Fecha de Lanzamiento: 06 de Noviembre del 2020 
País de la Banda: Estados Unidos 
Sello: Metal Blade Records 
Estilo Musical: Progressive Metal





Mucho se tiene que hablar dentro de la carrera de Fates Warning en el metal progresivo, porque es una banda que ha sabido mantener su ecuanimidad musical desde 1984 con “Night on Bröcken” y así llegar a consolidar su sonido dentro de trece álbumes, incluyendo este nuevo álbum “Long Day Good Night”, y hacer eso es muy difícil. Además que este nuevo álbum marca el regreso de la banda con Metal Blade Records desde “FWX” (2004), siendo dieciséis años que la banda no editaba un disco con su sello madre, encontrando a una banda que le fue muy bien a nivel general en discos como “Darkness in a Different Light” (2013) y “Theories of Flight” (2016). Ya que gracias a esos dos álbumes, la banda pisó por primera vez Sudamérica en el 2018, siendo un detalle curioso dentro de todo esto, porque la única agrupación de las cuatro grandes bandas de metal progresivo que llegó a pisar muchas veces suelo latino, fue Dream Theater. De ahí bandas como Fates Warning, Queensrÿche y Savatage no lo hicieron en su debido momento, demostrando que la escena latina esta un poco más arraigada a lo chacal y salvaje de su corriente musical, por lo que pocos productores de conciertos se atrevieron a intentar concretar algo con estas bandas de influencia mundial a las bandas de metal progresivo actual. Entonces, luego de esas cortas fechas en Sudamérica y a dos años tenemos un nuevo álbum que mantiene esa esencia curiosa de seguir explotando más sentimientos en su música. 

Uno de los detalles importantes de Fates Warning, es ir más allá de tener esquemas progresivos en su música, porque Jim Matheos siempre se ha preocupado por querer que la banda sea un encuentro de sensaciones que vayan más allá de lo musical, y a medida de estos puedas encontrarte con cosas felices, melancólicas, misteriosas y de más escalas agudas en los sentimientos que tiene la banda para transmitir. Pero todo este debate de explosiones, casi siempre no fue lo principal en la música de la banda años atrás, porque esta inclusión de ir a un siguiente nivel se comenzó a dar desde “Disconnected” (2000), creando atmosferas progresivas e influenciadas por su propia música, y al mismo tiempo encontrar más detalles que puedan crear un romance entre el oyente y la banda. Entonces, estas mismas líneas musicales que tienen los estadounidenses comienzan a florecer nuevamente en su música dentro de cada álbum que vino después del mencionado, viendo las cosas más amplias, y siendo como un segundo despertar en el sonido de la banda, y al mismo tiempo encontrando ese detallito adicional que te hace escuchar las cosas de otra manera en Fates Warning. Y eso es obvio a medida que pasan los años, porque dentro de lo conocido y los realces personales de este nuevo siglo, demuestran que la banda sigue siendo una máquina de crecer con su sonido personal y así llegar hasta este “Long Day Good Night” con detalles más pasivos en comparación de sus previos álbumes, pero siempre tratando de explotar con ese carisma que llevan haciéndolo desde el 2000. 


Entrando a esta nueva producción de Fates Warning nos encontramos con “The Destination Onward”, empezando con breves sonidos instrumentales y desde que todo empieza a desarrollarse, pues la música es la que conoces de la banda, llena de cambios complejos, esquemas intensos cuando se necesitan, la voz de Ray Alder que está abierta a más detalles en su música. Donde esta vez él quiso no aprovecharse los agudos en su voz, sino prefiero un poco más apegarse al estilo de canto de su álbum de solista del 2019; porque luego con “Shuttered World”, la sensación de la banda se pone más ruda en todo sentido, presentando esa faceta grave de afinación y efectos que tiene la música de Fates Warning en muchos álbumes. Ya que, de ahí ese asentamiento pesado de discos pasados, con la calidez que te puede dar Ray Alder en su voz, nuevamente son el complemento para hacer algo grande en su música y quedarte pegado a los detalles que se escuchan en el fondo con Bobby Jarzombek con “Alone We Walk”. Luego se tiene “Now Comes the Rain”, que ya es todo un clásico en la selección de canciones de la misma banda, con esa sensación 90s y 80s inclinada hacía el lado Hard Rock de su música; además de ser el segundo sencillo de este nuevo álbum presentando en las redes sociales, y a ello, se tiene que agregar que poco a poco la banda decide ponerle esa suavidad a su música en comparación de otros álbumes. Porque lo que sigue con “The Way Home” es la amalgama de ambos lados en la banda, su lado Hard Rock y su momento rudo metalero y progresivo que es lo que más atrae de Fates Warning

