Fecha de Lanzamiento: 04 de Agosto del 2020
País de la Banda: Colombia
Sello: Unmatched Brutality Records
Estilo Musical: Brutal Death Metal






Hace una semanas conversaba con unos músicos colombianos acerca del sonido del Brutal Death Metal en su país, y de cómo este se distingue de otros países, debido a que cuando escuchas bandas como Purulent, Internal Suffering, Carnivore Diprosopus, Ancient Necropsy, Nihil Obstat, Suppuration, Melting Flesh, Saproffago, Mindly Rotten, Bacteremia, Amputated Genitals, Goretrade, My Plague y estos nuevos Decarabion, ese sonido cochino, acelerado, oscuro, crudo y hasta visceral solo se encuentra en esta parte del mundo, y aunque trate de compararse con otras bandas del mundo en cuanto a técnica o sonido estadounidense, pues este se separa del común denominador influenciado por Brodequin y encuentra ese detalle que otras bandas en el mundo no tienen. Y aunque bandas de Indonesia, Alemania, Rusia e Italia estén comenzando a tener mejores producciones en estudio, no llegan a tener ese sonido visceral que solo existe en Colombia; siendo así que los motivos a conocer o desconocer de ese sonido, puede que se materia de otra conversación, pero que al fin y al cabo nuevamente se presenta en este primer álbum de Decarabion llamado “Bastard Son of Divinity”. 




Los elementos viscerales, brutales, internos en guturación y oscuros de este primer álbum de Decarabion son la formula innata de hacer Brutal Death Metal en Colombia, es más, al tener esta característica en sonido, las cosas se hacen más entendibles, porque ya no se habla de influencias estadounidenses o europeas, sino de un sonido más perteneciente del país cafetero y lo cual se podría decir que es la esencia de todo lo que se conoce en cuanto a metal extremo se refiere allá. Porque cada vez que uno habla de Colombia, lo primero que se viene a la mente es música extrema y brutal que solo tiene que ver con el Death Metal, ya que, de ahí, otros estilos están un poco ocultos o no se sabe mucho de otras bandas y estilos. Lo cual también se refleja en sus eventos, porque la mayoría de conciertos internacionales están basados en opciones y con bandas como Cattle DecapitationBroken Hope, Gorgasm, Abnormity y todo ese círculo de bandas extremas que solo pisan Colombia y no desean expandir su gira a otras partes de Sudamérica. Además, muchas de estas bandas vienen en exclusiva para tocar ahí y los otros productores en Latinoamérica no se animan a llevarlas a sus países, pues en un sentido se entiende, porque Chile, Perú, Ecuador, Brasil y Argentina tienen en sus venas algo más conocido y clásico dentro del Death Metal, por que los artistas de esos países reflejan ese sentido salvaje, chacal y hasta tradicional que tiene el genero de muerte. Entonces, que Decarabion sea una maquina extrema de brutalidad, seca y de bastante intensidad, es porque este “Bastard Son of Divinity” es una monstruosidad de álbum, donde los treinta minutos llegan a ser todo un placer oscuro y brutal que no tienen otras bandas en el mundo. 

Al tener un sonido y una idea de esencia brutal, es que Decarabion triunfa, porque no se siente nada más en sus composiciones, porque si quieres extremidad, brutalidad, visceralidad escupida en la cara, pues este “Bastard Son of Divinity” lo tiene en cada segundo de estos treinta minutos de duración. Desde que empieza con “Cult of Void and Chaos” y termina con “Sub Especie Aeterni”, donde el invitado especial como Fabio Marin de Internal Suffering en la canción “Contemplations of Death and Decay” es todo un placer para los amantes de lo brutal. Irradiando brutalidad, tecnicismos, destiempos en la batería y al final una ejecución de las guitarras de manera abominable que terminan con la voz principal de Sebastián Guarín, quien además reside en los poderosos Bacteremia. Además, cabe resaltar el trabajo de Sander Bermúdez en los parches de batería, quien demuestra que ese sonido pegado en los blast beats y de sonido clásico en los parches sigue preservando esa enfermedad rustica que la brutalidad colombiana solo es capaz de hacer. 




Bastard Son of Divinity” es un disco intenso, bruto y de primera llamada, que va directo a todo en tu cerebro para ser caótico y extremo; donde lo más importante, es que sobrevivas con cada nota y destiempo que existe en los esquemas y riffs de Decarabion. Solo se puede decir, una gran monstruosidad extrema dentro del Death Metal ha nacido y esperemos una siguiente producción igual de intensa. 


Calificación: 9.7 / 10


Lista de Canciones:

1. Cult of Void and Chaos 
2. Unleashing Molecular War 
3. Schizoid Proliferation of Insanity
4. Contemplations of Death and Decay
5. Heading to the Great Extinction
6. Eschaton Immanetized
7. Homine Morbus Est

8. Sub Especie Aeterni

Enlaces:


Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.