Fecha de Lanzamiento: 19 de Marzo del 2021 
País de la banda: Inglaterra 
Sello: Metal Blade Records 
Estilo Musical: Progressive Metal




Asheran” (2017) de los ingleses de Dvne fue un disco más inclinado a lo Sludge y Stoner, con muchas dosis de progresivo en medio de todos sus esquemas, y fue un disco muy impresionante en su momento. Bebiendo de muchas cosas y bandas conocidas, pero que resultaban efectivas al momento de escucharse por completo. Pero que al final de todo cumplían el fin de traer algo renovado a la mesa, quizá no al 100%, pero si con la idea de no sonar igual al resto, y es en ese sentido que estos ingleses cumplieron su cometido con “Asheran” (2017). Y eso es lo mejor de todo, porque cuando una banda crece y renueva la ideas o detalles conocidos, pero al final escuchas la personalidad de la banda, es que ahí la banda tiene el éxito necesario para salir a ser escuchado en todo el mundo. Siendo en ese sentido que, Dvne, al tener muy buenos comentarios en el mundo metalero, esta banda fichó por esta segunda producción llamada “Etemen Ænka” con Metal Blade Records; y quizá los que escuchamos su primera producción en el momento o luego, esperen algo en la misma idea, pero no. 

La música de esta nueva producción es simplemente variada y distinta, donde sus matrices Sludge y Stoner se escuchan en 5 segundos, y de ahí la genialidad de la banda para ampliar sus recursos es denotable. Y en lo personal que hayan dejado ese camino, es lo mejor que hizo la banda dentro de esta nueva producción, porque estar dentro de esa idea retro de estilos o ritmos conocidos para ser una banda del recuerdo, pues no viene al caso. Donde la idea de ampliar su paleta de recuerdos progresivos con muchos estilos más, hacen de la música de este “Etemen Ænka” toda una delicia para el oyente; además que, al no cerrarse en un solo camino, ellos tienen la facultad de explorar con los estilos que deseen para encontrar algo más excelente y personal a futuro. Y dentro de este tema, es muy agradable escuchar que las bandas anualmente siguen diversificándose en más estilos y llevando los límites de la música metalera a otros niveles de creatividad. 


Buscando un poco más de información acerca del lanzamiento de esta nueva producción de Dvne, veo que el CD iba a ser lanzado inicialmente por Riding Easy Records, pero dentro de este tema y el rubro de bandas que tiene ese sello, pues están muy alejados del concepto musical que tenían estos ingleses dentro de la hora con siete minutos que contiene este “Etemen Ænka”. Porque como lo dije en el anterior párrafo, su música en su primer álbum era música envasada para gente que gusta de estilos como Stoner, Sludge y ritmos conocidos a borbotones, pero con esta segunda producción la idea de haber fichado con Metal Blade Records cae como anillo al dedo, porque tiene muchas cosas modernas, mundos progresivos que no escucharás en otras bandas, y aunque el disco duré más de una hora, este se disfruta plenamente a nivel general. Ya que, crea los ambientes necesarios para seguir dándole vueltas al álbum más de dos a tres veces y entender las sensaciones que esta banda tiene. Donde el único punto negativo de esta segunda producción, es la carátula, la cual se desfasa completamente la música de Dvne.

Desde que todo empieza con “Enûma Eliš”, la música se muestra bajo la influencia de Mastodon en muchos instantes, pero es ahí que la creatividad de la banda comienza a emerger y comienza a crear esquemas que se distancian de su mayor influencia y encuentran un camino personal que comienza a variar con las guturaciones de diferentes niveles y las voces limpias. De ahí escalas progresivas que no dejan de ser pegajosas al oído y así encajan con “Towers” y “Court of the Matriarch” de tonalidades más densas. Las cuales poco a poco comienzan a emerger de otras maneras y con detalles en arpegios y efectos de sonido que muestran otra faceta de la banda, e inclusive se encuentran otro timbre limpio que es atractivo para el marcapaso asimcopado de la batería, y con ello darle una vuelta completa a las sensaciones del álbum, que terminan de solidificarse en “Weighing of the Heart” y “Omega Severer”. Dándole ese compás tranquilo a lo que esperas dentro del degradé de ritmos que ya estaban encajando desde la segunda canción, pero es justo aquí, que la banda comienza a despertar con elementos y así cerrar el círculo con “Adræden” de manera instrumental. 


Para cerrar el álbum se tienen “Sì-XIV”, “Mleccha”, “Asphodel” y “Satuya”, que cumplen los mismos parámetros de la banda y comienzan a dar algunos brincos personales en su composición, pero que no van más allá de lo que se escuchó. Siendo así que el disco es bueno, dota de muchas cosas que la banda antes no hacía, y personalmente ahí se encuentra el gancho de todo el álbum para ser equilibrado en todo sentido. Ahora solo queda esperar una siguiente producción de la banda para encontrar un sonido más establecido. Recomendado. 

Calificación: 8.5 / 10

Lista de Canciones:

1. Enûma Eliš
2. Towers 
3. Court of the Matriarch
4. Weighing of the Heart
5. Omega Severer
6. Adræden
7. Sì-XIV
8. Mleccha
9. Asphodel
10. Satuya

Enlaces:

Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.