Fecha de Lanzamiento: 02 de Octubre del 2020 
País de la Banda: Estados Unidos 
Sello: Napalm Records 
Estilo Musical: Groove Metal







El progreso que tuvo DevilDriver desde su primer álbum “DevilDriver” (2003), pasando por varios cambios desde nu-metal hasta lograr grandes cambios de estilo musical que colindan con el lado Death Metal Melódico y Thrash Metal. Se podría decir que es lo mejor le paso a la banda, ya que ellos pudieron asimilar esa influencia que tuvieron en su primera época y fusionarla con su lado más extremo (si lo podemos llamar así); entonces, con este “Dealing with Demons, Volume I”, las cosas siguen a ese nivel, teniendo mucho de lados melódicos, nu y groove que rozan con su lado deather y thrashers, y eso es muy bueno. Además, que la voz de Dez Fafara es una de las mejores en esta clase de estilos, porque encuentra la manera de como su timbre de voz sea extremadamente personal y no escuches a otras bandas cuando los tengas en los parlantes e este nuevo álbum de la banda, y con la duración de casi cuarenta minutos, sin olvidar que el anterior “Outlaws 'Til the End, Vol. I” (2018), fue una muy buena expresión de todo lo mencionado líneas arriba. 


DevilDriver al ser una banda nacida en este siglo, tiene otro enfoque de ver las cosas y su mejora es continua álbum tras álbum, y hoy en día no se les puede encerrar en solo lo que fue, sino sería una de las pocas en decir, que es lo pasará después. Ya que la inestabilidad de mantenerse en los mismos ritmos, es muy complicado para la banda, porque hasta existen momentos Metalcore en su música que se fusionan perfectamente con lo que estas escuchando y eso lo hace interesante de ver en un plano mayor, porque es una banda que no tiene bandera para que la etiquetes como puede ser según la perspectiva que esperas de ellos, de ahí el trabajo hecho en estudio de Steve Evetts (Embrionic Death, God Forbid, Havok, Incantation, Prong, Sepultura, Symphony X, Warbringer, Whiplash) es muy buena para esta nueva producción, porque a nivel de todos los instrumentos, es después de casi mucho tiempo que no se escucha una super producción o de detalles marcados a nivel digital que mejoren la calidad de ejecución de los músicos. Sino se encuentra a una banda un poco más sincera y hasta por así decirlo orgánica, donde los volúmenes están muy bien cuidados, las ediciones de batería pareciera que no existieran y la idea haberlo visto en computadora se aleja cada vez más a de cómo se pudo grabar este “Dealing with Demons, Volume I“, además el hecho de poner la batería detrás de todos los instrumentos es una formula buscada por la banda desde hace unos años atrás, porque no se quiere resaltar las maravillas que hace el instrumento, sino que a la música le da la fuerza necesaria dentro de un mar de ritmos melódicos y solos de guitarra que se entienden perfectamente en muchos armónicos. 

Desde que todo empieza con “Keep Away from Me”, DevilDriver sabe lo a que sus fanáticos les gusta, y esperan de ellos formulas melódicas, Metalcore, nu y muchos elementos extremos que esta vez tiene como encaje principal su lado Groove Metal, el cual viene a ser lo directamente escuchable en la banda sin mucho análisis y que a través de su inicio instrumental se pueda determinar su inclinación del disco, para ser un álbum mucho más oscuro que su antecesor. De ahí con “Vengeance Is Clear”, comienzan a pisar algunos momentos industriales y Nu que siempre tuvo dentro de sus influencias, pero usado en ritmos groove dentro de la batería, que cambia toda la perspectiva de lo que se esta escuchando, sin olvidar que el arpegio en el momento industrial y groove es de lo mejor. Luego se tiene “Nest of Vipers”, una de las mejores canciones de todo álbum, que mezcla su lado Metalcore a mayor escala, colocándole un cuasi solo de guitarra disfrutable dentro de toda su amalgama de sonidos modernos, y obvio dentro de su lado Groove. De ahí con “Iona”, las cosas se ponen más clásicas a nivel de sus ritmos, y es acá donde el detalle de la batería y su estilo de grabado, resaltan perfectamente, porque se siente como la intensidad de golpes de batería en breves espacios de tiempo es muy bueno, y eso lo hace más interesante de escuchar y continuar con lo que viene después, ya que a nivel general la canción, es mucho más calmada que sus canciones previas del álbum.


Wishing” es lo que todo el mundo espera, un breve regreso a sus raíces alternativas y Nu, que caen perfectamente dentro de su influencia actual y eso no tiene nada de malo, además que las voces limpias con efectos son de lo mejor, para ese momento de lectura que necesitas. De ahí las cosas cambian completamente con “You Give Me a Reason to Drink”, donde se tiene a un Dez Fafara mucho más agresivo en su estilo vocal, y su voz al mismo tiempo comienza a diversificarse por otros lados, lo cual es muy interesante de escuchar dentro de un conglomerado de riffs Grooves que no dejan de acompañar todas las voces de DevilDriver, pero dentro de ese tema, las cosas se ponen muy predecibles en muchos momentos, es como si se estuviera repitiendo un circulo de ritmos desde que inicio el álbum, y para muestra de eso, es que la siguiente “Witches”, sigue con ese mismo ejemplo de ritmos. Los cuales ya fueron usados muchas veces por la banda, y quizá ese sea el lado malo de todo el álbum, porque tiene buenos momentos a nivel general, pero en lo que respecta a bandas de esta clase, es posible seguir mejorando con algo que no sea un recurso parecido a lo que escuchaste en el mismo álbum o álbumes pasados. Luego con “Dealing with Demons” esta idea se repetirse se aleja y la banda comienza presentar algo que ya no es usual, aún así se tenga algunas cosas conocidas, pero a base de detalles, la banda logra el efecto de diferenciarse de lo que estaban redundando. 

El disco llega a su fin con “The Damned Don't Cry” y “Scars Me Forever”, canciones que siguen dentro del patrón de todo el álbum y que son necesarias para cerrar un círculo que la banda no se aburre de exprimir en su lado Groove. Siendo así que “Dealing with Demons, Volume I” es bueno, pese a tener muchas partes predecibles en su música que cualquier amante de la banda conoce desde hace mucho. Pero, aunque se tenga momentos que puedan ser cansinos, la banda encuentra la manera de como disfrutes de estos. 

Calificación: 7 / 10

Lista de Canciones:

1. Keep Away from Me
2. Vengeance Is Clear
3. Nest of Vipers
4. Iona
5. Wishing
6. You Give Me a Reason to Drink
7. Witches
8. Dealing with Demons
9. The Damned Don't Cry
10. Scars Me Forever

Enlaces:

Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.