Fecha de Lanzamiento: 28 de Febrero del 2020 
País de la Banda: Países Bajos
Sello: Eisenwald
Estilo Musical: Black Metal







"Dromers" (2014) y "Luwte" (2015) fueron álbumes que no tendrán la mayor de las originalidades, pero si cuentan con un esencia que pocas bandas Black Metal tienen en el mundo actual, sin la necesidad de ponerse depresivos o suicidando por que su mamá no les dio la leche de niños, o metiéndose a temas comunes de ocultismo, satanismo y detalles anexos a ese tema, que hoy en día resulta ser temas muy usados y clichés dentro del estilo. Solo Black Metal crudo y sucio, que cada cierto tiempo es bueno zambullirse completamente para entender a donde van las intenciones de una banda, y en este caso Fluisteraars tiene esa clase de esencia que te atrae en sus ritmos y te atrapa con cada canción, que sin ser los más técnicos del mundo, cada canción se te queda pegada en el cerebelo y eso es lo que hace destacable a una banda y álbumes, porque a nivel general podrán tener mucho de muchas bandas, pero al final llegas a quedarte con Fluisteraars como si fuera algo que estuvieras escuchando por primera vez y con este tercer álbum "Bloem" se repite esa misma esencia de la banda. 

"Bloem" no quiere llegar a sorprender con cambios drásticos o llegar a hablarnos de cosas comunes, porque como siempre, Fluisteraars decide enfocarse en cosas existencialistas y que son palpables dentro de las sensaciones y sentimientos de la convivencia humana y otros factores más naturales. Donde la caratula de esta nueva producción evoca claramente cuales son los conceptos que ellos quieren transmitir cuando escuches su música; y aunque desde el 2014 las letras de los títulos de sus canciones estén en neerlandés, los traductores comunes ya te dan un gran alcance de lo que la banda quiere llegar a expresar liricamente y más aún te brinda el interés por lo que escucharás. Luego, a nivel producción los detalles están un poco más finos y ya no tan crudos como en sus trabajos anteriores, dándole a la banda una nueva ola sonora, además que a nivel compositivo, la depresión de ritmos y melancolía de estos invade más este "Bloem" en comparación de sus dos primeros álbumes. Recordando por momentos a los franceses de Alcest en instantes o otra banda que se adentro de conceptos medioambientales y con una gran inclinación por los momentos grises en sus vidas. 


Fluisteraars siempre fue, es y será una banda de simples acordes, riffs y arpegios que emanan bellezas rítmicas en sus esquemas, los cuales se mezclan con lo crudo del Black Metal para encontrar su momento se desfogue en todo ese conglomerado de sentimientos que ellos le llaman Black Metal. Entonces, este nuevo "Bloem" en comparación de sus dos primeras producciones, dejo con creces su lado crudo y se enfoco en tener esa línea musical melancólica y gris que tenían en sus primeros álbum, pero esta vez llevado a instancias mucho más largas, los cuales comienza a plagar todo el álbum en un poco más de treinta y tres minutos. Desde que todo empieza con "Tere muur", ya se siente a grandes rasgos que lo chusco, crudo dejo el nido y los riffs y los armónicos iniciales demuestran la elaboración detallada que se pusieron en álbum para terminar en pequeños instantes simples y cuasi doomers disonantes en las cuales tienen mayor enfoque. Luego con "Nasleep" la banda demuestra todas sus facultades como músicos, donde mezcla un poco de lo viejo que tenían, luego le ponen esas instancias melancólicas, espacios grises, momentos crudos, partes enfermizas; las cuales se conectan con elementos provistos de sintetizadores que ayudan mucho a que el tema hable por si solo y sea la mejor canción de todo álbum, 



Para terminar esta tercera placa nos encontramos con "Eeuwige ram",  "Vlek" y "Maanruïne". Canciones que cuentan con muchos sentimientos antes mencionados y sus estructuras se hacen muy parecidas al nivel general en todo el álbum, y ese es el posible detalle por el cual el disco no tiene muchas variaciones dentro de su manera de componer, porque canción tras canción todo ya se conoce en su estilo de Mink Koops. Donde se tiene que decir que este "Bloem" no es un mal álbum, pero el hecho de estar inmerso mucho tiempo en sentimientos grises como que opaco la maravilla que antes tenía Fluisteraars y ahora solo se puede escuchar a una banda agradable de sintonias explicadas y con refuerzos instrumentales de orden sinfónico, que ayudan un poco a ver la nueva idea de la banda.   


Calificación:  7.5 / 10


Lista Canciones: 

1. Tere muur
2. Nasleep 
3. Eeuwige ram 
4. Vlek
5. Maanruïne

Páginas Oficiales:

Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.