Fecha de Lanzamiento: 13 de Agosto del 2021 
País de la Banda: Rusia 
Sello: Sumerian Records 
Estilo Musical: Deathcore






El Deathcore es uno de los estilos que solo es importante en Estados Unidos, y tiene una gran base en ese país, y gracias a ello muchas bandas están presentes en muchos festivales. Pero en el que respecta al mundo, es un estilo que no calo muy bien en las personas y fanáticos de la música extrema, y es entendible, porque en algunos instantes, este estilo es un poco frío y de mucha ayuda en estudio, tratando de sonar lo más perfecto posible dentro del álbum. Entonces, con esta idea, es un poco difícil que escuches este estilo en países como Suecia, Noruega, Finlandia, Grecia y más, pero eso no significa que no haya sus expositores en el viejo continente, porque Slaughter to Prevail es la muestra de que este estilo este vivo en la madre Rusia, y con este “Kostolom”, la banda ya tiene su segunda producción en estudio y apoyados por el sello estadounidense Sumerian Records, que tiene en su mayoría esta inclinación por el Deathcore o Metalcore, y otros elementos progresivos y técnicos. 

Iremos directo al grano, porque al ser una banda de Deathcore, las cosas se tienen que tomar con pinzas, porque la ayuda tecnológica es lo que prima en todo sentido en este “Kostolom” y es obvio que la fuerza y potencia en los parlantes es lo primero que te va a chocar y puede disuadir de tener una imagen real de lo que vas a encontrar en su música. Porque desde que todo empieza con “Bonebreaker”, la intensidad y potencia están asegurados, y se tiene ese Deathcore machacante que no te va a dejar sencillo las cosas, pero lo interesante de esta canción es que la banda comienza a fusionar los ritmos vocales rap-eando en voces limpias, y eso puede ser algo interesante hasta cierto punto, pero en un conglomerado es algo repetitivo. Debido a que le quita la intensidad con el cual el tema comenzó. Luego con “Demolisher” se escucha el gravity blast beat de fondo, pero la edición intensa de la batería es muy notoria y es ahí que la idea Deathcore comienza a relucir con sus partes groove. 


"Baba Yaga” será el punto de quiebre de todo el disco, porque más allá de que el nombre fue sacado de la mitología eslava. La música tiene elementos raperos al máximo, luego el groove sale con más detalles y finalmente una esencia Nu Metal comienza a teñir toda la canción, y es aquí que puedes decir, paso a la siguiente canción o sigo escuchando álbum, ya que es una línea muy delgada para quedar pegado o no en la música de Slaughter to Prevail. Luego con “Made in Russia” las cosas se ponen más enfocadas en el lado Nu Metal que ya estaba presente, y como lo dije, con el anterior tema será tu valla para avanzar o seguir, ya que ahora la banda tendrá muchas dosis de este estilo, pero logra el efecto necesario para que te apegues a su álbum. Porque es como si estuvieras escuchando a System of a Down más agresivo y con muchas dosis raperas, y con ello tener “Zavali Ebalo” que sigue dentro del mismo enfoque. De ahí las cosas en “Agony” ya son más Deathcore y con algunas dosis heavies en los solos de guitarra que se extiende hasta “Your Only”, pero esta última tiene partes alternativas que son interesantes de escuchar en una banda Deathcore

I Killed a Man” es una dosis de muchas cosas mencionadas en las anteriores canciones, las voces varían en mayor grado, ya no solo es la gruesa gutural, sino anexa algunas raspadas y otras psicodélicas que tiene un final rítmico cuasi industrial en las escalas. Luego “Bratva” viene a ser la que me llamo la atención por la introducción, donde Alex el terrible se presenta y me hizo recordar películas de gladiadores pero enfocado en una futuro Cyber Punk, y el cual puedo decir es la más consistente de todo el disco, porque es un logro cuando no solo la música te refleja gusto o pasión, sino que te la idea de estar viendo una película y una pelea salvaje, y más aún si estas jugando la nueva entrega de The Ascent, Rage 2 o Bordelands 3 con ese formula Cyber Punk. De ahí “Ouroboros” ya sigue con la matriz Deathcore y acelerada, donde la maquina en la batería es de lo mejor, y sin olvidar que tiene algunas dosis técnicas que le dan ese agregado llamativo para seguir escuchando el álbum y llegues a la parte final con “Head on a Plate” y “Father”. 


Kostolom” es una buena dosis de Deathcore metódico, pero al mismo tiempo, la idea de incluir elementos Rap, Nu Metal, alternativas y muchas partes industriales es un punto a tomar en cuenta en la carrera de la banda. Y eso con un mayor enfoque puede dar grandes frutos en la carrera la banda. Sin embargo, aún hay mucho pan por rebanar en su música, porque algunos momentos las cosas están forzadas y la tecnología a nivel general no ayuda a ver claramente lo que la banda quiso hacer, pero al final todo es posible, y el disco cumple su cometido de hacer pasar 49 minutos intensos y directo a la nuca. 

Calificación: 8 / 10

Lista de Canciones:

1. Bonebreaker
2. Demolisher
3. Baba Yaga
4. Made in Russia
5. Agony
6. Zavali Ebalo
7. Your Only
8. I Killed a Man
9. Bratva
10. Ouroboros
11. Head on a Plate
12. Father

Enlaces:

Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.