Fecha de Lanzamiento: 23 de Julio del 2021 
País de la Banda: Lituania 
Sello: Season of Mist 
Estilo Musical: Extreme Metal / Sludge






Mientras que muchas personas en el mundo esperan algo nuevo de alguna banda super conocida, el mundo extremo de la música tiene otro enfoque para quienes lo siguen de cerca, y siendo este mi caso, donde lo extremo clásico me gusta, pero para tomar unas cervezas con unos amigos, recordando aquellos años gloriosos donde todo era novedoso y cada banda tenía algo que decir dentro del Death Metal, Black Metal o Grindcore. Pero hoy día, más allá de tenerle mucho respeto a los clásicos y haberlos disfrutado en sus mejores años, la idea de adolescente que me motiva a seguir escuchando más cosas y que no tengan que ver con ese mundo clásico, siempre esta presente en mi vida. Entonces, con esta premisa, tener la segunda producción de los lituanos de Erdve (espacio) llamada “Savigaila” (autocompasión), me hace pensar en muchas cosas nuevas, frescas y de mezclas de muchos estilos extremos, que no necesitan tener solo Black Metal o Death Metal o lo que sea, ya que para entender este tipo de música y al mismo tiempo hacerla, se tiene que tener muchos gustos e influencias, y en este tema, el dicho “El pasado era mejor” queda completamente descartado, porque esto es el futuro de la música extrema. 

Las políticas que tiene Encyclopaedia Metallum para determinar que banda es metalera y que banda no lo es, es algo que jamás entenderé y lo peor de todo, es increíble leer que en muchas bandas colocan Hardcore como parte de su estilo, entonces, es inaudito que una banda como Erdve no esté dentro de esta lista de bandas que mezclan ese estilo, le ponen algunos detalles Powerviolence, y siempre transitan por ritmos Black Metal, Death Metal y Post Metal, pero todo encajado de una banda impresionante y completamente futurista. Donde la idea de hacerlo metódico se tira al desagüe, y comienza aparecer otra forma de entender la música extrema como una masa disonante, técnica, grindcore y de muchas otras texturas que no dejan de mezclarse cada vez que das reproducir a este nuevo álbum de Erdve, porque es un álbum que necesita de muchas reproducciones para entender todo el talento que existe acá, y una de las cosas más impresionantes, es que al ser su segunda larga duración, la música sea avanzada para su época, porque esta banda tiene para crear un sinfín de posibilidades a lo largo de los años, la idea de estar alejados del mundo y estar en un país, que no es muy conocido por tener bandas metaleras, sirva como resultado tener esta impresionante producción, pero funciona en todo sentido. 


No haber escuchado su primer álbum “Vaitojimas” (2018) en su momento, es mea culpa, porque no sabía lo que me estaba perdiendo, pero el tiempo apremia, así en una rápida actualización de la primera producción de Erdve y ahora pasando a este “Savigaila”. La música es impresionante en ambas producciones, factores influenciadores de bandas del pasado existen, pero como un hecho de solo darle gusto a lo que escucharon estos lituanos en su momento. Ya que desde la portada hecha por Vaidotas Darulis (guitarra y voz), que solo es una foto de un hombre embarrado en los peores horrores del mundo y luego al frente de esto solo fuego, es directa a lo que vas a encontrar en la música de la banda, y que va entorno al titulo del álbum, con esa idea de arrepentimientos, envidia, autoestima y todos estos pensamientos o valores que las personas tienen para expresarse en el día, pero que detrás de esta idea existe siempre un lado tomado en doble sentido por casi todos los seres humanos, y eso es lo que se puede apreciar en la portada de este nuevo disco. 

Desde que todo empieza con “Lavondėmės”, el riff mathcore y de muchas dosis Post Black Metal en las candencias de las notas con síntomas Sludge, es de lo mejor, y con ellas conectar a su parte disonante y agresiva enfundadas con una voz hardcore encaja de lo mejor, pero la idea de tener los ritmos de guitarra envasados en metal extremo con muchas dosis modernas, como si dentro de estos hubiera un motor de camión sonando, tiene la dosis adecuada para reventarte el cerebro. Luego pasamos a una etapa más rocker con “Smala”, los decibeles bajan, pero lo esquizofrénico sigue presente a borbotones, ya que los efectos en ritmos sencillos dotan de mucha actitud a la banda, y luego el progreso dentro del mismo riff avanza de manera majestuosa, no se complican en lo absoluto, solo avanzan dentro del mismo riff inicial colocando dosis disonantes y noise. Y eso es lo más llamativo de todo, que puedas escuchar el mismo riff una y otra, pero que tengas muchas texturas dentro de esta, y con esta de tranquilidad entra a los parlantes la psicótica “Votis”. Música que te hace pensar en muchas películas de terror o cosas de horror en instantes, donde cualquier persona puede tener un cuchillo en la espalda y este esperando para clavártelo, una clara muestra de ser fanáticos de películas como “Psicosis” (1960). 


