Género:
 melodic death metal
Origen: Estados Unidos
Fecha de Lanzamiento: 17 de Abril del 2020
Discográfica: 
Metal Blade Records






Hablar de The Black Dahlia Murder es tener las cosas claras y sencillas, porque no es una banda que se complica al momento de decir que estilo hacen en su música. Muchos los consideran como pioneros dentro del Deathcore, pero ellos jamás reconocieron esa situación y siempre prefirieron ser una banda de Melodic Death Metal en toda sus ángulos. Entonces, luego de nueve álbumes en estudio (incluyendo este “Verminous”), la banda se consolida como una banda empecinada en seguir con lo que se conoce de ellos, mezclando estilos y dejando a los medios para que engrandezca a la banda; siendo ese el punto, ya que desde una perspectiva real, The Black Dahlia Murder no sale del común denominador y tampoco llega a ser una banda que influencie a nuevas bandas o que tengan música original en sus manos. Solo es una banda hecha con bastante mercadería de por medio y que siempre presento álbumes muy regulares que los hace sobrevivir en el mundo, siendo su único pináculo compositivo el “Ritual” (2011), ya que antes de ese y después de ese, la banda prefirió asentarse en muchas cosas que suenan intensas por momentos y luego dejan de ser llamativas en una misma canción. Siendo algo común en la banda desde siempre, pero los medios que dicen saber más que las bandas, lo presentan de otra manera.


Verminous” es un disco que tiene muy buenos elementos en su música, pero al mismo tiempo, siempre tiene ese detalle de que la banda quiere añadirle todo lo que conoce como parte de su música, algo que jamás termino de encajar bien, porque aunque la banda tenga bastante seriedad  y estén durante diecinueve años activos, jamás tuvo algo que indique que son una banda para tomar en cuenta en una tertulia metalera, siendo así que este noveno álbum es una placa más dentro de la música de la banda. Otro detalle a tomar en cuenta en The Black Dahlia Murder, es el cambio de alineación que tuvo la banda durante su diecinueve años, y que quizá es el factor de no encontrar un sonido terminado en la banda, porque es obvio que en cada uno de sus álbumes hay otras influencias de músicos que pasaron por la banda y dejaron sus detalles para darle un giro de casi 360 grados. 



Esta novena placa de The Black Dahlia Murder empieza con la homónima del álbum “Verminous” y todo esa sintonía melódica, de escalas agudas y que terminan con una voz deathcore-riana, es lo clásico en ellos y se hace largo de escuchar cuando bajan y suben de tiempos. De ahí nos encontramos con “Godlessly”, ponen su dosis cuasi black de siempre, aunando solos de guitarra que son los que elevan la canción en medio del constante ajetreo de ritmos que ya se sabe que usará la banda. Luego se tiene “Removal of the Oaken Stake”, es como escuchar la segunda parte de muchas canciones del pasado y en lo que les gusta hacer énfasis, solos vigorosos y con bastantes armónicos melódicos que terminan cerrándose en golpes crudos y voces guturales y agudas.

Child of Night” presenta lo que se dijo en el segundo párrafo, se nota a grandes rasgos que existe otra influencia en la banda y no es la de tres canciones previas, aunque demuestra que pueden seguir ampliándose en su estilo, al mismo tiempo que no tienen bandera para decir que es lo que quieren hacer exactamente y este camino se nota aún más en la siguiente “Sunless Empire”, porque es escuchar una especie de Beyond Creation en un camino más blacker y por momentos deathcore. Luego con “The Leather Apron’s Scorn” presentan otra cara en su música y quizá la que un poco mejor se adapta a lo que ellos siempre quisieron hacer, deathcore con bastantes dosis técnicas y de varios ambientes musicales; con “How Very Dead”, la banda regresa a su sintonía blacker y dé bastantes dosis deathcore en su música que se alejan del Melodic Death Metal. De ahí la banda decide cambiar y presentan una canción que no se parece a la hecho antes por ellos y como que es la oveja negra de este álbum en “The Wereworm’s Feast”, debido a que es la primera que tiene esencia sueca y melódica a nivel general, pero que varía entre lo Death Metal y Black Metal  y eso es lo que hace distinta a la canción, la cual puede ser la que más se adecua a la denominación de los medios. 



Este nuevo álbum cierra sus fauces con la instrumental de “A Womb in Dark Chrysalis (Interlude)” y luego conectar con “Dawn of Rats” que cierra muy bien el álbum y entrega las últimas canciones buenas en su música. 
En general, este “Verminous” es un disco bueno para los que creen lo que los medios generales quieren, pero para el que sigue la música intensamente será uno más en el año.

Calificación: 6 / 10

Lista de Canciones:

01. Verminous
02. Godlessly
03. Removal of the Oaken Stake
04. Child of Night
05. Sunless Empire
06. The Leather Apron's Scorn
07. How Very Dead
08. The Wereworm's Feast
09. A Womb in Dark Chrysalis (Interlude)

10. Dawn of Rats

Páginas Oficiales:

Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.