Ronnie James Dio fue un artista excepcional que no necesitaba de mayor alarde para demostrar que contaba con una personalidad avasalladora. Era escaso de estatura pero poseedor de un portento vocal capaz de acallar a cualquiera que pretendiera restar merito a sus dotes en el canto. Así le sucedió a Don Arden, ex manager de Black Sabbath, quien austero por la apariencia física del cantante recriminaría a Tommy Iommi por su elección: “¿sabes que no puedes tener a un enano cantando para Black Sabbath no?”, le diría visiblemente fastidiado; pero para su sorpresa, el menudo vocalista se convertiría en el eje central de una proceso de cambio dentro de la banda. En contraste con la etapa anterior, en donde los riffs de guitarra formaban un patrón a seguir para las líneas vocales (una licencia usada con el objetivo de cubrir las limitaciones de Ozzy Osbourne), las composiciones cantadas por Ronnie en los discos "Heaven and Hell" y "Mob rules", lograrían alcanzar nuevas formas de hacer musicalidades, usando una variopinta mezcla de recursos forjados bajo una  identidad propia que definirían la nueva "formula" para hacer y tocar Heavy metal,  además de legar a la posteridad una imagen, un símbolo, una señal distintiva al imaginario común: la mano cornuda.

Pasada su estancia en Black Sabbath, su etapa solista consolidaría los elementos anteriormente mencionados con el lanzamiento de su flamante debut de 1983, "Holy Diver", un disco soberbio, de bien logradas tesituras a nivel compositivo , propias de músicos de primer nivel que acompañarían su materialización. No obstante, por sobre todos estos componentes resaltaría uno en particular, uno que después de muchos años de especulación, parece por fin  revelar el trasfondo de su origen gracias a la narración visual que solo el cómic puede mostrar.

La portada del disco Holy Diver siempre fue un misterio. En la ilustración se observa a un ser de aspecto demoníaco (mas adelante conocido como Murray) gesticulando con la mano izquierda la señal de "los cuernos", mientras que con la derecha empuña con firmeza una cadena que mantiene atrapado a quien, por sus vestiduras, parece ser un sacerdote católico que; al verse impedido de cualquier forma de escape tras romperse uno de los extremos de la cadena, volteará a ver con terror los ojos de su ejecutor antes de caer ahogado en la completa desesperación. ¿Pero, esto es lo que la imagen realmente pretende expresar?¿Cómo estar seguro que en vez de condenarlo, aquella entidad no intentaba salvarlo?, ¿A quien podríamos identificar como la verdadera encarnación del mal?. Estas y otras interrogantes por fin serán resueltas gracias a una labor en conjunto por parte de Wendy Dio y la editorial  Z2 Cómics, quienes han planificado para el segundo semestre del 2021 el lanzamiento de: “Ronnie James Dio's Holy Diver”, una novela gráfica que desarrollará en 120 páginas el concepto que encierra la portada del disco y así ofrecer un entramado épico de similar estilo al que nos tenia acostumbrado Dio en su extensa discografia. 


El  guion estará a cargo de Steve Niles un peso pesado en la industria del cómic, quien se ha encargado en los últimos años de revitalizar las historietas con tópicos poco ortodoxos como los de horror sobrenatural , sucesos paranormales y asesinos seriales. En su haber se encuentran publicaciones como "30 días de noche" , "Mistery Society" , "Criminal Macabre" y "Wake and Dead". Por otro lado, los lápices estarán bajo la dirección de Scott Hampton, alumno del celebre Will Eisner y miembro del salón de la fama de los llamados: "Grandes autores de Batman", por ultimo; el diseño de portada, el cual fue elaborado por Bill Sienkiewicz, ha sido el preview oficial para tan ambiciosa obra, y que vista bajo otra perspectiva, representaría la filosofía de vida del fallecido cantante, quien en múltiples ocasiones expreso su particular punto de vista  acerca de los estereotipos en los que frecuentemente recurrimos al clasificar a las personas. Como declararía Wendy, esposa del cantante, “Ronnie James Dio's Holy Diver” es:  "(…)una historia sobre cómo no se puede juzgar una imagen por la forma en que aparece , que es lo que Dio escribió muchas veces en sus canciones; que tienes que ver el interior de la persona y no juzgarla por su apariencia o por lo que visten". 

Dicho esto sería contraproducente recomendar una obra que aun no expresa la total magnitud de su contenido, es como pretender comprar un libro o un disco solo por el vago precepto que sugiere su portada, gran contradicción que estoy seguro que al buen Dio no le hubiera gustado para nada. Asi que antes de darle click a Amazon y castigar a tu tarjeta de crédito, recuerda: el único que puede juzgar y dar valor a algo eres tu mismo, muchas veces seguimos la tendencia de valorar cosas que realmente no las merecen, es por ello que se nos hace tan difícil juzgarnos a nosotros mismos que a los demás, sin embargo; cuando uno observaba la manera como Ronnie James Dio cantaba, daba la impresión de reflejar algo mas profundo e indetectable a simple vista, parecía proyectar aquello que siempre le fue esquivo a la superficialidad, incapaz de distinguir que existe color entre la luz y la sombra, de concebir la idea de un "mas allá" fuera de los limites de un cielo y un infierno, de considerar que, bajo un haz de luz, una ciénaga sombra esta a un paso de convertirse en un arcoíris en la oscuridad.                                           

Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.