Fecha de Lanzamiento: 19 de Junio del 2020 
País de la Banda: Estados Unidos 
Sello: Nuclear Blast 
Estilo Musical: Thrash Metal






Aunque hayan pasado más de veinte años desde su primer álbum y tenían otro nombre en los 90s, esta banda jamás de dejo producir álbumes que no tuvieran su marca y su sonido, algunos tercos eternos en muchos escenarios sudamericanos especialmente desde la primera vez que escucharon Lamb of God siempre lo vieron con malos ojos, porque ya no tenían ese sonido de las bandas de los 80s y 90s dentro del Thrash Metal y como les parecía desconocido, le decían Metalcore, pero era un estilo que no se aplicaba a lo que la banda hacía, quizá por ahí la banda tendría influencias de Testament y Pantera, pero más no, ya que la banda siempre presento un sonido original y que no tengan que ver los años viejos del Thrash Metal. Entonces, luego de 20 años de haber lanzado su primer álbum "New American Gospel" (2000) y hasta este "Lamb of God", la banda sigue como la primera y única banda de Thrash Metal original de sonido moderno que se alejo de todo lo que se conoce, le duele a quien le duela, siendo la más importante de nuestra siglo y la que hoy es capaz de llenar estadios con su manera de hacer Thrash Metal. Y es así como lo lees, Thrash Metal, no Metalcore, Nu Metal, no nada, solo Thrash Metal, así de directo. 

Recuerdo que cuando salió su primer álbum y hasta el día de hoy, los más puristas y fanáticos del Thrash Metal, creen que las copias ochenteras de bandas como Havok, Municipal Waste, Warbringer, Toxic Holocaust, etc, son las verdaderas bandas que pregonan el Thrash Metal, tratando de tapar con un dedo el sol de Lamb of God, solo porque no se adaptan al sonido de la banda, y no quieren reconocer que existe una banda que pregona muy bien los preceptos del Thrash Metal en este siglo, con todos los esquemas conocidos para introducirte al pogo metalero, colocándole esa originalidad que hace falta en las copias musicales mencionadas. Además si se ve en algunos medios conocidos, la idea de tratar asociar a esta banda con el groove y metalcore, es realmente abismal, debido a que tercamente no quieren reconocer que es Thrash Metal, solo porque simplemente no les parece y quieren escuchar lo mismo que sus bandas del pasado. Pero aunque en el continente europeo o la mayoría de medios chacales de Latinoamerica los vean como quieran, el tiempo ha demostrado que sus tabulaciones y/o etiquetas están equivocadas, y ahora la banda es en todo lado cabeza de cartel haciendo Thrash Metal como se debe y debería ser, sin la necesidad de beber de ríos viejos, y si quieres le puedes adicionar moderno como parte de su etiqueta, para que quedes feliz con esa idea groove y metalcore que quiere salir desde el fondo de tu corazón reguetonero jajajajaja. Entonces, explicado todo ese tema "Lamb of God", es la octava presentación de larga duración de los thrasheros estadounidenses del mismo nombre, presentando esta vez detrás de los parches a Arturo "Art" Cruz en reemplazo de Chris Adler      



"Lamb of God" es un disco que nos regresa un poco hacía su disco "Ashes of the Wake" (2004), pero recordándonos que son los amos y señores del Thrash Metal de nuestra generación, teniendo esa de elevar aún más el sonido estadounidense a su máximo nivel sin la necesidad de recurrir a otros detalles musicales para ampliar su catalogo de canciones en vivo. Porque desde que todo empieza con "Memento Mori", la banda va directo al grano con los clásicos contrapuntos y armónicos de Willie Adler y Mark Morthon, quienes apilan muchos versos y detalles que como siempre son de lo mejor para el oído, los cuales se terminan mezclando con las voces raspadas de Randy que álbum tras álbum se pone establece como uno de lo mejores vocalistas del estilo, engordando su voz cuando desea para modularla en lo que mejor sabe hacer, de ahí el bajo John Campbell como siempre le pone la contundencia necesario para que la banda siga afrentándose ante tus oídos. Luego con temas como "Checkmate" y "Gears", la banda nuevamente presenta sus influencias blues y country que siempre tuvieron, pero enfocado como siempre desde un punto de vista aguerrido y directo a la cara, siendo ese detalle el cual tuvo de original hasta el día de ho, y que sigue en "Reality Bath" y "New Colossal Hate".

Uno de los eternos detalles que tiene Lamb of God en cada álbum es como darle la vuelta a tu mismo estilo, para que sigas sonando innovador dentro de él, aunque dentro de este octavo álbum la banda decide irse a la segura sin complicarse mucho en su música y presenta a una banda que a acorde a lo que se conoce de ellos, por ello si estuviste merodeando con discos desde  "Ashes of the Wake" (2004) y hasta "Wrath" (2009), denotarás los mismo elementos en su música que son su marca de casa, ya que luego la banda en "Resolution" (2012) y "VII: Sturm und Drang" (2015) presenta una faceta relacionada a una breve influencia que tuvieron de bandas nu metal y metalcore cuando se llamaban Burn The Priest. Entonces, lo que se viene luego con "Resurrection Man" y "Poison Dream" tiene esas influencias, pero siempre enfocado hacía su estilo musical, que es mezcla de muchas cosas para tener ese detalle de no sonar a ninguna otra banda. Siendo ese el factor de Lamb Of God, porque aunque se tenga esos detalles que siguen gustando, el limite de la banda ya es obvia y que no pueden avanzar un poco más, porque si escuchaste una canción de este álbum, ya sabes a donde te diriges en todo sentido y a nivel general, si conoces como es la banda, pues lo que se viene con "Routes", "Bloodshot Eyes" y la final "On the Hook" es lo que la banda ya tiene en todos sus álbumes. Y ese quizá a futuro sea el detalle por el cual se ponga un poco cansado de escuchar el disco, porque es como si estuvieras dándole vueltas a las mismas canciones y solo se adicionaría invitados u detalles que le dan esa breve variedad que por necesita la banda. 




Al haber tenido dos álbumes que estuvieron más influencias por otros estilos, con este "Lamb of God", la banda decide regresar un poco a sus orígenes y ese es quizá el posible de porque este álbum se llama como la banda. Donde el trabajo de Art cumple las expectativas de la banda y se gana el puesto de tener al sucesor de Chris, donde aún en este trabajo no se ve un cambio de 360 grados a nivel de improvisación de parches y cortes de batería, solo seguir lo que su antecesor hizo. Por ello, este nuevo álbum de Lamb of God, sigue los parámetros de la banda al detalle, sin salirse del guión que se conocía de ellos, apilando más canciones para tocar en vivo y la gente pueda seguir con el pogo de pies a cabeza en cualquier festival y/o presentación independiente de la banda. 


Calificación: 8 / 10

Lista de Canciones: 

1. Memento Mori
2. Checkmate
3. Gears
4. Reality Bath
5. New Colossal Hate
6. Resurrection Man
7. Poison Dream 
8. Routes 
9. Bloodshot Eyes
10. On the Hook

Enlaces: 

Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.