Banda: Children of Bodom (Finlandia)
Álbum: Hexed
Año: 2019
Género: Death Metal Melódico
Sello: Nuclear Blast Records
*Integrantes:
Alexi Laiho – Voz y guitarra líder.
Jaska Raatikainen – Batería y coros.
Henkka Seppälä – Bajo y coros.
Janne Wirman – Teclados.
Daniel Freyberg – Guitarra rítmica y coros.

*Lista de Temas:
01. The Road 
02. Under Grass And Clover 
03. Glass Houses 
04. Hecate’s Nightmare 
05. Kick In The Spleen 
06. Platitudes And Barren Words 
07. Hexed 
08. Relapse (The Nature Of My Crime) 
09. Say Never Look Back 
10. Soon Departed 
11. Knuckleduster 
12. I Worship Chaos (live) 
13. Morrigan (live) 
14. Knuckleduster (remix)



Children of Bodom es de aquellas bandas que tuvo un inicio prometedor allá por mediados de los 90s pero que sin embargo de fue desinflando debido a lo irregulares que resultaron sus discos después de 4 álbumes de excelente manufactura. Quizás su punto más alto llegó con mi favorito, sublime y complejo Hatebreeder (1999) junto al espectacular Follow The Reaper (2000). Su sonido fue siempre difícil de encasillar pues había elementos del Melodeath, Power Metal y Thrash Metal, en el momento en que salieron, pocas bandas introducían teclados en la música extrema de la manera que ellos lo hacían. Sin embargo después de Hate Crew Deathroll (2003) su sonido se fue haciendo más plano y directo, perdiendo gran parte de la magia de sus primeros años. A pesar de que sus últimos 5 álbumes no me convencieron del todo la banda ha sabido mantener su sitio entre las más importantes del género y ha seguido participando de los grandes festivales a nivel mundial. Lamentablemente hasta ahora sin que tengamos la suerte de que pisen suelo peruano.




Este Hexed sería su décimo álbum en estudio y creo que puede hacernos recuperar un poco la fe en que el grupo aún tiene mucho por dar, sin llegar necesariamente al nivel de sus primeros discos. Debe ser uno de los discos más variados de su carrera y que por momentos nos recuerda los momentos de corte neoclásico de sus primeros discos y reminiscencias al Hate Crew Deathroll por momentos. El álbum fue producido y mezclado por Mikko Karmila quien ya ha trabajado con ellos en sus discos más clásicos y el resultado es excelente como era de esperarse. Por otro lado la hermosa portada estuvo a cargo de Denis Forkas quien hizo en su momento un trabajo espectacular con Behemoth,  el resultado es mucho mejor que las portadas hechas por computadora que abundan en la actualidad y es lo que banda buscaba. El disco consta de 11 temas en sus casi 47 minutos de duración, la mayoría directos y melódicos. En la versión deluxe aparecen 3 bonus tracks que son versiones en directo y una tema remezclado. El álbum fue lanzado el pasado 08 de Marzo del 2019 a través de Nuclear Blast.


Ahora sí, analizando los temas tenemos un comienzo algo tibio pero cumplidor con la canción This Road que es un tema algo más Thrash Metal aunque en los cambios entran las melodías de guitarra y teclado que dan la cuota de melodía al tema, los solos son de excelente manufactura y los riffs no decepcionan. Under Grass And Clover podría estar en su cuarto disco sin ningún problema, su inicio a teclado y guitarra es extremadamente melódico, muy Power Metal como en sus inicios, quizás a los más puristas no les agrade el exceso de melodía, en mi caso para nada y en buena hora le hicieron un video, un tema hecho para que se te grabe en la primera escucha. Glass Houses empieza acelerado con un buen riff a guitarra / teclado, el tema está a medio camino entre el Power Metal y el Melodeath con solos de guitarra / teclados bien logrados y uno de los estribillos y coros más pegajosos del disco. Hecate’s Nightmare por su parte empieza más moderado donde los teclados crean una atmósfera de misterio antes de la entrada del riff principal, el tema va creciendo hasta llegar al estribillo principal o coro que es bastante pegajoso sobre todo por la guitarra que lo acompaña. Luego de este respiro Kick In The Spleen se encarga de despertarnos con un inicio más directo y pesado donde el riff domina el tema y la batería acelera para regalarnos uno de los momentos más intensos del álbum y que sin duda funcionaría muy bien en directo, las partes donde el teclado y la guitarra toman protagonismo son destacables como siempre pero en general es un tema bastante simple.  Platitudes And Barren Words es puro COB, un inicio a guitarras pesadas con teclados melódicos muy Power Metal como mejor saben hacer, a mitad del tema se despachan algunas de las melodías más memorables del disco.


Hexed empieza la segunda mitad del disco con un riff que roza el Thrash Metal, un tema directo donde nuevamente las melodías destacan en los estribillos algo más neoclásico y como siempre la sección de solos es impecable, el coro está hecho como para que funcione en vivo y el final del tema algo más pausado y con un bajo prominente en un intento quizás de rozar con el progresivo. Relapse (The Nature Of My Crime) sigue con la fórmula de inicio directo y cambios hacia estribillos más melódicos, en una especie de medio tiempo donde la sección de solos siempre cumple y el final con un sonido de órganos de iglesia que le caen muy bien aunque sea breve su aparición. Say Never Look Back tiene un inicio que por un momento me hizo pensar en Power Metal / A.O.R antes de que las guitarras se tornen pesadas y la voz de Alexi me recuerde que es COB, un medio tiempo muy melódico. Soon Departed por su parte me recuerda los In Flames de inicios del nuevo milenio por momentos, a medio tiempo, riff pesados y cortantes, una voz más oscura y dicha atmósfera es alimentada por los melódicos y oscuros teclados de fondo. Knuckleduster finalmente termina el disco de forma algo más pausada y tibia como al inicio, no termina de convencerme salvo por las buenas melodías y solos que sacan por momentos, me parece más un tema de relleno.


Con Hexed los ya no tan niños de Bodom apuestan por lo seguro, con un resultado mejor que en discos anteriores, al menos por mi parte hacía tiempo que no me pegaba a un disco de ellos. El álbum tiene sus buenos momentos, aunque algunos temas estén de relleno. Se extraña eso sí los momentos más acelerados y con blast beats de sus primeras épocas, los interludios neoclásicos y duelos guitarra/teclado, pero en los solos siguen estando muy finos aún. Entiendo que hay bandas que nos regalan el mismo disco una y otra vez y siguen sonando bien, otras buscan experimentar o cambiar, también con óptimos resultados, en el caso de estos finlandeses sus  cambios no han sido del todo satisfactorios pero este nuevo álbum les da un nuevo aire y nos permite pensar que aún pueden dar buen material y no vivir del pasado. Otro disco sólido de este año, ahora esperemos a ver cómo suenan estos temas en directo.


Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.