Como se iba diciendo, la banda decide un poco bajar las revoluciones de su música y esta vez se asienta muy bien, que a pesar de que “Under the Sun” llegué a ser una canción pegajosa y amplio espectro gustativo en el mundo, este logra su cometido de atraerte al disco dentro de esta nueva faceta sentimental de la banda, donde el violín y cello de Mika Posen y Raphael Weinroth-Browne son lo mejor en los fondos musicales de la canción. De ahí se tiene el primer sencillo de la banda “Scars” y el necesario para haberte quedado enganchado a este nuevo. El cual en lo personal me motivo a conseguirme la copia física y tenerla en el momento de su salida, porque es todo lo que esperas de la música de Fates Warning de este nuevo milenio, y aunque haya muchas cosas predecibles en su música, esta sigue siendo capaz de levantar más de una hebra en tu cuerpo para que vayas a adquirir el CD, con esquemas progresivos duros, voces llenas de énfasis agudas en algunos momentos y efectos en ella que son de lo mejor. Luego se tiene “Begin Again” que ya esta asentando más el álbum en los oídos, debido a que en este tema el ritmo principal del bajo de Joey Vera es lo que te conecta en otro ambiente de la música de Fates Warning; la cual ya es una de las mejores hasta este momento, porque le da esa sensación rocker y medio country roñosa de excelente categoría, para que encaje perfectamente con la otra pasiva de la banda “When Snow Falls”. 


Ya encontrándonos casi en las canciones finales del álbum, tenemos a “Liar”, con esa conjugación que en este disco estuvo más presente, de ambientes Hard Rock y con esas dosis progresivas en sus esquemas, que en este nuevo álbum ya se hizo costumbre en la banda y su sonido. Porque luego con “Glass Houses”, las cosas me recuerdan de cierta manera a ese sonido arcano de su época más Power Metal de sus primeros álbumes, siendo ese el detalle que te puede llevar a otras suposiciones y de pensar cuales son los sentidos que tiene Fates Warning para un siguiente disco, porque se pone un poco más acelerado y sus riffs tienen ese efecto que encandila a todo amante del estilo Power, debido a que flirtea con esa idea y se pone más clásico. Pero que no encaja mal dentro de todo el concepto del álbum, porque es como querer ver dentro del álbum, las diversas facetas que tuvo la banda para componer este, bajo una premisa de empujarlas siempre a otros límites y encontrar una nueva manera de hacer música en su estilo progresivo, y así llegar a “The Longest Shadow of the Day”. Donde verás todo el poderío de estos cuatro músicos a nivel de esquemas e innovaciones que tienen para dar cada vez más en su música, y del porque hasta el día de hoy son consideramos como uno de los padres del metal progresivo de todos los tiempos. Quizá esta penúltima canción sea muy ambiciosa a nivel general, ya que la monstruosidad de estos músicos se hace ver de una manera potente y de cosas aún más son ambiciosas de hacer, porque al final y con “The Last Song” las cosas cierran perfectamente en la pasividad que quisiera mostrar desde el inicio. 

Long Day Good Night” es un disco que se tiene que escuchar algunas veces para entender el sentido que le quisieron dar a nivel general, no se puede decir, esto es como un disco pasado. Pero si se denota que quisieron tomar muchas influencias pasadas y encajarlas con sus nuevas ideas desde el 2000. Encontrando en ella una amalgama interesante que brilla por muchos instantes y al mismo tiempo como el titulo lo dice, se vuelve oscuro de escuchar, siendo el principal sentimiento de la banda, que todo brilla más por ambientes melancólicos y de intensas sensaciones dolorosas, creando esa idea de subir y bajar de cualquier momento musical cuando lo tienes en la cabeza. Siendo un álbum misterioso al final de cuentas y que preserva su contenido progresivo en otro nivel sentimental, que por lo visto esta vez decidió ser más pasivo a nivel general, enfocándose en otra clase de instancias para tener otro digno sucesor de su carrera musical. 

Calificación: 9.3 / 10

Lista de Canciones:

1. The Destination Onward
2. Shuttered World
3. Alone We Walk
4. Now Comes the Rain
5. The Way Home 
6. Under the Sun
7. Scars
8. Begin Again 
9. When Snow Falls 
10. Liar
11. Glass Houses
12. The Longest Shadow of the Day
13. The Last Song

Enlaces: 

Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.