Fecha de Lanzamiento: 22 de Mayo del 2020 
País de la Banda: Canada 
Sello: Season of Mist 
Estilo Musical: Black / Death Metal







La primera vez que escuche Revenge fue en una tertulia de hace muchos años con unos amigos que ahora ya no pertenecen a este mundo metalero, y en el afán de buscar más bandas y sonidos que llevaban como influencia a Blasphemy, uno de ellos se trajo el primer EP "Attack.Blood.Revenge" (2001) en versión cinta y en copia. Siendo para esa fecha una de las últimas bandas que pregonaba ese sonido caótico y crudo que tenía Blasphemy en su iconico álbum "Fallen Angel of Doom...." (1990), además que para aquellos años se sabía que Revenge comenzaba su recorrido donde Conqueror dejo de existir y dejarnos solo una producción de larga duración llamada "War Cult Supremacy" (1999). Donde el trabajo de J. Read y R. Förster ya nos presentaba un anticipo de lo que se iba a venir con esta nueva banda canadiense. Claro que aquella vez, cuando se escucho por primera vez, existían cosas que tenía mejores producciones y estamos sumando puntos para que estos años sean las bandas más importantes del estilo extremo en el Heavy Metal. Por lo cual no se sabía si esta nueva banda de J. Read iba a sobrevivir en el tiempo con un estilo musical y producción en la grabación que daba mucho que desear; entonces luego de casi 20 años de existencia y seis álbumes en estudio, Revenge pasó la prueba del tiempo con su manera tan arcaica de hacer las cosas, pero eso no significa que sea malo o el mismo repita en sus álbumes, ya que por el por contrario. Dentro de toda esta masa inerte y fétida, se encuentra una banda que a pesar de tener un sonido indescriptible, sigue buscando más alternativas para sonar horripilante y eso es lo que llama la atención de Revenge

Este "Strike.Smother.Dehumanize" es exactamente lo que la escena latina muchas veces sueña con hacer en cada disco, sonara bruto, salvaje, caótico y crudo a nivel de producción. Pero muchas veces al tratar de hacer esto en Latinoamerica se encuentra un bodrio de uno o dos riffs que no mejoran en nada, solo copiar y pegar el contenido de lo que alguna vez hicieron Sarcófago, Chakal, Vulcanos, Mutilator, etc; algo que suele ser muy común en esta parte del mundo, sin darse cuenta que hasta ese estilo musical salvaje y crudo se puede hacer mejor si te interesas un poco más en hacer bien las cosas y que no solo te gane la "actitud" de rudo o malo que solo su Mamá sabe. Entonces, yendo por ese lado Revenge en cada nuevo álbum, le da vueltas a esta parte salvaje y cavernicola en su música para encontrar un punto álgido y que cada vez no parecerse a lo primeramente escuchado, sino a una evolución natural dentro de este cumulo de sentimientos brutos, salvajes, bizarros, cavernícolas y todo lo que se pueda llamar de origen paleolítico, donde el único factor que no resalta en la banda, son los aspectos visuales, porque podrían ponerle mucho más perspectiva, pero no quieren. Obvio que esta clase de arte vintage, hoy en día es una de las cosas más vendidas dentro del mercado extremo del Heavy Metal y el cual tiene muchos seguidores en el mundo, por solo tener colores cromáticos y los cráneos nihilistas a nivel militante; pero aunque duela decirlo y afecte la idea de muchas personas en la supuesta supervivencia del mundo subterraneo, pues se les tiene que decir que esto no lo es y no lo será, porque  J. Read y Revenge están presentes en cualquier plataforma virtual, tiene ediciones de distintos formatos para álbumes, y por ultimo son conocidos hasta por el más neófito dentro del metal extremo que se adentro en este mundo, solo por llevarle la contra a su entorno social o decir que es el distinto de su estrato social. Así que, Revenge no es una banda subterránea y no lo será ni aunque le pidan a sus dioses satánicos, mesopotanicos, cristianos, egipcios o todo ese cliché que es parte del día a día dentro del Metal extremo. 




