Fecha de Lanzamiento: 13 de Noviembre del 2020 
País de la Banda: Alemania 
Sello: Century Media Records 
Estilo Musical: Alternative / Industrial / Nu Metal / Pop






Muchas personas en el mundo no dejan que el Heavy Metal siga creciendo en el mundo con diferentes estilos o fusiones que en los 70s u 80s era imposible de fusionarse, pero esa es la ventaja de que este estilo sea uno de los más camaleónicos del mundo, porque aunque tenga muchos detractores de las mezclas y que viven en un sonido que ellos creen que es más metal que otras cosas, pues no importa, ya que es este estilo ha demostrado seguir adelante contra esas ideas y cada vez más actualizarse con un sinfín de cosas que tiene la música moderna. Donde ese brillo de mezclas y de hacer las cosas más complicadas cada vez más, es que entra a los parlantes el primer álbum del ex Eskimo Callboy, Sebastian “Sushi” Biesler, bajo el título de Ghøstkid como banda y de primera larga duración. Quien decide continuar con esa idea de mezclar muchas cosas en su estilo como Industrial, Nu Metal, Alternativo, Electrónico y por ahí algunos más de ambiente Pop que encajan perfectamente en la música. Demostrando que, aunque sea muy “mainstream” como piensan algunos, pues es música que solo podrá ser entendida por aquella persona que no tiene tabúes en que el Heavy Metal puede seguir ampliándose en muchas cosas más. 


Una de las cosas interesantes de este primer álbum de Ghøstkid es que Sushi decide alejarse del sonido cotidiano que tenía en Eskimo Callboy y ampliar sus gustos dentro de un inmenso más de estilos musicales, que como lo dice el mismo vocalista. Que este proyecto tiene mucho de los estilos que escucho en algún instante cuando era niño y adolescente, por lo que, los más adoradores del subterráneo quizá se hagan los desentendidos dentro de este ambiente y digan que solo el Black Metal, Thrash Metal y Heavy Metal de raíz clásica es la verdadera inclinación de aquellos años, pero a alguien que hace este tipo de música de varias fusiones y con casi cuarenta años en su haber, demuestra que escuchaba a los 15 años cosas industriales y electrónicas. Entonces, ¿Cuál es el concepto de hacer música subterránea?, pues es algo subjetivo que solo el más cavernícola lo va a relacionar con que solo las bandas que a el le gusta, son subterráneas. Porque Ghøstkid no es una banda que quiere decir desde el inicio, somos convencionales y queremos que todos me conozcan, pues no, es solo solo música que quiere abrirse a más sentido y aunque parezca increíble de creer, es que, gracias a este tipo de bandas, algunas personas normales tienen la inclinación a ver que más hay dentro del Heavy Metal, siendo esa la razón a futuro para decir que aquí nació un metalero más forjado en esta clase de esencia y mezcla. Y si tiene detractores, pues da igual, esto suena fresco para aquellos que piden otras cosas más en la música extrema o “convencional” (si al Heavy Metal en general le puede decir convencional). 

Desde que comienza con “Føøl”, lo que vas a encontrar es una mezcla intensa de muchos estilos musicales que comienzan con su lado industrial y corrosivo, con voces guturales, luego colocar las partes pop y al final matizar con su lado alternativo, de sensaciones Nu Metal, pero todos encajados de una buena manera a nivel musical. Luego con “Start a Fight” las cosas se ponen más rudas y potentes, ya que con “Sharks” las cosas son un poco más alternativas y Pop, pero de buen nivel general. De ahí “Drty” es de lo mejor que puedes encontrar en su mezcla industrial y metalera, porque luego con “This Is Nøt Høllywøød” tiene esta misma esencia Pop e inclusive tiene como invitado a Timi Hendrix en las partes cuasi raperas. “Yøu & I” sigue con lo mismo de canciones pasadas en el mismo álbum, quizá un poco más estilizado hacía lo electrónico en el fondo, pero siempre manteniendo su dosis industrial y alternativa que esta a lo largo de todo el disco. Entonces, a medida que avanza el álbum con más canciones, es que el recurso de su fusión vuelve a ser recurrente en las siguientes canciones como; “Supernøva”, “Crøwn”, “Cøld Wørld”, “Zerø” y “This Is Nøt Høllywøød”. Encontrando los mismos sentimientos en todos los cuarenta y dos minutos que tiene este primer opus de Ghøstkid.


Ghøstkid” es un álbum creado a base de muchas influencias y sabores, donde Sushi quiere alejarse de su pasado, pero a medida que uno avanza en el disco, ese se pone un tradicional de entender, porque las bases rítmicas y sensaciones se repiten entre canciones del mismo. Donde no será un mal álbum, pero tampoco es de aquellos que tienen bastante experimentación y te pueden llamar la atención, como lo nuevo de Avatar, que tiene mucha modernidad y sin en detalle de caer en la misma situación de repetir los esquemas. Fuero de eso, Ghøstkid esta dejando sus influencias en este primer álbum y conociendo nuevas facetas de manera solista en la carrera de Sushi. 

Calificación: 7.5 / 10

Lista de Canciones:

1. Føøl
2. Start A Fight
3. Sharks
4. Drty
5. This Is Nøt Høllywøød (Feat. Timi Hendrix)
6. Yøu & I
7. Supernøva (Feat. Marcus Bischoff)
8. Crøwn (Feat. Mille Petrozza)
9. Cøld Wørld
10. Zerø
11. This Is Nøt Høllywøød (Feat. Johnny 3 Tears) 

Enlaces:

Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.