Halloween party ideas 2015
Mostrando entradas con la etiqueta Rock Experimental. Mostrar todas las entradas

 


Género: 
  Heavy Rock Instrumental 
Origen: Dinamarca
Fecha de Lanzamiento: 
 28 de Septiembre del 2023
 Discográfica: 
Independiente


El trio danés Karambolage hace acto de presencia en las páginas de dargedik con un disco provisto de composiciones instrumentales rompedoras, manufacturadas para ser consumidas de un solo bocado y lograr un procesamiento  más contundente que pueda interiorizar estas incursiones atrevidas que surcan los dominios del post rock o el noise jazz en un flujo desbordante que corre por nuestro torrente sanguíneo. "Prås" es el nombre de esta producción íntegramente compuesta por buenos aciertos en los que Karambolage utiliza el enfoque correcto en el momento adecuado, según sea el estado de ánimo que se quiera alcanzar. Sus texturas pueden  ser fuertes y suaves, pesadas y ambientales, y lo mejor de todo es que llegan a cada instante para proporcionar un cenit aplastante al disco, que por cierto; tiene una durabilidad promedio entre los 4 a los 10 minutos por canción.



El reto es circular sobre diferentes esferas con pro actividad a pesar de un tiempo de reproducción extenso, y la banda lo consigue haciendo que las cosas funcionen en diferentes niveles, el tema "Prås" inicia desde el sludge metal más fangoso hasta cohesionarse con otras sustancias igual de viscosas como el ambient rock,  ofreciendo una salida de guitarra modulada de fuerte sentimiento melódico para hacer que esos pensamientos sombríos tengan un punto de fuga y no se queden oprimiéndote  el pecho, de igual manera "Spankuler" se plantea forzar el lado emocional con una acción improvisada en la que cada instrumento habla por sí solo. En un momento determinado la dulce línea de guitarra puede distorsionarse tanto que cae cuesta abajo en los sótanos de  la angustia armónica, que llegue "Flab" poco después, no hace más que acrecentar la experiencia con ese marco frenético y casi industrial de los primeros minutos, de todos modos los serpenteos instrumentales siguen construyendo texturas de contemplación abstracta que no sonarían igual sin esa hermosa arquitectura de bajo, además este aporte hace que los pasajes sutiles se vuelvan dominantes. 



"Gryr" sobrecarga las posibilidades definidas hasta el momento, es tan densa que genera una explosión intrigante para resumirla de mejor manera. "Gestalt" teje un complejo entramado musical haciendo lo mínimo, a pesar de lo resbaladizo del asunto, los interludios se pisan unos a otros alternando sapiencia a raudales. Los mejores momentos para mí son los de alta disonancia en las que el jazz crudo pasa al ambient progresivo en cuestión de segundos, dicho esto creo que la última canción, "Støvet" es como un mal sueño que llega a ti con sonidos silbantes que te advierten que estarás próximo a sufrir una parálisis propia de las pesadillas más desesperantes.

Solo tengo elogios para un disco que ha dejado mi cerebro adormecido con esa estructura atípica de matices inquietantes. "Pr
ås" de karambolage crea canciones instrumentales poderosas y emocionales con gran carácter y desbordantes de buena técnica.




Lista de Canciones:

01.  Prås
02. Spankuler 
 03.  Flab  
04. Gryr  
05. Gestalt
06. Støvet
Páginas oficiales:
www.karambolage.net
www.instagram.com/karambolage_music
www.facebook.com/karambolagemusic

[review] [content title="Resumen" label="Puntuación"]Solo tengo elogios para un disco que ha dejado mi cerebro adormecido con esa estructura atípica de matices inquietantes. "Pr​å​s" de karambolage crea canciones instrumentales poderosas y emocionales con gran carácter y desbordantes de buena técnica.  [/content] [item value="8"]Arte de Portada[/item] [item value="10"]Sonido[/item] [item value="10"]Ejecución [/item] [item value="8"]Innovación[/item] [item value="10"]Producción[/item] [/review]



Introducci
ón

Situémonos en contexto. Era mediado de los 90 y el metal pasaba por uno de sus peores momentos. El grunge estaba por todas partes y la falta de ideas no hacía más que empeorar las cosas, al mismo tiempo cientos de adolescentes se enganchaban permanentemente a los sonidos más polvorientos de los años 70 que ahora se veían revitalizados por bandas como Kyuss, por su parte; Mazzy Star hacía lo propio con un sonido cristalino capaz de tomar la F.M. si así se lo hubieran propuesto, pero el caprichoso destino quiso que no fuera así. Lo que ocurrió después fue una oportunidad. La de volverse sabios en un panorama que apenas mostraba sus primeras síntesis, y unos mancebos neerlandeses no desaprovecharían el momento para darle cuerda a las ideas. Era hora de violar el pacto. Lo resto es historia.


