Fecha de Lanzamiento: 14 de Febrero del 2020
País de la Banda: Estados Unidos
Sello: Century Media Records
Estilo Musical: Progressive Metal







Con la euforia de bandas extremas a inicios de los noventas dentro de Heavy metal, pocas bandas progresivas, heavies y power metal pudieron continuar con la luz necesaria para ser reconocidas dentro del movimiento general del Heavy Metal. Es así que una banda como Psychotic Waltz pasó desapercibida, debido a que "A Social Grace" salio en 1990, y ese año fue crucial para el metal extremo, porque bandas como; Morbid Angel, Deicide, Cannibal Corpse, Suffocation, Death, Entombed, Bolt Thrower, Sinister, etc, comenzaron a pronunciarse en todo el globo con producciones de larga duración e iconicas para el metal de estos años, por ende, el estilo conocido como progresivo pasaba a segundo plano y ya llamaba la atención de los medios conocidos. Pero eso no quito que los estadounidenses de Psychotic Waltz produjeran un disco monstruoso como lo es "A Social Grace" (1990) y de ahí continuar con un legado pulcro disco tras disco en "Into the Everflow" (1992), "Mosquito" (1994) y "Bleeding" (1996). Ya que a partir de ese último año, la banda decidió separarse por problemas legales con una señora que los demando por las luces cinematográficas que usaron para su video "Faded", a ello los problemas de no estar entre lo más conocidos dentro del Heavy Metal, hicieron que los gustos discreparán entre los músicos y dieran por finiquitado a la banda en este año. 

Entonces, con el tema de revivir las viejas leyendas de los 90s que no tuvieron el auge durante su estancia discográfica en esos años, es por ello que Psychotic Waltz se suma a la corriente de bandas que están regresando estos últimos años para tener una segunda oportunidad, donde los fanáticos del estilo progresivo conozcan lo que hubo en los 90s con estos estadounidenses y ahora la nueva generación tenga presente escuchar sus antiguas producciones después de este nuevo álbum "The God-Shaped Void". El cual regresa a la banda después de 24 años de inactividad discográfica en cuanto a largas duraciones se refiere, tratando de mantener su misma inclinación gráfica de discos pasados y de concepto abstracto, social interespacial que terminan siendo unidos por el gran Travis Smith (Act of Defiance, All That Remains, Allegaeon, Amorphis, Anathema, Barren Earth, Black Crown Initiate, Bloodbath, Control Denied, Cradle of Filth, Cynic, Dark Fortress, Daylight Dies, Desultory, Devin Townsend, Diamond Head, Dragonlord, Fleshgod Apocalypse, Flotsam and Jetsam, God Forbid, HatePlow, Iced Earth, Illogicist, In Mourning, Katatonia, Lacrimas Profundere, Lux Occulta, Malevolent Creation, Nevermore, Novembers Doom, Opeth, Overkill, Soilwork, Soulfly, Strapping Young Lad, Suffocation), quien junto a Jens Bogren (Amon Amarth, Amorphis, Arch / Matheos, Arch Enemy, At the Gates, Autumnal, Borknagar, Caligula's Horse, Dark Tranquillity, Despondent Chants, Dimmu Borgir, DragonForce, Emperor, Enslaved, Fates Warning, Fleshgod Apocalypse, Haken, Helevorn, Ihsahn, Insomnium, James LaBrie, Jeff Loomis, Katatonia, Kreator, Leprous, Marty Friedman, Opeth, Pain of Salvation, Paradise Lost, Septicflesh, Sepultura, Sinsaenum, Soilwork, Swallow the Sun) logran la resurrección completa de esta leyenda estadounidense, manteniendo el sonido de la banda y dándole un aire de actualidad, pero siempre enchapado en el estilo de Psychotic Waltz.    


Que es lo que tenemos en este "The God-Shaped Void", de primera instancia se tiene a una banda madura en sonido, pero ya no tiene ese sonido medio psicodelico que tenia antes y se concentran más en sonar potentes. Donde el virtuosismo esta presente, pero ya no con esa dosis abusiva de progresivo extraño que tenían en sus discos de los 90s, ahora la banda se relaja más en cada canción y presenta un producto directo, sin muchas experimentaciones o intensos cambios que tenían en antaño, lo cual es bueno para estos años, pero al mismo tiempo se pierde ese sentido adictivo que tenía Psychotic Waltz para ser escuchado una y otra vez en el reproductor con cada nueva producción. Además, se acota bastante la idea de que existen bandas progresivas en estos años que han tomado a estos estadounidenses como influencia, y ahora las bandas tienen como idea ir más allá de lo que ellos mostraron en una etapa. Entonces, a medida que todo empieza en "Devils and Angels", canción que  muestra un poco que la banda quiso darle a su nuevo inicio y presentar en parte lo que eran y demostrar que los tiempos han cambiado, presentando esquemas acelerados por momentos, escalas progresivas que ayudan a ver un porvenir; pero solo es en este tema que se ponen avezados con algunas tendencias que pueden seguir en otro disco. Ya que de ahí la banda trata de mantener este ambiente en temas como "Stranded", "Back to Black" y "All the Bad Men", canciones que muestran por momentos que Psychotic Waltz quieren ir más allá de la olla de oro al final del arco iris. 

Es hasta esas canciones que los estadounidenses se ponen llamativos, porque a partir de "The Fallen" las cosas decaen completamente como baldazo de agua fría y todo se ponen lento y tedioso de escuchar, porque es como si se estuviera escuchando mucho más vieja que Psychotic Waltz, luego con "While the Spiders Spin" las cosas siguen siendo calmadas y no tienen como avanzar, porque ya esta conocido. Luego con "Pull the String" la banda trata de pararse en minutos medios del disco, pero no sale de ese tema de querer poner lentos y conocidos, tratando de sacarle el jugo a lo que ellos mismos crearon; lo cual es posible, pero cuando los acordes pertenecen a la misma central y los efectos de guitarra no comienzan a jugar un rol importante en el metal progresivo. La esencia de lo que se conoce como metal desaparece y mejor detenerse e irse por el lado más rock de la música, siendo así que la banda presenta esta idea nuevamente en "Demystified", al cual ni los arpegios lo salvan. 



En este mundo todo puede ser comprensible, pero la idea de roer del mismo es letal para muchas bandas y en este caso a Psychotic Waltz le juega mal ese sentido, por más que el disco tenga picos altos de sonido y composición, las cosas se ponen muy usuales en su música. Algunos dirán que el progresivo tiene que tener parajes y ser lento, lo cual esta bien, pero a una banda que tenía bastante imaginación y que tenía un sinfín de universos en su música, se le tiene que pedir un poco más, debido a que esto es metal progresivo y tiene un amplio espectro de influencias y esquemas que no inicien o terminen con el mismo riff.  Se espera que una siguiente producción pueda salir de su estilo compositivo y pueda presentar una más allá de lo que siempre presentaron, caso contrario la banda estará viviendo en este siglo bajo lo que hizo antes, más lo que se espera de ellos en años venideros. 

Calificación: 6 / 10

Lista de Canciones:

1. Devils and Angels 
2. Stranded
3. Back to Black
4. All the Bad Men
5. The Fallen 
6. While the Spiders Spin 
7. Pull the String 
8. Demystified 
9. Season of the Swarm
10. Sisters of the Dawn
11. In the Silence

Páginas Oficiales:

Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.