Fecha de Lanzamiento: 04 de Setiembre del 2020
País de la Banda: Inglaterra
Sello: KSCOPE
Estilo Musical: Progressive Rock / Pop








Hace muchos años se conversaba con conocidos acerca de como la música puede madurar en el cerebro de las personas o como este se puede tomar a medida que uno se va a haciendo mayor, donde en medio de la conversación siempre se recuerda con que bandas iniciaron dentro de la curiosidad de escuchar rock y sus diferentes variantes. Llegando al tema de las primeras bandas que se escuchó, entonces, ahí salió que algunos de ellos comenzaron a escuchar bandas como Deicide, Sepultura, Dismember, etc, en sus inicios, ya que era eso lo que les llamaba la atención por ser algo distinto, pero dentro de un proceso de maduración estas mismas personas comenzaron a ver otros mundos. Y fue ahí que salió el caso de The Pineapple Thief, porque esas personas hablaban pestes de sus inicios personales y de cómo su ambiente de amigos los hizo odiar al estilo extremo, y como “casi de manera religiosa” encontraron entre ellos el camino verdadero para escuchar música gracias a esta banda de rock progresivo; pero dentro de este tema, se recuerda en aquellos años, cuando se escuchaban bandas extremas junto a ellos, y por la ignorancia de sus mentes cerradas de aquellos años, estos les echaban tierra a bandas de rock y metal progresivo en su momento. Es por ello, que llega a ser contraproducente lo que escuchan ahora con lo que escuchaban antes y que la idea de escuchar un estilo musical no representa que tengas que basarte a tu entorno para determinar tu repudio a tus inicios, y que “según tu” escuchar música de otra índole a una edad de 40 años o 45 años, te hace mejor persona. 


Todo el primer párrafo es la historia que siempre se viene a la cabeza cada vez que The Pineapple Thief o banda inglesa lanza una nueva producción y que por ende este “Versions Of The Truth” siempre trae esos recuerdos a flor de loto por la ignorancia de personas encerradas en ese sentido o idea, porque si algo te gusta, será para siempre desde que escuchaste el primer segundo de una banda determinada y ahora lo seguirás escuchando, y no por decir que eres más abierto a otros estilos, ahora conoces a The Pineapple Thief. Que, por cierto, este “Versions Of The Truth” siempre tiene esa transmisión a muchas sensaciones pasivas, que se elevan a medida de cómo te sientas, porque estos ingleses al mezclar algunos elementos pop con el rock tienden a ser más expresivos con cada nota que tiene un álbum, además que esa idea inglesa de tener las cosas más pasivas como lo tiene Keane y Cold Play, es algo que solo vas a escuchar en bandas inglesas, conectándote con tus lados melancólicos y de ahí colocarle las chispas de felicidad en medio de los esquemas para encontrar la versatilidad de sensaciones que siempre te produce un disco de The Pineapple Thief y este treceavo disco en estudio sigue con esa misma línea de transgredir en muchos instantes las zonas cómodas que estas escuchando, para que no te quedes pegado a solo una canción o dos de todo el álbum, y quizá algunos no le encuentren el lado progresivo en comparación de otras muestras del estilo. Lo cual es posible, porque hay muchas variables en estos casi cincuenta minutos de música, pero es ahí con estas variables y los grandes cortes de tempo y ritmos es que se encuentra localizo la parte progresiva que también vienen de muchos ambientes en los teclados y pequeños detalles en sintetizadores que nutren la capacidad camaleónica de la banda. 


Desde que todo empieza con la homónima “Versions Of The Truth” y la pasividad que esta transmite, pues quizá ya se pueda deducir un poco el contexto general de las diez canciones que tiene este nuevo álbum, pero en medio de los detalles pasivos, se encuentran los detalles que producen el misterio que se va a encontrar en todo el disco, además que todo es relativo cuando ellos quieren cambiar las sensaciones y comienzan a acelerar con el tempo en la tarola de Gavin Harrison. De ahí con “Break It All” y “Demons” las cosas se pone lentas, pero como siempre cautivando con todos los detalles que son usuales en la banda, y estos, aunque son imperceptibles a primer oído, pues son los que le dan la vivacidad a su música, porque encuentran dentro de lo pasivo y calmado la manera de hipnotizarte dentro del conglomerado general. Luego con “Driving Like Maniacs” las cosas se ponen igual de atrayentes en ese sentido pasivo que tiene la banda, donde los coros a varias voces y coros son los que llaman la atención de toda la canción para corear con las letras “You and I, We were always destined to fall, As cold as I would be to ruin it all, I gave you nothing, I gave you up, For you and I”; y de ahí con este mismo sistema de sentimientos pasivos encontrarnos con “Leave Me Be”, la cual puede ser una de las mejores canciones de todo el álbum, por la maleabilidad de cambiar de emociones y cambiar de tempos en los momentos que el sentimiento quería cambiar a los dos minutos con veinte y dos segundos, momento de salir de la zona de comodidad y adentrarte a lo misterioso. 


Una de las cosas que llama bastante la atención de “Too Many Voices”, son las letras, porque pueden tener un sentido distinto al que se esta escuchando, ya que la idea de escuchar muchas voces y esta bien quedarse solo, puede reflejar en cierto grado conceptos esquizofrénicos o de personas difíciles de comprender en momento donde la mente puede jugar muchas cosas con las decisiones, y a ello, la música juega un rol importante, porque colinda con esta sensación de ser un poco ermitaño al escuchar todas estas voces. Pero luego con “Our Mire” las cosas se ponen con más brillo en la música y los efectos de guitarra se sientes cómodos y de ahí las cosas se aceleran de una manera genial en todo lo que tiene que presentar la banda, donde cada instrumento de cuerda juega un rol vital con los armónicos y chirridos que estos puedan producir en base a sola unas notas o esquemas en general, siendo otra gran demostración de virtuosismo que tiene la banda para seguir presionando su creatividad al máximo y con cosas que ya se había escuchado antes, pero que gracias a algunos detalles minúsculos es que logran otra canción ejemplar. Luego se tienen “Out Of Line”, “Stop Making Sense” y la final “The Game”, relacionando los sentimientos pasivos de la banda con esos elementos distinguibles hoy en día en su sonido, y que por ende juega un rol importante en su música, demostrando que el placer de solo estar en sombrío en muchos sentidos puede coaccionar para encontrar caminos maravillosos en la música de The Pineapple Thief




Versions Of The Truth” es un disco que, por lo compresible de sus esquemas y ritmos, es que te deja un buen sabor de oído para darle unas cuantas vueltas en el reproductor para alejarte un poco de la música acelerada y/o extrema dentro de rock o metal progresivo. Ya que se encuentra un placer innato en cada canción para acompasar con una lectura o estar inmerso en pensamientos escuchando muchas cosas que pueden tener o no tener solución, pero es parte de adentrarte en la música de The Pineapple Thief


Calificación: 9 / 10

Lista de Canciones: 

1. Versions Of The Truth
2. Break It All
3. Demons
4. Driving Like Maniacs
5. Leave Me Be
6. Too Many Voices
7. Our Mire
8. Out Of Line
9. Stop Making Sense

10. The Game

Enlaces:

Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.