Fecha de Lanzamiento: 19 de Noviembre del 2021 
País de la Banda: Francia 
Sello: Debemur Morti Productions 
Estilo Musical: Extreme Music / Noise / Mathcore / Black Metal





En los 90s hablabas de Black Metal, Death Metal o metal extremo a nivel general de Francia, y salían pocos nombres que no presentaban nada novedoso o un sonido personal destacable en el mundo, y la única que pudo tener algo concreto y distinto frente al resto de bandas extremas de allá fue Supuration y su popular estreno “The Cube” (1993). Porque a pesar de tener una base estadounidense en su música, la idea era personal y que jamás se volvió a repetir en todo el mundo o dentro de los 90s, ni por la misma banda. Entonces, Francia siempre pasó desapercibida en muchas opiniones de reseñadores o criticas de revistas de los 90s, porque no había mucho interés de escuchar bandas de ese país, sabiendo que no tenía ese detalle representativo que lo tenían Suecia, Finlandia, Países Bajos, Inglaterra, Brasil, Noruega y Estados Unidos. Así que es común que cualquier persona no haya mirado a ese país durante los 90s y hasta mediados del 2000s, porque lo cierto era que más allá de calidad, la idea no era personal. 

Pasaron los años, y a mediados de los 2000s  y hasta el 2010, Francia presento al mundo bandas como Outcast, Hacride, Scarve, Svart Crown, Gojira, Peste Noire, Deathspell Omega y Plebeian Grandstand. Las cuales son las primeras en tener un sonido netamente francés y que comenzó a expandirse en todo el mundo, porque tenían música más progresiva, disonante, abstracta, extrema y de muchos sabores que presionaban los límites del metal hacía otros universos que están presentes en muchas bandas de estos últimos años. Y la idea es sencilla, la música hecha desde los 2000s, tiene un agregado abstracto que solo puedes escuchar dentro de ese país, muchas veces esta idea es industrial y otras veces tiene un sinfín de texturas infernales que no solo hablan de un estilo en particular, sino de aquel que puede seguir distintos gustos y centrarse en que todo debe de ser bruto, caótico y terrorífico. Entonces, dentro de esta selección de bandas precursoras de un sonido abstracto y bruto, se tiene a Pebleian Grandstand, quienes llegan este 2021 con su quinto álbum en estudio llamado “Rien Ne Suffit” (Nada es suficiente), y la impresión que me dejo la música de la banda en 50 minutos, es como si estuviera recibiendo el castigo de Samara después de los siete días en “The Ring” (2002). Desde que vez la portada de “Rien Ne Suffit”, el miedo, el terror o todas esas ideas oscuras de estar inmerso en muchos universos deseosos de carne y de por medio solo se pueda ver un efecto doppler que une todas las dimensiones que giran en torno a las manos de todo de cada universo. Es una maravilla de arte abstracto que solo la música en sus 50 minutos puede reflejar de esa manera. 


Desde que todo empieza con la caótica y noiseMasse Critique”, ya sabes lo que vas a encontrar con gritos desesperados, efectos de avispas o sirenas que alertaran que el terror esta en camino, la tarola ejecutada de una manera descontinuada y sin sentido que solo produce terror y de estar adentrándote en los peores infiernos del ser humano y su infinito mundo nocivo que aparece en “À Droite du Démiurge, à Gauche Du Néant”. La cual es toda una epopeya disonante, acelerada, terrorífica que solo da miedo con cada segundo que pasa, ya que, es de aquellas canciones que el orden musical importa un comino y solo se centra en tener algo bruto y enfermizo. 

Después de una gran dosis terrorífica, nos encontramos en el limbo electrónico, turbio, incisivo y turbio de “Tropisme”, donde los gritos de Adrien Broué son exasperantes, la batería aparece solo para darle irregularidad y retumbar las paredes, la guitarra y bajo con pocas notas que crean un terror incomparable que puede ser un camino a muchas puertas a través de un espejo oscuro de una realidad alterna a la que esperas. Luego con “Part Maudite” algunas partes blackers entran a la composición de la música, pero de cortos rasgos, que solo se pueden mezclar con música malvada y oscura, los blast beats de Ivo Kaltchev son impresionantes y de como estos producen regurgitaciones en los oídos y la sangre comienza a brotar por toda la disonancia powerviolence y mathcore que tiene Plebeain Grandstand que se conecta con “Angle Mort”. De cortes parecidos, pero los efectos parejos y seguidos de golpes en el estomago son los que dan esa enfermedad musical a la música de estos franceses, quienes acuñan sintetizadores para que el terror termine de ser cada vez más espeluznante. ¡muajajaja! 


Espoir Nuit Naufrage” es un pequeño receso psicótico de la plaga auditiva que estas escuchando, tiene esa idea de darte una calma al sufrimiento, pero cayendo ensangrentado en un vacío infinito de lamentos y desmembramientos celestiales, y a medida que avanzas el agujero las capas de piel, carne podría comienza a verse poco a poco, como estratos de tierra formada por miles de capas de minerales, pero esta vez las capas son huesos, sangre podrida, partes de cuerpo humano, despojos tóxicos, piel de animales rancias, lombrices transformadas por la radiación orgánica que existe en el agujero y el olor de todo este universo sea aberrante, toxico, potente y que tenga solo el fin de que cada vez el suelo macerado en los peores horrores lascivos de este mundo se acerca con “Nous En sommes Là”, donde un organismo desconocido comienza a comunicarse telepáticamente mientras sigues cayendo en el peor de los castigos, y este organismo solo se comuniquen con convulsiones y lamentos de lo que vas a encontrar en tu siguiente despertar que empieza en “Rien N'y Fait”, “Jouis, Camarade” y “Aube”. 

Escuchar por muchas horas “Rien Ne Suffit” tiene consecuencias nocivas a la mente, porque es música que crea el ambiente perfecto para olvidarte del mundo exterior y solo ver sueños gore y terroríficos, donde el ambiente comienza a apestar a sangre, partes de cuerpos, animales en putrefacción y todo ese terror de estar sentado en alguna masacre divina, como si estuvieras presenciando el nacimiento de un dios entre carne, sangre, cuerpos, huesos y monstruos dentro de un episodio de las ovas de Berserk. Todo un enmarañado terrorífico musical que se tiene que prestar mucha atención para encontrar el verdadero terror que Plebeian Grandstand logro en esta quinta producción en estudio. Esto es música extrema sin límites y de terror verdadero, que no necesita a satanás, símbolos rojitos, crucecitas o cualquier simbología cliché dentro de la música extrema, solo una masa enfermiza que quiere cada vez más ser algo horrendo, asqueroso y que le importa un comino esta realidad. Gran regreso de Plebeian Grandstand, superando con creces lo que hizo en sus 4 primeros álbumes, que, por cierto, ya eran buenos, pero ahora se rajaron presentando el terror musical en el todo el contexto del concepto. 

Calificación: 10 / 10

Lista de Canciones:

1. Masse Critique
2. À Droite du Démiurge, à Gauche du Néant
3. Tropisme
4. Part Maudite
5. Angle Mort
6. Espoir Nuit Naufrage
7. Nous en sommes là
8. Rien N'y Fait
9. Jouis, Camarade
10. Aube

Enlaces:

Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.