Fecha de Lanzamiento: 26 de Marzo del 2021 
País de la Banda: Inglaterra 
Sello: Reaper Entertainment 
Estilo Musical: Death Metal






Hablar de Memoriam es quizá tener en mente que la banda en una nueva producción va a seguir ese camino Bolt Thrower-riano de discos pasados y que la idea de tributo a Martin (Q.E.P.D. 2016) y Bolt Thrower sigan presente en la banda álbum tras álbum, pero dentro de este ambiente del recuerdo y muchas cosas, quizá sea uno de los pocos que espera que esta banda salga de ese concepto y se espera una producción de cortes personales y que los identifique como banda que no tenga que ver con el pasado de uno de los miembros. Y quizá sea un poco imposible que esto suceda, porque la guturación de Karl Willetts era, es y será algo característica dentro de su primera banda y a nivel general dentro del Death Metal, porque es uno de los pocos timbres a nivel mundial que lo puedes reconocer en cualquier canción, sea como invitado o como vocalista principal. Entonces, con toda esta idea, las cosas pueden resultar un poco complicadas para Memoriam, pero este “To the End” logra ese cometido, con ese aire leve y de intensas sensaciones que solo vas a escuchar en esta banda inglesa, y de lo que, si escuchas cosas de su banda pasada, pues sí, pero ya no nublan los oídos, y se tiene a una banda hecha y derecha de cosas personales. 


Una de las novedades de este nuevo álbum, es que Andy Whale ya no forma parte de la banda desde hace unos años, y tuvieron que reemplazarlo por Spikey T. Smith de los míticos Sacrilege de Inglaterra. Luego y dentro de las novedades, se tiene que la banda decide estar con Reaper Entertainment y ya no con Nuclear Blast para este “To The End”, donde la idea lírica del álbum gira en torno a salir de esa penumbra que tuvieron durante los tres primeros álbumes y que sea de manera conmemorativa por la muerte de compañero musical; siendo así que, Memoriam decide abrirse un camino iluminado y que se muestra en el arte de la portada hecha por Dan Seagrave, quien, dicho sea de paso, estuvo con la banda desde su primer álbum. Entonces, hay ciertos detalles que, en este cuarto álbum, la banda decide mostrar nuevas facetas a nivel general, porque como cualquier agrupación, quiere dejar de lado aquello que se creía que era su foco compositivo central, y esta vez enfocarse en tener entre riffs, esquemas, golpes y guturaciones, ese detalle personal que hable por la Memoriam en sgtes producciones. Siendo así, que la banda cumple perfectamente con este cometido y se encuentra a unos ingleses recargados y de características personales, tratando de ampliar los detalles de “Requiem for Mankind” (2019) con más carismas personales y tener música que no refleje su pasado, sino ese presente que todos estábamos esperando.

Desde que todo empieza “Onwards into Battle”, la banda presenta otra idea musical en sus afinaciones y esquemas, ya no son los usuales tempos cuadrados de corte Bolt Thrower, sino deciden colocarle un poco más de agudos a las estructuras rítmicas para que terminar magullando los oídos de cualquier persona. Luego con esta idea acelerar el camino con “This War Is Won” y todo se pone más agresivo y de intensidades antes no mostradas en la banda, y que galantemente se conectan con “No Effect”. Canción de armónicos bellísimos al inicio y que dan hincapié a su área groove de partes modernas y que no tienen nada que ver con su pasado, mostrando a una banda de galope medio y rebosante en muchas cosas personales que continúan en “Failure to Comply”. Proveyendo de riffs modernos a una máquina conocida, pero que encajan de una manera ideal dentro de sus conglomerados de notas y esquemas, que son ensalzados con dos pares en notas agudas y silbidos en las guitarras de gran porte.

 Cuando se tuvo la entrevista con Karl en las páginas de Dargedik, el mencionó que dentro del nuevo álbum se tendría ambientes doomers, lo cual es una sorpresa, porque en “Each Step (One Closer to the Grave)” esa sensación se retrata perfectamente y ejecutado de una manera apegada al Doom inglés hecho por My Dying Bride, con esas dosis cuasi deathers que terminan colocando la pepita pesada a una canción que habla por sí sola. De ahí, se tiene la homónima del álbum “To The End” que sigue con las ideas previas de intercambios de armónicos, elevación de notas y colocar esa idea doomer de su antecesora, y que continúa a pocos pasos en “Vacant Stare”, pero solo de momentos centrados, ya que la canción comienza a brillar por sus momentos groove y de riffs sueltos que juegan con la batería en todo momento. Y con esta idea, entra “Mass Psychosis”, con un marca paso de tarola que se ajusta perfectamente parafrasear el nombre de la canción y que muestra una idea mucho más rock en sus influencias, pero de excelente desenlace frente a otras canciones. Y así terminar con otra canción de muchas sensaciones conocidas como “As My Heart Grows Cold”, que me recuerda a esa época dorada de My Dying Bride en sus primeras líneas, siendo una acertada adhesión a la música de Memoriam


To the End” es todo lo que se esperaba de esta banda, la cual decide hacer cosas más allá del pasado de Karl, y quizá ese sea un punto en contra para aquellos que esperan algo conocido. Pero en líneas generales, todas las bandas tienen derecho a crecer y mejorar con lo que conocen, y en medio de estas encontrar un camino que hable por ellas en todo sentido, y Memoriam lo logra, porque escuchando los casi cuarenta y cinco minutos, me olvide que estamos ante una banda de raíces por tributos y esas cosas, solo veo a una nueva que está en el camino correcto de seguir con su propia personalidad. Excelente disco y excelente decisión. 

Calificación: 10 / 10

Lista de Canciones:

1. Onwards into Battle
2. This War Is Won
3. No Effect
4. Failure to Comply
5. Each Step (One Closer to the Grave)
6. To the End
7. Vacant Stare
8. Mass Psychosis
9. As My Heart Grows Cold

Enlaces:

Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.