Fecha de Lanzamiento: 14 de Diciembre del 2020 
País de la Banda: Estados Unidos 
Sello: Debemur Morti Productions 
Estilo Musical: Black Metal






Todos los proyectos de Naas Alcameth son invocaciones hacía el lado oculto y misterioso del Black Metal, porque siempre llevan las sensaciones de terror y miedo a un nivel enfermizo y muchas veces sofocante para el oyente, debido a que siempre ahonda dentro de estas sensaciones para hacer música en cualquiera de sus bandas. Pero quizá esta idea de tener muchas bandas dentro del Black Metal, puede ser confuso, ya que algunas cosas se pueden repetir y otras pueden tomar la forma del artista a nivel general; entonces, al tener esta idea en la cabeza, uno se pone a pensar cual es la diferencia entre Aoratos, Bestia Arcana, Excommunion, Nightbringer y los mencionados en esta reseña Akhlys. Teniendo como respuesta que cada banda tiene sus propios elementos y distinciones que los hace distintos de escuchar, por lo que cuando escuchamos lo caótico que puede Nightbringer en muchas canciones, lo tratamos de reflejar con los terrores sonoros de Aoratos, pero ninguna de estas dos bandas se parece a Akhlys, porque esta novel banda de Naas desde que comenzó su recorrido en “Supplication” (2009), siempre ha tenido un enfoque más sepulcral o de rituales en su música y las dos canciones de su primer presentan el ideal fondo musical para juegos de terror como The Evil Whitin, Amensia o hasta Outlast


Entonces, la música de Akhlys dentro de este ambiente ha ido modificando su idea instrumental y enfocarse en mezclar ambas partes de su influencia como músico, porque en “The Dreaming I” (2015), Naas decide ampliar su horizonte instrumental e incursionar dentro con ritmos Black Metal que tiene en otras bandas, pero esta vez al crear la matriz terrorífica que existe de manera innata en su música instrumental, la idea dentro del Black Metal se pone aún más incómoda, porque ya no es música que se inclina para lo que se conoce de este músico, sino comienza a transitar por otras instancias aún más malvadas y eso es lo que llama la atención de la banda a nivel general. Ahora, el detalle llamativo de la banda, es que siempre tiene ese ambiente de horrorizar todos los ritmos de su música y hacerlo dentro del Black Metal, pero dentro de este tema y en comparación de su segunda producción, pues hay muchas cosas que la banda decide alargar; se entiende que es parte del cerebro de Naas crear cosas retorcidas cada vez más y que no solo la música de Akhlys sea aguda y gélida, evocando las mejores influencias dentro del Black Metal. Sino que se siente que la banda quiere abrir la brecha entre caer en un agujero infinito de ritmos tenebrosos con demonios que van saliendo de las paredes, tratando de agarrar al cuerpo que va cayendo dentro de este agujero y este sufrimiento sea eterno en sensaciones de rasgados y uñas cortando la piel y músculos por tratar de jalar la comida a su madriguera. 

Es así que la música desde que empieza con “Somniloquy” y termina con “Incubatio” se hace muy familiar de escuchar entre las canciones y como que las mismas sensaciones de miedo y terror que en esta segunda larga duración tiene muchos más usos dentro de los esquemas y riffs de guitarra. Por lo que, si lo comparamos con su segunda producción, esta tercera larga duración, pues no sorprender con los detalles que tenía en su anterior álbum, pero tampoco se puede decir que es malo. Ya que la enfermedad y psicosis de notas frenéticas y agudas siguen presentes, pero de manera indirecta ya sabes que va a seguir dentro de cada canción, siendo así que cada canción tiene la misma sensación entre una y otra, momentos bizarros y horroríficos, luego aceleraciones en los ritmos, momentos de psicosis en los ritmos y al final terminar con más evocaciones a algún tipo demonio astral o demonio interno que puede tener el oyente. 


Melinoë” es un disco que continua la línea de su predecesor, sin más detalles resaltantes o más detalles que presente al oyente una capacidad distinta de sentir miedo en cada nota. Se hace predecible en muchos instantes, pero la calidad de la música no desciende, ya que la majestuosidad de las ideas son pulcras y bien cuidadas, donde se tiene que decir, que si no los hubiera escuchado antes, pues este disco me volaría la cabeza por la cantidad de terror que tiene su música y eso dentro de una banda de Black Metal es muy importante, porque es la idea prima con la que nació este estilo musical. Entonces, al terminar de escuchar estos cuarenta y seis minutos, encontrarás música dedicada a hacerte temblar los huesos con toda la intención malvada que tiene en sus notas y ritmos. Buen disco. 

Calificación: 8.3 / 10

Lista de Canciones:

1. Somniloquy
2. Pnigalion
3. Succubare
4. Ephialtes
5. Incubatio

Enlaces:

Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.