Fecha de Lanzamiento: 25 de Setiembre del 2020
País de la Banda: España
Sello: Season of Mist
Estilo Musical: Post Metal / Progressive Metal / Experimental






Uno de los años más interesantes que se tiene dentro del metal alternativo y nu metal, es este 2020, porque tres bandas regresaron con nuevas producciones como Deftones, Marylin Manson y Static X. Y los tres álbumes son muy buenos y siguen dentro de una infinidad de sonidos que ellos mismos ayudaron a crear en los 90s, donde el estilo extremo ya no era lo que primaba en esos años y otras alternativas musicales con mezclas heavies se apoderaron del mundo, y todas estas para bien. Porque lograron que una década más existiera dentro del Heavy Metal, y ahora esta inclinación forma parte de muchas otras bandas en el mundo dentro de composiciones actuales. Recuerdo que a inicios del 2000 apareció una banda española llamada LMNT, la cual estaba inclinada dentro de estas nuevas corrientes de sonidos alternativos y nu metal, pero que en aquellos años eran rechazados por los más puristas del Heavy Metal. Los años cambiaron y ahora nos encontramos con una banda como Obsidian Kingdom y su cuarto álbum “Meat Machine”, el cual bebe de muchas influencias, pero eso lo hace aún más llamativo de escuchar, porque es una compilación de muchos estilos y muchos sentimientos que parece no tener fin; además que tiene como detalle curioso, que ellos están bajo la tutela de un sello extremo como lo es Season of Mist. Siendo aún más la curiosidad de escucharlos. 

En mi manera de escuchar música, siempre me emocione desde el primer día que escuche bandas clásicas de Heavy Metal, luego de Thrash Metal, Death Metal, Black Metal, Doom Metal y muchos otros subestilos que siempre me hicieron pensar, cual era el limite de este estilo musical para seguir diversificando en tantas cosas que el mundo posiblemente hasta el día de hoy no este preparado, porque es el único estilo musical en el mundo que tiene una manera camaleónica de adherirse a otros estilos musicales sin la necesidad de salirse de su enfoque metalero. Entonces, a medida que pasaron los años y se ven las escalas de los 60s, 70s, 80s, 90s y ahora estos 2000s, el Heavy Metal es un estilo que no tiene comparación con otro y posiblemente no lo tenga hasta dentro de muchos años más, porque con bandas como Obsidian Kingdom y su tremenda amalgama de estilos musicales en este “Meat Machine”, demuestran una vez más que muchos estilos modernos se pueden seguir mezclando con cosas conocidas dentro del Heavy Metal, y hasta en muchos sentidos desligarse de estos para encontrar un camino personal que puede seguir expandiéndose en más y más cosas, que no tienen final. Y eso es lo que siempre me gustó del Heavy Metal, que anualmente me termina sorprendiendo cada vez más y con nuevas expresiones. 




Obsidian Kingdom no es una banda novel, ya que llevan activos desde el 2005 y hasta este “Meat Machine” tienen cuatro álbumes, donde su evolución se podría decir que va llevada de la mano de muchos momentos que tiene la banda y de como mejoran en otras cosas, pero así como esto es un continuo cambio de sensaciones progresivas y experimentales, es que no se puede decir que el primer disco es mejor que el segundo, o el tercero no tiene nada que ver con lo que hizo la banda. Porque al ser una banda que, al consomé de sabores auditivos, le mete todo lo que a ellos les parece mejor, es que las cosas para los reseñadores o susodichos críticos especializados se pone complicada, porque ellos quieren escuchar más de aquello que les gusto y no indagar mucho en lo que una banda quiere presentar en otro álbum, por lo que, siempre tratan de relacionar su pasado con lo que ahora hacen. Entonces, yéndonos por ese lado de no escuchar lo mismo en un siguiente álbum, es que Obsidian Kingdom juega un rol importante en su desarrollo musical, porque quiere avanzar a través de elementos Post Metal y situaciones rock alternativas influenciadas por Deftones en algunas voces, y en otras tener la característica esquizofrénica que siempre acompaño a la banda para ser experimental de modo comprensible para todos los amantes de este estilo musical, e inclusive si quieres ir más allá de todo, pues puedes encontrar más cosas dentro de estos cuarenta y siete minutos. 


Describir las canciones de este “Meat Machine” realmente puede ser una gran labor para el reseñador, porque no existen patrones parecidos entre canciones que puedas decir, esto va el lado nu metal o este va para el lado doom metal de su música, pues no, y lo único que tienen en común a nivel general todas las canciones, es que tienen de vocalista principal a Rider G Omega, quien hace la guturaciones y se encarga de crear las infinitas influencias en su voces limpias. Ya que desde que todo empieza con “The Edge”, esa influencia alternativa y nu metal de los 90s sale a flor de loto, pero lo que cambia el rubro es la voz de Jade Riot Cul. Quien empieza con la segunda parte de las sensaciones de la música de Obsidian Kingdom. De ahí con “The Pump” en la introducción estamos escuchando a otra banda más acorde a las influencias de alguna canción de Rob Zombie, pero luego su lado Post Metal comienza a invadir todos los ritmos y desarrollar algo intenso para que entre a los parlantes “Mr. Pan” con dosis más calmadas y alternativas. Luego con “Naked Politics” es una cachetada a todo lo habías escuchado antes, ya que la voz y sus efectos tienen una breve semejanza a la de Kings of Leon y sus ritmos al igual, como decir una segunda parte de “Sex of Fire” pero esquizofrénica. Sin olvidar que la canción a medida que pasan los segundos se pone más densa cada vez y las voces femeninas le dan ese ambiente enfermizo dentro de todo lo lento que la banda se puede poner hasta llegar a “Flesh World”, la cual es la más misteriosa de todas las canciones y Jade es quien se encarga de las voces en esta canción. 



La segunda parte del álbum empieza con “Meat Star”, el cual fue el primer sencillo presentado de Obsidian Kingdom a finales de julio, donde parecía que la banda quería llegar a un lado alternativo, pero dentro del conglomerado de todas las canciones del álbum, esta canción se aleja de las otras canciones y lo que eleva todo, son las voces limpias de Rider, porque su lado alternativo medio grunge se hace presente en la segunda parte de la canción; y con esta misma sensación presentarse en “Spanker” y “Vogue” que mantienen en grandes dosis su lado alternativo y que poco a poco comienza a mezclarse con partes progresivas, y al final encajar con su lado post metal en “Womb of Wire”. Pero siempre adicionando sus lados electrónicos e industriales para que todo sea más enfermizo, y terminar con “A Foe”, la cual es la más lenta de todo el disco y con bastantes dosis de musical ambiental y experimental enfermiza, psicótica y muchas veces vomitiva. 

Meat Machine” es un disco que tiene muchas influencias, que se mezclan inteligentemente en muchas canciones, pero existe en un punto y es casi al final del álbum, donde este teorema experimental se puede poner un poco tedioso de escuchar. Y al final no tener un álbum equilibrado, sino uno que va un poco más allá de su propia manera de experimentar sus ritmos, lo cual puede producir un breve cansancio en el oyente, pero estos sentimientos aparecen al final, ya que cuando se logran digerir todo el álbum, pues se tiene uno muy bien de parte de estos españoles llamados Obsidian Kingdom

Calificación: 8.3 / 10

Lista de Canciones:

1. The Edge
2. The Pump
3. Mr. Pan
4. Naked Politics
5. Flesh World
6. Meat Star
7. Spanker
8. Vogue
9. Womb of Wire
10. A Foe

Enlaces:

Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.