Fecha de Lanzamiento: 4 de Septiembre del 2020
País de la banda: Islandia
Sello: Metal Blade Records
Estilo Musical: Death Metal, Prog, Experimental, Instrumental, Neoclasical







Se mueve la factoría Metal Blade con el inminente lanzamiento de “Mara”, el primer larga duración de los islandeses Cult Of Lilith, disponible este próximo viernes 4 de septiembre en formato digital y físico en la presentación de CD digipack, adornado con el contundente arte del israelí Eliran Kantor, elemento que para empezar, resulta bastante llamativo. Pasando directo a la música, estoy sorprendido con lo ofrecido por este quinteto ártico, que en principio podría resultar un poco difícil de catalogar, musicalmente hablando, ya que en las 8 canciones del álbum, ejecutadas en 36 (minutos) con 04 (segundos), nos pulverizan los oídos con una bravía exhibición de géneros como el Death Metal (con algo de core), el metal progresivo, virtuosismo vocal y musical, la incorporación de pasajes instrumentales y la inclusión de instrumentos como teclados, o lo que parece un Clavicémbalo en “Cosmic Maelstrom” tema con el que se da la patada inicial en “Mara”; nombre que equivale a la palabra islandesa Martröð y cuyo significado es Pesadilla.

La intención siempre fue escribir un disco diverso con muchas influencias diferentes fusionadas en un paquete de metal extremo". Comenta Daniel Þór Hannesson, guitarrista y fundador de la banda en 2016, quien utilizó músicos de sesión para grabar el primer EP, conocido como “Arkanum”. Cabe señalar que en Islandia hay muy pocas bandas de metal, por lo que en algún modo, tener un representante dentro del escuadrón de un sello de primera línea, debe ser un logro importante para la escena y para esta banda que proviene de Reykjavík, la capital de Islandia, la misma que tuvo como cuna 33 años atrás; a otra agrupación llamada Flames Of Hell, que inauguró el metal pesado en ese país hacia 1987, con un álbum de Black Thrash Metal llamado “Fire and Steel”. Siendo esta última, en realidad, la única referencia que tenía del metal en ese nórdico y periférico territorio. Pero oh sorpresa la que sé que yo y muchos de ustedes se llevarán con esta banda que cataloga su sonido como Necromechanical Barroque; lo que explicaría el abigarramiento de ritmos frenéticos, ejecutados con un generoso virtuosismo que raya en lo surreal, así como la estética y hasta la apariencia de la banda en la foto promocional.


Desde el bajo de Samúel Örn Böðvarsson, las guitarras de Kristján Jóhann Júlíusson y Daniel Þór Hannesson (nótese la particularidad de como los apellidos islandeses casi siempre terminan en sos) el maquinista o mejor, el velocista que contrataron como baterista de sesión Chris van der Valk (con credenciales de haber tocado en Hail Of Bullets y otras más) y el experimentado cantante español Mario Infantes Ávalos, quien prácticamente se roba el show con una muestra de una versatilidad vocal impresionante, paseándose de un estilo a otro con una naturalidad avasallante. Ese sujeto puede cantar lo que le venga en gana. Del mismo modo, la presencia del español aclara por qué en el listado de canciones hay algunas escritas en castellano como “Zángano o Profeta Paloma corte que pareciera que se introduce en terrenos del Black Metal sinfónico y el flamenco, algo totalmente inusual, o que por lo menos yo no lo había escuchado antes, cante jondo fusionado con metal extremo, nada remotamente parecido a Medina Azahara, ni más faltaba, de hecho, la seriedad del proyecto era tanto que para tal efecto la banda contrató los servicios de un cantante llamado Fernando Pérez Cañada, algo arriesgado sí, pero como una vez escuché decir por ahí: -Se debe estar dispuesto a arriesgar todo para expresarlo todo.   



El nombre de Cult Of Luna explica Hannesson se debe a que "La mitología de Lilith es tan profunda y fascinante con tantas facetas diferentes e interpretaciones de diferentes fuentes que encontré que era el tema perfecto de un culto y, por lo tanto, el nombre de nuestra banda". Lo cierto es que pocas veces el experimento de mezclar tantos otros estilos opuestos sale bien, pero esta es una de estas veces, no les miento cuando les pinto la idea de que escuchar “Mara” es como si Necrophagist y Arcturus se hubieran conocido para formar familia. Para terminar, quiero resaltar que otro elemento que hace de este álbum una revelación, es la producción y el sonido cortesía de Dave Otero (Cattle Decapitation, Khemmis) de Flatline Audio Studio en Denver, Colorado. Quien se encargó de la mezcla y masterización. Me gustaría volver a saber de estos sujetos en un futuro, chequen el video de la canción “Purple Tide” para que no solo se entretengan con la bella fotografía paisajística de Islandia, sino con esta música inquietante que no te deja indiferente. Si no te aburren las bandas técnicas, la producción limpia y depurada, pasajes de virtuosismo y delirio musical, entonces “Mara” será el disco perfecto para que acompañes el último cuatrienio de este pandémico veinte veinte.    

Calificación 9 / 10

Lista de Canciones:

1.Cosmic Maelstrom  
2.Purple Tide  
3.Enter the Mancubus  
4.Atlas
5.Comatose  
6.Profeta Paloma 
7.Zángano  
8.Le soupir du fantôme

Enlaces:

Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.