Fecha de Lanzamiento: 23 de Octubre del 2020 
País de la Banda: Países Bajos 
Sello: Burning World Records 
Estilo Musical: Doom Metal







Celestial Season es una banda que siempre estará en un momento de mi crecimiento musical buscando más bandas como amante de todo lo extremo en el mundo del Heavy Metal, debido a que su primera producción “Forever Scarlet Passion” (1993) apareció dentro de una ojeada de bandas Death Metal que estaba en boga aquellos años. Siendo por ese motivó que la banda era conocida como una banda de Death Metal con influencias Doom Metal, pero dentro de esa idea, las cosas estaban desubicadas, porque la banda no tenía ni un riff o ápice de Death Metal, e inclusive su mayor inclinación era con matices Stoner al mismo estilo de Black Sabbath. Pero esa es otra parte de la historia que quizá era entendible, porque muchas cosas pasaron aquellos años dentro del metal extremo que confundían unas con otras, ya que el punto de haber escuchado por primera vez ese álbum cambiaba muchas perspectivas de lo que el oído quería aquellos años y ver como el trabajo de My Dying Bride, Cathedral, Paradise Lost, Tiamat, Anathema y unas cuantas más ya tenían otros participantes en el mundo que estaban haciendo las cosas de otra manera. Entonces, fue así que después de ese gran álbum, llega dos años después “Solar Lovers” (1995) y toda esa idea era mucho más pulcra, de sonidos más cuajados y encontrar a una banda de talla mundial que tenía mucho que decir en el mundo con esta segunda producción, pero luego de ese álbum la banda decidió alejarse de ese mundo con “Orange” (1997), “Chrome” (1999) y “Lunchbox Dialogues” (2000) hacía otras instancias musicales que desaparecieron de los medios a la banda en todos los entornos musicales, porque ese cambio pudo haberle caído bien si en algún grado de la evolución musical de la banda se hubiera dado de manera natural y no como algo rebuscado para diferenciarse de otras bandas. 

Entonces, pasaron veinte años de la última producción de los neerlandeses de Celestial Season y nueve años desde su reunión en el 2011 para algunos conciertos y fechas especiales, siendo por ello que la banda decide remasterizar este 2020 sus dos primeras producciones “Forever Scarlet Passion” (1993) y “Solar Lovers” (1995) de una manera fenomenal, volviéndole a darle vida a estas dos de una manera increíble, porque existen discos donde la remasterizada puede hacerla sonar mal, pero esta vez, la idea fue de las mejores, cuidando detalladamente todos los detalles y colocándole más pesadez a los cuerpos de guitarra y los golpes de bombo tienen una idea más contundente en comparación de sus versiones primigenias. Sin olvidar que la voz tiene un poco más de volumen en todo el cuerpo, además de que los detalles como el violín y teclados fueron retocados levemente para tener una idea más clara de estos y darle esa oscuridad que estaban buscando en los 90s. Por ello, solo queda decir sobre este tema que es una lástima que solo haya en versión digital y vinilo, porque coleccionistas de CD no podrán acceder a estas versiones remasterizadas y escuchar su amplitud de música en todos los canales posibles, pero esperemos que lo puedan lanzar próximamente en versiones de este formato. Además que por este motivo de remasterizaciones y luego de muchos años de estar empolvados como banda y en producciones, ellos deciden no solo remasterizar sus primeras producciones, sino al mismo tiempo regresar después de veinte años con una nueva larga duración llamada “The Secret Teachings” bajo el sello Burning World Records, quienes fueron los encargados de remasterizar los dos primeros álbumes. 

