Banda: Toxic Holocaust (Estados Unidos)
Álbum: Primal Future

 Año: 2019
Género: Speed/Thrash/Black Metal
Sello: eOne
*Integrantes:

Joel Grind - Voz, guitarras, bajo y batería

*Lista de Temas:

1.     Chemical Warlords     04:53    
2.     Black Out the Code     04:56    
3.     New World Beyond     04:14    
4.     Deafened by the Roar     01:30    
5.     Time's Edge     04:16    
6.     Primal Future     04:32    
7.     Iron Cage     04:02    
8.     Controlled by Fear     02:28    
9.     Aftermath     03:05    
10.     Cybernetic War     05:27       










Toxic Holocaust, el proyecto de Joel Grind siempre es una banda que tiene muchos seguidores, amantes de ese sonido añejo, de aquellos años ochentas donde los nuevos estilos de Metal Extremo no se distinguían unos de otros, así teníamos bandas híbridas con sonidos que circulan entre el Punk, Thrash, Speed o Black formando unos crossovers que posteriormente serían inimaginables debido a que cada género del Metal Extremo tomó su propio camino. Esto lo hace estar entre las primeras bandas que buscaron este sonido "revival" y cuyo resultado fue satisfactorio pues sus álbumes han sido consistentes al ofrecer de forma honesta este sonido ochentero. Luego de 6 años, la banda rompe su silencio en sus casi 20 de años de carrera con este nuevo álbum llamado "Primal Future" por los cual las expectativas eran altas por tener otra buena descarga de Metal oscuro. Con una portada que parece sacada de un videojuego de los años 80s/90s, el disco nos ofrece 10 temas de corta duración, con un sonido que circula por todos los estilos mencionados antes, riffs oscuros pero con mucho gancho, solos melódicos, una voz rabiosa a lo Venom y ritmos acelerados que nos pondrán a mover la cabeza un buen rato.

En lineas generales el álbum suena a lo que uno puede esperar de Toxic Holocaust, con Grind haciéndose cargo de todos los instrumentos, un sonido los suficientemente claro para disfrutar de la parte instrumental, pero sin llegar a ser pulido porque perdería la crudeza que los caracteriza, los ritmos son rápidos, directos y sin darnos respiro algunos, en temas que te pegan a la primera escucha y que nos invitan mosh. Esto se ve de manifiesto dese el primer tema "Chemical Warlords" donde tenemos ese sonido entre ritmos híbridos a medio camino entre el Punk y Thrash Metal pero con un aura de cierto Black por momentos, los riffs tienen mucho gancho, la voz acorde al estilo y una producción que no busca ser muy pulida, lo suficiente para transmitir esa aura de oscuridad que contrasta con los melódicos solos y riffs de inspiración ochentera. No puedes evitar pensar en Venom, Motörhead o Bathory al escuchar la música. Hay temas como "Black Out The Code" donde el repetitivo pero acelerado riff nos recuerda a algo a Venom. En otros casos tenemos canciones como "New World Beyond" que suenan muy Heavy / Thrash ochentero, y es la voz mas bien la que me trae a la mente a Venom, aquí los ritmos son más controlados, como medio tiempo, la banda usa el recurso de cambiar los ritmos constantemente. En algunos pasajes como era de esperarse, se siente un clara influencia Punk como en "Deafened by the Roar" que es justamente el tema más corto del disco, aún así tiene mucho gancho. Y así podría describir el resto del álbum pero no tenemos mayores variaciones, no siento temas flojos, en realidad te hacen pasar un buen rato y son disfrutables desde la primera escucha. Sin embargo, a pesar que los temas son buenos, terminando de escuchar el álbum, me es difícil recordar alguno de los temas, esto quizás porque las canciones tienen estructuras similares a pesar de beber de variadas influencias ochenteras. Entre los temas que destacan tenemos a  “New World Beyond” donde bajan la velocidad para poner énfasis en los riffs, la  veloz “Aftermath” y el gran cierre con “Cybernetic War” cuyo sonido se orienta al Heavy Metal más clásico.


En resumen, sin eres fanático de Toxic Holocaust, vas a disfrutar mucho del álbum pues tiene todo lo que la banda ya ha venido haciendo, y es claro que Joel sabe cómo crear buenos temas en base a su abanico de influencias ochenteras. Un disco lleno de pegajosos riffs, melódicos solos de guitarra, ritmos endemoniados, y una voz que nos recuerda a los inicios del Metal Extremo. Si les gusta Motörhead, Venom, Bathory, Slayer o Discharge pues este álbum les va a encantar, ya que de todas esas bandas bebe la música de Toxic Holocaust, y como dije líneas arriba, no ofrece nada nuevo, los temas se parecen o dan la sensación de Deja Vu pero a fin de cuentas están bien hechos y el disco es disfrutable al máximo, aquí no se busca trascender, sólo darnos una buena descarga de Metal. El disco saldrá oficialmente el próximo 04 de Octubre vía eOne.


Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.