Fecha de Lanzamiento: 12 de Noviembre del 2021 
País de la Banda: Estados Unidos 
Sello: Maggot Stomp 
Estilo Musical: Death Metal





Siempre es atractivo escuchar noveles bandas de Death Metal que tienen un sonido moderno en su música, porque ayuda a descongestionar un poco los oídos de estar escuchar siempre las mismas bandas de sonido clásico. Por ello, 200 Stab Wounds tiene un sonido que nos sitúa a bandas como Blood Red Throne o Dawn of Demise, con ese gancho potente y moderno que puede tener el Death Metal, y porque menciono estas bandas, porque a inicios de los 2000s, fueron las primeras bandas en explotar el sonido estadounidense y agregarle una intensidad distinta a la música de siempre, porque álbum como “Hate Takes, Its Form” (2007) o “Monument of Death” (2001) son joyas incomparables dentro del momento, con sonido modernos, algunos instantes industriales y matices Black Metal que le dan esa idea persona a la música de Blood Red Throne especialmente. Porque Dawn of Demise o 200 Stab Wombs, están más inclinados a lo groove del Death Metal, y la producción en estudio es lo realza completamente la música. 


Slave to the Scalpel” es un disco que me tomo por sorpresa, ya que tiene esa mezcla de finales de los 90s con bandas Slam y uso de muchas quintas en las escalas de guitarra, pero el detalle de no terminar el riff y hacerlo cortante, solo le una idea al pasado, y por supuesto la tarola de Owen Pooley es algo de destacar, porque tiene esa idea de bandas Brutal Death Metal, Goregrind o Slam Death Metal. Pero a nivel general, lo más llamativo de la música de 200 Stab Wounds, es el conjunto de riffs que tienen Steve Buhl y Lance Buckley, porque saben dosificar esa idea potente y filosa de una banda de Death Metal moderno; además de colocar solos de guitarra inclinados al mundo heavy, pero que elevan el gustillo por no estar escuchando algo común. Sin olvidar que pequeños punteos, rasgueos de cuerdas y notas cuasi arpegiadas con efectos más agudos le dan esa sensación técnica en muchas partes, y al mismo tiempo esa rudeza que debe de tener una banda de su estilo. 

Desde que todo inicia con “Skin Milk” y termina con “Expirated Spatter”, los momentos mencionados en el anterior párrafo, son los distinguibles de la música de 200 Stab Wounds; ya que, la banda siempre esta buscando como meterte un cuchillo en el ojo de manera directa, sin muchas floriturerias, pero siempre ensalzado con detalles en las cuerdas que parecen sacados de su propio baúl de recursos musicales. Y con ello tener un carácter personal en la música de la banda, y poder distinguir a groso modo lo que esta tiene para decir en todos los instrumentos, sin olvidar que la guturación de Steve Buhl apegada al guion de guturación externa y con efecto es agradable de escuchar, porque utiliza bastante saliva para sacar la fuerza que esta vez tiene un apoyo fuertísimo de manera digital, quizá no guste en un momento, pero ayuda perfectamente a lo que la banda trata de decir en este primer álbum. 


Como lo dije al inicio, es agradable escuchar bandas que siguen tomando otras matrices Death Metal-eras en su música, y que este “Slave to the Scalpel” no se apegue a lo clásico es un punto que tiene 200 Stab Wounds. Porque la música dentro de los casi 30 minutos es todo trallazo de sensaciones intensas, donde cualquier puñetazo en uno de sus conciertos será bien recibido. 

Calificación: 8.7 / 10

Lista de Canciones:

1. Skin Milk
2. Tow Rope around the Neck
3. Stifling Stew
4. Itty Bitty Pieces
5. Phallic Filth
6. Slave to the Scalpel
7. Drilling your Head
8. Paths to Carnage
9. Expirated Spatter

Enlaces:

Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.