The Secret Teachings” es un disco que regresa a la banda a ese sonido entrañable de corte doomer y Stoner de sus primeras producciones, y en medio de ello haber reclutado a casi toda la alineación de ambos álbumes que hicieron grande a esta banda durante esos años, y quizá ese sea el punto a favor que tiene la banda para rescatar ese sonido denso y pesado que encandilo a más de uno en ambas producciones. Entonces, desde que todo empieza con “The Secret Teachings of All Ages”, lo que se tiene es esa idea entrañable de ritmos lentos, enfocados en pocos riffs, pero con ese sabor lúgubre en su afinación, donde la voz de Stefan Ruiters sigue siendo la misma a nivel gutural de aquellos años (que increíble suena). Además, el violín de Jiska Ter Bals y cello de Elianne Anemaat siguen teniendo esa afinación oscura que te dio la música de Celestial Season; y esta vez la grabación de todos los instrumentos tienen mejores ecualizaciones en comparación de sus dos primeras producciones, pero siempre con esa idea de sonar betusto. Luego con “For Twisted Loveless” las cosas se van asentando mejor en los parlantes, brindando al oyente las fusiones de otros instrumentos de cuerda y luego producir esas mismas sensaciones que tuvieron antes, de ahí con “The Ourobouros” la banda comienza a escalar caminos más misteriosos para que terminen encajando con “Dolores” y su arpegio de guitarra acústica. Es hasta punto que las cosas se parecen mucho a la raíz que tenían en sus primeros discos, pero una vez llega a los parlantes “Long Forlorn Tears”, todo ese ambiente cambia y se encuentra una de las mejores canciones del todo el álbum, porque el juego de violín y cello entre notas sencillas de guitarras hacen que las sensaciones del álbum cambien ´para enfocarse luego de unos segundos en sus momentos Stoner

Amor Fati” se parece mucho a las grabaciones de batería de su primer álbum, pero eso es lo bueno, porque parece que aunque se hayan alejado muchos integrantes después de segundo álbum, las cosas pueden retomarse e incluir algunos detalles dentro de los teclados y sintetizadores de toda índole que le da esa sensación distinta a la canción y así conectar con la penumbrosa “White Lotus Day” que sirve como instrumental a lo que se viene después con “Salt of the Earth”. De ambientes más terroríficos y evocando esquemas arabescos en su ejecución de violines para darle otro enfoque que la banda antes no tenia, pero al mismo hacer alcance con ritmos mucho más Stoner en “They Saw It Come From the Sky”, la cual es una canción de esos tiempos innatos de los 70s en el rock and roll, donde la banda le coloca un poco más de enfermedad opacada y así con esta misma sintonía entren a los parlantes “Lunar Child” y “Beneath the Temple Mount”. Canciones mucho más lentas y de dulzuras melancólicas en sus ritmos que van anticipando el final de este nuevo álbum que termina con “A Veil of Silence” y “Red Water” de una manera genial y con la idea expuesta en las primeras líneas de revivir ese gran pasado de la banda. 


Después de veinte años, Celestial Season regresó con un disco a la altura de sus sentimientos y expectativas de su época pasada (quizá la mejor), donde a pesar de tener muchos elementos conocidos, existen puntos resaltantes dentro de los teclados y pequeñas dosis de sintetizadores que despejan la duda completa si vale la pena o no vale la pena escuchar este regreso. Y el resultado es que si lo vale en todo sentido, porque trajeron consigo una gran cola de producciones pasadas y al mismo tiempo una etapa que todo amante de este estilo melancólico debe de recordar algunas veces, y este “The Secret Teachings” cumple el objetivo de transportarte a aquellas épocas de gloriosas noches escuchando a esta banda neerlandesa. Gran regreso de esta entrañable banda que para muchos es desde hace 25 años de “Solar Lovers” (1995). 

Calificación: 9.3 / 10

Lista de Canciones:

1. The Secret Teachings of All Ages
2. For Twisted Loveless
3. The Ourobouros
4. Dolores 
5. Long Forlorn Tears
6. Amor Fati
7. White Lotus Day
8. Salt of the Earth
9. They Saw It Come From the Sky
10. Lunar Child 
11. Beneath the Temple Mount
12. A Veil of Silence
13. Red Water

Enlaces:

Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.