Fecha de Lanzamiento: 19 de Junio del 2020 
País de la Banda: Suecia 
Sello: Century Media Records 
Estilo Musical: Death Metal / Thrash Metal





Vampire es una de las pocas bandas en el mundo que mezcla el lado melódico de Suecia con el sonido chacal de Sudamérica, exactamente de bandas brasileñas como Vulcano, Sarcófago y unas cuantas más. Además de ver como este sonido chacal y sucio esta comenzando a tener expositores en Europa y Asia como; Vampire, Necrowretch, Exhumation, etc; quienes encuentran el lado jugoso de tener ese sonido chacal en su música y comenzar a explorarla de otra manera, donde cada banda le añade sus detalles personales para tener sus propias interpretaciones de este sonido, y aunque parezca mentira, los europeos saben mezclarla muy bien y encontrar mejores elementos en la música para poder seguir creando ritmos cuasi novedosos en lo que hicieron las leyendas sudamericanas. Siendo ese detalle que si lo comparamos con la mayoría de bandas de esta parte del mundo, se denota que las agrupaciones latinas se estancan en un solo ritmo y lo estiran al máximo para producir un EP, Split o álbum; algo que muchas veces es aburrido de escuchar, porque no existe otro método o mejora dentro sus composiciones, solo sonar sucio, repetitivo y feo. Por ello, Vampire a través de tres álbumes ha sabido como mejorar este sonido y dotarle de ritmos suecos para comenzar a madurar una idea más interesante, debido a que si empezamos con su homónimo "Vampire" (2014), algunas cosas se mantenían en faceta embrión, las cuales se mejoraron en la segunda producción "With Primeval Force" (2017), y de ahí terminar solidificándose en este "Rex". Siendo hasta la fecha su mejor producción de estos suecos.    

Desde que el álbum empieza con la presentación gráfica de Mitchell Nolte (Aborted, Abyssic, Wode), representando a la muerte sentando en su caballo al mismo estilo de Napoleón Bonaparte, demostrando que es el rey de todo lo conocido y que todos van a terminar en la misma fosa común. Donde el trabajo de masterizado de Jaime Gomez Arellano (Abhorrence, Altar of Plagues, Cathedral, Cruciamentum, Einherjer, Enthroned, Hooded Menace, Inquisition, Mayhem, Myrkur, Necrophagia, Opeth, Oranssi Pazuzu, Paradise Lost, Pilgrim, Primordial, Skepticism, Sólstafir, Turisas, Ulver, Vltimas) es lo esperado por la banda, por retrata perfectamente como Hand of Doom y Black String quisieron sonar desde el principio, con ese detalle salvaje y chacal que te recuerde a las leyendas sudamericanas, dejando de lado lo sucio en el sonido para ponerle mucho más melodías en todas las canciones, presentando muy buenas secuencias de armónicos en las guitarras para encontrar su propio estilo a futuro, e inclusive por momentos la banda se acerca en algunos sonidos hacía los suecos de Tribulation en sus primeros álbumes. Lo cual no necesariamente es influenciado por ellos, sino por un tema de que este tipo de experimentaciones y debido a la gran masa existe de bandas como músicos, tarde o temprano comienzan a parecerse, porque pertenecen a una corriente que esta brotando fuertemente y quiere separarse del común denominador.  


"Rex" es un disco que supera con creces todo lo hecho por la banda y al momento de fusionarse de manera más agigantada con el lado melódico, se tiene un híbrido de muy buena proporciones que están presionando a sus ritmos para encontrar su propio sonido, asentándose muy bien en los parlantes y de como encontrar el balance entre países para tener la formula adecuada y sonar muy bien. Desde que todo empieza con la instrumental "Prelusion" y se conecta con la homónima del álbum "Rex", los ritmos  chacales se apropian de la banda y en medio empiezan sus pequeños armónicos que ya comienzan a crear más escalas y otros riffs dentro de una sintonia (algo que acá hubiera sido lo mismo en 5 álbumes), donde la guturación rasposa de Hands of Doom es de la mejores, porque aunque no cambie de timbre, el adiciona gritos al mismo tipo de Tom Araya (Slayer) y tener algo mucho más pesado e intenso; de ahí con "Inspiritus" las cosas se ponen mucho más clásicas y recuerdan por momento a lo salvaje que podía ser Venom o Vulcano cuando se conectaban a los amplificadores. Luego con "Wiru-Akka" las cosas se tornan un poco más oscuras y todo se intensifica, porque los ambientes blackers en los ritmos comienzan a plagar los esquemas e Vampire y se tiene una salvaje completa, porque los solos de guitarra comienzan a ponerse más frenéticos y aunque los esquemas a nivel general suenen cuadrados, la banda sabe como soltar los ritmos para encontrar un camino mucho más melódico y de estirpe personal en la banda, terminando esta primera secuencia de cinco canciones con "Pandemoni". 

A partir de "Moloch" se presenta la faceta melódica de la banda y se encuentran elementos que se alejan de su matriz salvaje para encontrar una bifurcación de ritmos que hagan posible que la banda ya este hablando su propio idioma y esto continué en canciones siguientes como "Rekviem", "Serafim", "Anima" y "Melek-Taus". Encontrando el punto medio de todo lo chacal de sus cinco primeras canciones, y al final terminar con las melodías propias de una banda que ya no solo tiene influencias de lo chacal, sino que quieren avanzar en su propia experimentación y encontrar un sonido que los destaque en el tiempo, y esta vez lo logro Vampire con "Rex". 



Vampire y "Rex" demuestran a casi todo un continente chacal, que existen más caminos cuando te tomas las cosas en serio, y no solo dejarte llevar por lo rudo del estilo musical con simbolitos cliché. Un gran disco que demuestra probablemente el siguiente pasó a seguir dentro del estilo latino y de como puede ser a futuro las cosas con las bandas que vengan después de este "Rex". 

Calificación: 8.5 / 10

Lista de Canciones:

1. Prelusion
2. Rex
3. Inspiritus
4. Wiru-Akka
5. Pandemoni
6. Moloch
7. Rekviem
8. Serafim
9. Anima 
10. Melek-Taus

Enlaces:

Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.