Todo empieza con "Reaper Abyss (Real Rain)", dentro de ese mundo salvaje y bruto que siempre tuvo en mente Revenge, denotando simpleza por momentos, ya que en la mayoría de sus campos compositivos, ellos tienen mucho que ofrecer aunque la grabación no deje escucharlo muy bien, pero es cuestión de ponerle atención a la música y especialmente con los armónicos que utilizan las guitarras, sin olvidar que ambas guturaciones entre raspadas y otras internas con efectos para que le den ese efecto de estar cantando pegado al micro. De ahí con "Reign Power (Above All Born)" se tiene las mismas mezclas vocales, pero dentro de sus esquemas, presenta otras con leves variaciones y que aunque parezca lo mismo, la banda no tiene más cosas que decir, especialmente cuando se dan los solos de guitarra. Luego con "Oath Violator", ese ambiente denso y pesado de inicios del Black Metal al mismo estilo de un buen Darkthrone, es aquello que le da el toque variación a su música, además que ambos músicos prefieren hacerle algunos cambios en los efectos de guitarra en los solos para que no se escuche como en las previas canciones y de ahí seguir con cosas técnicas (aunque parezca un febril verano), justo cuando todo comienza a ser más caótico, siendo ese el punto a favor de Revenge, porque ve la manera siempre de crear más canciones dentro de este mundo apestoso y caotico y de prueba se tiene la mejor canción del disco "Salvation Smothered (Genocide of Flock)".

Si creías que todo se podía hacer en dos canciones, pues Revenge demuestra que es posible ser cada vez más bruto y salvaje en cada canción, ampliándose sus propios limites y sin la necesidad de hacerse aburrido o estar dando vueltas dentro de un solo estilo ritmo, porque con "Human Animal", todo comienza a ser más bruto y pestilente, siendo eso lo que falta en muchas bandas que añoran este sonido, pero que hasta el momento no lo logran. Porque Revenge es salvajismo con bastantes dosis arcaicas, pero que no aburre, por el contrario si prestas cada vez más atención, encontrarás detalles que no hay en canciones previas. Luego sigue "Excommunication", otra canción genial dentro del enmarañado mundo de sonidos ruidosos en los efectos y como siempre con voces guturales a modo de afrenta en su énfasis vocal, la cual sigue en "Lightning Mythos", sin dejarte descansar en todo instante y terminar con sus partes densas de solo golpes fuertes en la tarola y bombo. Siendo el punto de transición para "Self Segregation (System Torched)", "Death Hand (Strike Dehumanization)" y "Apostasy Imposed (Takeover Mode)". Canciones que cumplen con aquello que sigue apegandote al álbum cada segundo, sin la necesidad de saltarse de canción o tener otra banda para escuchar.   




"Strike.Smother.Dehumanize" es un disco que no quiere decir nada y creo que eso es lo más importante para Revenge, porque su música es un tumulto de cosas que pueden resultar hasta indescifrables debido a la producción que tiene, pero que después diecinueve años y un poco más dentro de la carrera personal de J. Read, es lo de menos. Porque a pesar que muchas cosas no se entiendan o no sean accesibles para los que esperan una monstruosidad de proporciones tecnológicas estos años, pues resulta ser un disco que no te prende las pilas y te trae de vuelta una época que jamás volverá, pero esta hecho con bastante calma en sus esquemas compositivos que denotan sapiencia e investigación por seguir con este sonido crudo.  


Calificación: 9/ 10

Lista Canciones: 

1. Reaper Abyss (Real Rain)
2. Reign Power (Above All Born)
3. Oath Violator
4. Salvation Smothered (Genocide of Flock)
5. Human Animal
6. Excommunication
7. Lightning Mythos
8. Self Segregation (System Torched)
9. Death Hand (Strike Dehumanization)

10. Apostasy Imposed (Takeover Mode)

Enlaces: 


Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.