Con “Betonas” retorna la agresividad y esta vez, detalles técnicos y progresivos se apoderan de la música en todo sentido, pero conectadas con momentos Sludge intensos y dándole un enfoque a lo mathcore a nivel general, donde la voz Hardcore es de lo mejor por parte de Vaidotas, que cambia de situaciones cuasi agresivas a instantes salvajes, y luego con ella, la música comienza a ser más brutal, donde el efecto de motor de camión es lo primero que tienes en la mente a cada instante, y como esta, impulsada por el frenetismo llega a ser enviciante para conectarse con “Pleura”. Canción instrumental que solo quiere prologar el sufrimiento auditivo y dejarte en transe de la agresividad que llega con “Bendrystė”, donde la banda se complica a nivel general, pero es no es un mal síntoma, sino que dotan a la música de más detalles que tienen partes progresivas, sludge, disonantes, frenéticas que se prolongan hasta “Sugretinimas”. Donde no sales de la habitación, porque sabes que algo malo te esta esperando afuera, y sabes que si volteas por 5 segundas alguna entidad te va voltear la cabeza 360 grados para que extirpe el alma de tu ser; sintiendo en carne propia el olor a muerte que te rodea y como el sabor sangres esta cada vez más en el paladar mientras escuchas a Erdve, y como esta idea deja al aire la instrumental y desoladora “Pragulos”. 

La enfermedad frenética que tiene el riff principal de “Savigaila” como canción principal del álbum, es todo una idea enfermiza de como es que tienes que escuchar la música de Erdve, los gritos son de lo mejor, porque te hacen ver como si alguien estaría sufriendo en alguna parte del mundo, y sientes el sonido de las laceraciones de esa parte del mundo, cuando el cuerpo se desuella con cada latigazo y escuchas que la sangre esta brotando con cada golpe, sientes que te salpica a la cara todo ese dolor y solo tienes que esperar a que esto se acaba pronto y puedas pasar a “Skilimas”. La cual toda cambia la música de la banda a nivel general, y presenta ese camino tranquilo después de la muerte, cuando ya no existe dolor físico y solo cruzas el túnel previo a tu destino que vas a encontrar en “Takoskyra”, y comienza a renacer dentro de otro cuerpo y pasas por las mismas penumbras y sufrimientos de tu anterior cuerpo, pero esta vez tiene un corto periodo, ya que lo que se presenta al final, es solo la idea innata de toda esta psicosis que tiene Erdve como legado musical. 


Savigaila” es un de aquellos álbumes que van a pasar a ser referencia para muchos músicos en el mundo que están deseosos de buscar algo nuevo en la música extremo, donde el principal objetivo es tener ese frenetismo innato en la música que ninguna banda de los 80s o 90s tenían. Y esta vez Erdve se enfoca en que su música te de miedo y no dejes de escucharla en ningún instante, porque las repercusiones del álbum, son sustos y temores que afloran poco a poco en tu día a día, y muy pocas bandas en el mundo pueden hacerlo. Así que solo diré, si tienes los cojones y eres de mente muy abierta para entender el terror musical que hay en esta inmensa placa, pues los lituanos te invitan a escucharla, pero si quieres metal extremo de los 80s o 90s, te diré que ahora esa música parece de hace diez mil años en comparación de esto y no es para ti. Porque esto es el terror de hoy, y de cómo escalas sencillas pueden ser al mismo tiempo frenéticas para que mojes el asiento o cama cuando estés escuchando “Savigaila”. 

Calificación: 10 / 10

Lista de Canciones:

1. Lavondėmės
2. Smala
3. Votis
4. Betonas
5. Pleura
6. Bendrystė
7. Sugretinimas
8. Pragulos
9. Savigaila
10. Skilimas
11. Takoskyra

Enlaces:

Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.