Fecha de Lanzamiento: 28 de Agosto del 2020 (digital) / 30 de Octubre (físico)
País de la Banda: Estados Unidos
Sello: Sound Mind Music / The Orchard
Estilo Musical: Progressive Metal / Progressive Rock







Tuvo que pasar quince años para escuchar una nueva producción de John Petrucci, donde lo más interesante de este “Terminal Velocity”, es que en comparación de “Suspended Animation” (2005), los pequeños instantes y vibras que se sentían de su banda principal Dream Theater se alejaron, quizá no en 100%, pero colocando en la balanza de con su primer álbum, este se aleja casi a un 80% o 90% de sus influencias como banda. Lo cual es muy bueno, porque puedes sentir que este guitarrista tiene más cosas bajo la manga y te presenta mucho más universos para sentirlos en el oído. Y es por esta misma razón que se puede llegar a decir que en una siguiente producción este guitarrista ya tiene las cosas más holgadas para comenzar a distinguirse de manera personal en el mundo, y eso es lo más interesante de esta segunda producción; sin olvidar claro que el regreso a tocar con Mike Portnoy, es quizá uno de los regresos más esperados de todo el ambiente metalero, porque desde que eran muy jóvenes, ellos comenzaron una idea que ahora es grande y basta para todos los mundos y subestilos del Heavy Metal. Además, que por esta misma razón este “Terminal Velocity” tiene como dato extra esta reunión y como es la compresión musical de estos dos músicos, que, aunque hayan pasado muchas cosas, pues las cosas se escuchan como si jamás hubieran dejado de estar conectados al hacer música metalera y progresiva.


Muchas veces cuando se tiene un disco de un guitarrista de una banda determinada, lo primero que se piensa, son las influencias que este tiene o a que se parece su disco, además que después de haber tenido un primer disco con bastantes influencias de su banda matriz. Se podría decir que es un poco normal, que los oyentes esperamos esos detalles y esas cosas que te apegan a la música del guitarrista, pero en este caso, la música va más allá de cosas conocidas y se tiene a John Petrucci con más sintonías y estilos musicales que varían desde lo metalero, blues, jazz, rock, punk y muchas otras cosas más que en un disco de Dream Theater jamás los escucharás, y eso es lo mejor de este “Terminal Velocity”. Que encuentres más caminos musicales, que te hagan ver las cosas desde otra perspectiva, que la vida tras su banda matriz existe, y él puede hacer lo que quiere, porque dentro de los cincuenta y cinco minutos, todo varia dependiendo a los estados de animo que tengas en ese momento y como estos esquemas, ritmos y detalles pueden producir más cosas en tu cabeza para incrementar esas sensaciones a niveles supremos. Y eso es lo más importante cuando se escucha un disco donde el principal enfoque musical es la guitarra, ya que los otros instrumentos quedan desplegados para ponerle más potencia en instantes a todo este conjunto de sentimientos que tiene la guitarra de John Petrucci. 




Entonces, tener un nuevo disco donde solo la guitarra hable y no tengas letras para corear, puede ser un poco desafiante, porque ya no tienes elementos que se te quedan fácilmente en la cabeza y solo tienes las sensaciones que un instrumento te da, pero cuando encuentras el sentido dentro de las notas y escalas, esto se pone más interesante. Porque encuentra la verdadera razón por el cual eres amante de la música y de todas las vertientes metaleras, y es así como este disco de John Petrucci desde que empieza con la homónima “Terminal Velocity”, lo dulce de sus ritmos y esquemas, es lo primero que se te queda de todos los ritmos, que a través de esas notas resaltantes, es que todo tiene forma de manera sencilla y azucarado que tiene es lo ideal para esta canción; de ahí con “The Oddfather” entra con un ambiente mucho más misterioso y siempre con esas dosis desafiantes en la ejecución de John Petrucci en sus notas. Pero lo llamativo en esta canción es el nivel de resurgimiento que le da a las sintonías, porque después de momentos atrevidos, misteriosos, existen partes que son vibrantes y eso es lo que coloca a esta canción en lo más alto. Porque luego con “Happy Song”, el nombre de la canción va acompasado de los efectos, notas y esquemas punk/rock que tiene todo para ser alegre, sin olvidar que las piruetas de sube y baja en las notas en momentos importantes demuestran que este tipo de canciones te hacen sentir bien. Además, que la canción tiene una breve semejanza al inicio con la canción de LustraScotty Doesn’t Know” de la película “Eurotip” (2004), porque también es parte de la cultura estadounidense ese ambiente punk/rock

Con “Gemini”, el ambiente metalero y de bastantes piruetas al inicio se hacen presentes, pero esta vez todo se engloba mejor cuando Mike Portnoy añade a este compás acelerado y a través de un cambio de tiempo con detalles de splash se resalta su parte metalera de mejor manera, ya que de ahí la situación cambia y se encuentra algo más lento y curioso de escuchar en las candencias de sus notas. Pero todo esto cambia a medida que avanza la canción y nos presenta su influencia Andalucía de guitarra acústica que se mezcla con la guitarra rocker en las mismas notas, pero una con efecto y otra sin efecto. Luego se continua con “Out of the Blue” con esa sintonía blues en sus notas, y el flirteo romántico de una noche callejera de los años 80s, donde el bajo a través de notas precisas encuentran la seducción con las notas de guitarra, las cuales terminan en detalles de alcoba; de ahí este ambiente sensual se transforma en algo nuevamente misterioso a través de los esquemas como “Glassy-Eyed Zombies”, con bastantes destiempos, cortes rítmicos y siempre acuñado de pequeños detalles en los parches para estar enfocados en lo que va a pasar después con otros ambientes mas rudos en su música y así conectar con la gratificante “The Way Things Fall”, con sus versillos rockers y de ahí pasar al momento romántico con las notas de guitarra. 





Snake In My Boot” es una canción clásica para el publico estadounidense, con ciertos estribillos country en instantes mezclados con otras sintonías rockers que terminan haciéndote pensar si cambiaste de disco al momento de escuchar la canción, pero no, es otra de las facetas que se ha mencionado líneas arriba y que tiene John de manera particular en su música. Y al final nos encontramos con “Temple of Circadia”, canción que tiene muchas cosas de su anterior álbum y es como una especie de cierre de todo aquello que encontraste en este nuevo álbum para decir que soy y seré el metalero de aquella que tiene mucho que decir y conectar con su parte más ruda. 

Terminal Velocity” es un disco alejado de su banda matriz, y eso es lo que llama más la atención de este álbum, porque encuentras muchos universos, mundos y sensaciones que hablan por si solas sin la necesidad de hablar de una banda en específico. Solo música hecha para disfrutar desde el primer segundo y terminar satisfecho que John Petrucci regreso en esta etapa de no conciertos en vivo, con una producción que se hace honor a uno de los mejores guitarristas de este ambiente mundial y porque no decirlo, del ambiente Rock. Muy buen disco. 



Calificación: 9.3 / 10

Lista de Canciones:

1. Terminal Velocity
2. The Oddfather
3. Happy Song
4. Gemini
5. Out of the Blue
6. Glassy-Eyed Zombies
7. The Way Things Fall
8. Snake in my Boot
9. Temple of Circadia

Enlaces:

Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.