Fecha de Lanzamiento: 21 de Mayo del 2021 
País de la Banda: Dinamarca 
Sello: Mascot Label Group 
Estilo Musical: Progressive Rock & Metal / Djent / Pop





Vola es una banda que hace unos años atrás me dijeron que le ponga atención, porque era una de las nuevas propuestas progresivas y metaleras que tenía el ambiente, fue así que un día comencé a escuchar sus producciones, y comencé por su segundo álbum “Applause of a Distant Crowd” (2018). Pero la impresión que me lleve ese instante, fue tener una completa decepción, porque la música era muy lenta y de esa clase de progresivo influenciado por el aletargado Steven Wilson, que cada disco me da sueño profundo. Donde tengo que decir que la música no es mala, pero no es algo que me convence al 100%, y ese segundo álbum de Vola cumple con esos requisitos. Luego de eso, escuche su primera producción “Inmazes” (2015), y de manera directa, es otra banda, no hay comparación, porque en su primera producción a nivel de mezclas y de constantes juegos de cambios de ritmos, los cuales representan un estandarte a tomar en cuenta a nivel general.

Por ello, con esta premisa me llega a mis oídos la tercera larga duración de Vola y de nombre “Witness”. Y vaya que la idea de su aburrido segundo álbum, se destierra completamente y presentan a esa banda técnica, progresiva y de constantes juegos en muchas influencias, donde existe Metal, Djent, Rock, Trap y Pop. Pero encajados de una manera magistral, y quizá eso puede ser un poco chocante para el común denominador de amantes de lo progresivo y metalero, porque ellos esperan una formula determinada de cómo debe de ser el progresivo, sea rock, metal o salsa. Y este “Witness” no la tiene, porque es difícil encasillar su música, y como único detalle permanente es decir que hacen música progresiva de altos recursos e ideas, y que la inventiva de no tener límites entre estilos musicales, esta vez se hacen tan cortas cuando las cosas están muy bien hechas. Porque desde que todo empieza con “Straight Lines”, la música empieza directamente con el gancho djent en la música, y con esa misma sensación de bandas como Textures o Tesseract, pero lo que hace diferente, es que se aprovechan de esta formula solo unos instantes, ya que de ahí en adelante la idea pop comienza a tomar más predominancia, pero de una excelente manera para regresar a su parte metalera y de notas altas, con más cuerdas en todos los instrumentos. 


Head Mounted Sideways” se apoya en el ritmo djent, pero esta vez enfocado en teclados electrónicos, y de muchas notas altas en el bajo que ayudan a una disonancia dentro del enfrascado movimiento de las guitarras que tiene poco que ver, y de ahí la robótica voz es para no quitarte el sueño, y con esta idea encajar su lado pop nuevamente. Pero con un ajuste de manera muy natural y de que ambos estilos se pertenecen al estar combinados. Luego con “24 Light-Years”, esa sensación de estar volando y querer alcanzar algo difícil, comienza a crecer con el silbido de la guitarra, y como la batería crea destiempos en medio de los sintetizadores, y de a pocos estar fortaleciéndose, buscando el momento exacto para escuchar un consomé de muchas influencias que se vuelve cada vez más popper, pero adictivas. Y con esta idea llegar a escuchar “These Black Claws”, una canción sacada de otro contexto musical, donde el invitado Shahmen hace de las suyas con los ritmos trap y rap, pero lo interesante no está en su participación, sino en como la banda crea una versatilidad entre lo metalero, progresivo y pop hasta colindar un lado sinfónico de grandes proporciones, llenas de muchos elementos de sintetizadores y solo la voz de Shahmen es la cereza de la torta, dado que con esta inclusión uno llega a buscar la música de este señor, y saber porque lo invitaron. 

Freak” es una canción que decide seguir el patrón de su segundo álbum, pero solo sirve como entretiempo entre las primeras cuatro canciones con las siguientes, que se conectan de manera rejalada. Ya que, con “Napalm”, la sensación de calma desaparece lentamente y ese mundo de experimentaciones comienza a ser brillante otra vez, y esta vez la formula es más sencilla, porque se siente su lado Djent a groso modo en el contexto, pero la voz es aquella que te da otra perspectiva de la música, y de secuencia entre notas dentro de las mismas escalas, y como estas pueden regalar desarrollos impensables que continúan en “Future Bird”, pero solo por segundos, ya que, Vola no quiere complicarse y seguir un patrón dentro su música, sino seguir explayándose con más instancias sinfónicas y progresivas, donde el bajo es el punto de fuerte de esta canción, con esa calidez de un efecto sencillo en los pies, sin mucha cantidad de tecnología, solo ese detalle análogo que sirve de gran soporte para una canción como esta. 


Stone Leader Falling Down” es de las mejores canciones que puede tener este Witness, porque a base de esa detallada influenciada de Meshuggah en el “Nothing” (2002), la música se desarrolla de una manera muy distinta, porque a base de una simple nota y su bajada de escala en las mismas notas, la música colinda entre muchas sensaciones y de como el teclado sinfónico encaja perfectamente, pero siempre con una subida de nota agresiva en un instante, mezclando su lado progresivo y duro al mismo estilo de Dream Theater, pero de dosificadas instancias. Luego con “Inside Your Fur” se cierra este nuevo capítulo de Vola de una manera genial, con detalles sencillos, pero con tiempos interesantes en el único golpe de bombo que nutre esa faceta de hacerlo adictivo de escuchar, y que se conecta con los teclados y sintetizadores. Un excelente cierre musical, sin dejar nada a la suerte o a la imaginación, solo música capaz de encontrar muchos detalles en tus sensaciones como amante del continuo progreso. 

Mientras que Transatlantic, Liquid Tension Experiment, Gojira y otros más siguen en lo mismo de sus años mozos, Vola decide ir un paso más delante de estas y presentar algo fresco, moderno y de mucha perspectiva para estos tiempos. Donde lo último en este álbum es regresar en el pasado y escuchar cosas viejas, pues no, esto es música que sigue sin miedo en muchos avances musicales de distintos sabores auditivos, y así como en un momento se hablaron muy buenas cosas de las nuevas bandas de progresivo como Caligula’s Horse, Leprous, Soen y Haken, este “Witness” es la nueva cara del progresivo junto a lo nuevo de Architects. Un gran año dentro de este estilo, donde los mencionados en la primera línea de este párrafo, estarán como bandas del recuerdo y de estatus cómodo, más no de tener algo interesante entre manos. Felicitaciones a Vola y gracias a estos daneses por presentar semejante producción dentro de este “Witness”. 

Calificación: 10 / 10

Lista de Canciones:

1. Straight Lines
2. Head Mounted Sideways
3. 24 Light-Years
4. These Black Claws (feat. SHAHMEN)
5. Freak
6. Napalm
7. Future Bird
8. Stone Leader Falling Down
9. Inside Your Fur

Enlaces:

Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.