Banda: HammerFall (Suecia)
Álbum: Dominion
Año: 2019
Género: Heavy/Power Metal
Sello: Napalm Records
*Integrantes:


Oscar Dronjak - Guitarra
Fredrik Larsson - Bajo
Joacim Cans - Voz
Pontus Norgren - Guitarra
David Wallin - Batería


*Lista de Temas:

1. Never Forgive, Never Forget (05:31)
2. Dominion (04:39)
3. Testify (04:29)
4. One Against the World (03:53)
5. (We Make) Sweden Rock (04:15)
6. Second to One (04:10)
7. Scars of a Generation (04:41)
8. Dead by Dawn (03:59)
9. Battleworn (00:38)
10. Bloodline (04:46)
11. Chain of Command (04:00)
12. And Yet I Smile (05:28)





Hablar de HammerFall es hablar de una de las bandas más conocidas dentro del Heavy / Power Metal, siempre han despertado interés con cada lanzamiento suyo y cada gira que realizan al punto que es común verlos en grandes festivales. Sin embargo, yo considero que es de aquellas bandas que lanzaron grandes discos en sus inicios, luego encendieron el piloto automático y pues viven practicamente de esas primeras obras. No sería la primera banda que lo hace, hay muchos ejemplos en realidad, de bandas que viven de sus obras iniciales; y es que discos de la talla de "Glory to The Brave" o "Legacy of Kings", son difíciles de replicar. Si bien la banda ha tenido un bajón compositivo, en sus últimos discos dio señales de recuperación. Es así que este 2019 nos traen otro disco de estudio, su onceavo disco en total, que fue lanzado el pasao 16 de Agosto vía Napalm Records. En líneas generales, el disco suena a HammerFall, ese Heavy / Power Metal que bebe mucho del Heavy Metal de los 80s, con estribillos pegadizos y una voz aguda como la de Joacim, que sin ser de mis vocalistas favoritos, siempre cumple.



El disco abre con "Never Forgive, Never Forget", la típica canción a doble pedal, full Heavy / Power Metal, la voz de Joacim nos regala buenos estribillos digeribles y un coro directo, sencillo pero efectivo, aunque no tan logrado. "Dominion" es el siguiente tema en sonar, aunque es más lento y pesado, con un riff muy clásico y que es el típico tema himno hecho para corear en los conciertos, suena más contundente que el primer tema. "Testify" empieza con coros antes de que suene un poderoso riff de guitarra en un tema bastante Heavy Metal, con unas voces más inspiradas y melódicos solos de guitarra. "One Against the World" es un tema más lento, como un medio tiempo, dentro del Power Metal, nuevamente Joacim nos regala estribillos pegajosos que en vivo deben funcionar a la perfección, mientras que las guitarras suenan bien afiladas y con unos solos muy inspirados. "(We Make) Sweden Rock" debe estar entre lo mejor del disco, pues te engancha desde un principio con un excelenre riff de guitarra de puro Heavy Metal mientras que la voz de Joacim suena en todo su esplendor, con unos estribillos y coros memorables, que nos recuerdan por momentos a sus himnos de los primeros álbumes, en su video hacen un tributo a algunas de las mejores bandas salidas de este país. Como suele pasar, llega el momento de la "balada" del álbum titulada "Second To None",  el cual por momentos me hace sentir un Deja Vu con "Gloria to the Brave" y es que algunas partes del tema suena como un calco de la estrofa de "Glory to the Brave", a veces da la sensación que las baladas las incluyen por cumplir, no soy muy fanático de ellas, aunque debo reconocer que les salió bien en esta oportunidad, cumple, quizás por su parecido con su clásico tema del primer álbum. Felizmente "Scars of a Generation" nos despierta con del letargo con el tema más Power Metal del disco, mucho doble bombo, guitarras con riffs muy Heavy y melodías memorables, mientras que la voz muestra sus mejores recursos.



En el disco no faltan temas de puro Heavy Metal directo como "Dead by Dawn" que empieza con un tremendo riff marcando la pauta en otro himno que en vivo debería funcionar a la perfección, sobre todo su coro directo donde simplemente repiten el nombre de la canción, así de sencillo pero funciona. "Battleworm" es un breve tema instrumental que nos recuerda mucho a los que hacía Judas Priest; aquí sirve como introducción para "Bloodline" que debe estar entre lo mejor del disco, nuevamente puro Heavy Metal, veloz y directo, con voces melódicas que te enganchan en primera escucha a tal punto que creo que aquí debió terminar el álbum. Antes del final tenemos el tema "Chain of Command" donde nuevamente repiten la fórmula de Heavy / Power directo, aunque en este caso no tan inspirado como los anteriores en cuanto a las voces, porque la parte instrumental es impecable. El disco llega a su fin con el tema "And Yet I Smile", de inicio lento que va evolucionando hasta un medio tiempo de Heavy Metal, en una especie de balada que cumple aunque sin superar a la anterior.


Al final tenemos otro álbum sólido de HammerFall, olvídense de los primeros álbumes y tendrán un buen puñado de temas para disfrutar aquí. Eso sí, eviten buscar originalidad porque aquí fracasa el disco y es que sabemos que la banda jamás ha buscado innovar, es honesta en ese sentido y fiel al estilo con el cual se hicieron conocidos. Así que ya saben, si buscan buenos temas de Heavy / Power Metal de inspiración clásica, pues aquí lo van a encontrar, ya que la banda no se ha complicado la vida y sigue haciendo lo que mejor sabe hacer, casi en piloto automático.
  


Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.