en muchas de sus canciones. Algo que critican por ejemplo a Leprous es el haber dejado de lado el Rock, Metal e incluso Progresivo en su último álbum Pitfalls, sin embargo aquí Voyager nos demuestra que puede jugar con esos sonidos más accesibles sin abandonar su lado más Metalero, pesado y sobre todo Progresivo. Si son abiertos a escuchar varios géneros musicales, sin duda este un disco a disfrutar.

Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.