"Mandylion" - La Poesía Que No Cesa


Cuando Anneke van Giersbergen llegó a The Gathering parecía estar inmersa en el deseo de encontrarse consigo misma a través de la música
. N
ecesitaba de un medio para exhibir esa vena artística que no encontraba cabida entre la candidez de su apariencia y las desgarradoras letras de su pluma (no en vano ocupó la labor de letrista principal en los discos más trascendentales de la banda). Llegar a The Gathering fue lo mejor que pudo haberle pasado, como si los astros se alinearan para  que todo mágicamente suceda. La banda desde un tiempo atrás venía vislumbrando un decisivo cambio en su faceta underground. Después de editar "Always..." (1992), los hermanos Hans y René Rutten vieron la imperiosa necesidad de dejar atrás su tan celebrado ingreso al panteón de la fama del death doom metal con una variación radical de su estilo. Primero enfocándose en adaptar la sensibilidad de sus letras hacia una esencia que compagine el éxtasis juvenil tan en boga en esos tiempos, y que propiciado por el grunge en cierta medida, fue la puerta de ingreso para la incorporación de Niels Duffhues como vocalista principal en el infravalorado segundo disco llamado "Almost a Dance" (1993), injustamente lapidado a pesar de ser un preludio a la obra maestra que nos compete describir el día de hoy: "Mandylion" (1995). ¿Pero qué tiene de especial este disco?, no son pocos los halagos que le han llovido, pero; ¿es realmente tan extraordinario como se dice y predica en los diferentes debates acerca de las mejores transiciones hechas en el metal de los noventas?. 


En primer lugar, la llegada de Anneke van Giersbergen (1995) coincide con el inicio del auge que a partir de años posteriores tendrían las voces femeninas dentro del metal contemporáneo, su contribución fue de dotar de personalidad a una tendencia en pleno crecimiento, fuera del particular registro distintivo que cada frontwoman desarrollaría individualmente. Esto sumado a un consenso no declarado públicamente para escapar de la cadena de la 'muerte perpetua' y dar un porrazo más accesible pero igual de certero a su propuesta, fue uno de sus mejores aciertos. La evolución marchaba como el gran aliciente para atender una musicalidad de figuras poéticas construidas sobre la potencia persuasiva de Anneke y sus cualidades para el canto. Sin la pesadez como único parámetro a tener en cuenta, "Strange Machines" arranca con la conjetura de vertientes musicales tan disímiles, ¿acaso Stoner rock, dream pop o avant-garde?, de todos modos se renuncia a que el oyente quede reducido al aturdimiento, llegando a él desde varios frentes con una propuesta que solamente se puede comprender desde una lectura pausada.

Pero no te confundas, porque los  segmentos sólidos no son abstraídos en su totalidad, se siguen conservando fuertes dosis de distorsion, además de incluir teclados ambientales que marcan un contrapunto bastante singular. La mezcla resultaba de lo más desconcertante, era como caer en un punto muerto entre el nicho y el éter, como pasar de lo mundano a lo abstracto en un segundo. En "Eléanor" nuestros sentidos son expuestos a una sorprendente perplejidad metalera. Era comprensible que las muchedumbres más belicosas soltaran toda su rabia ante una demostración tan tersa de reflexión melódica. ¡Y no solo era eso!, en ocasiones se escucha una cualidad bastante dramática que rápidamente fue asociada con la subcultura gótica. Y como no pensar por un momento en ello, si con "In Motion # 1" hay un intento exacerbado por inducirnos a que nos cortemos las venas con una galleta de soda. No hay otra definición para esta semi-balada que simplemente calificarla como 'maravillosa'.


Con la llegada de "Leaves" la superposición eléctrica nos abre las puertas a toda una experiencia sensorial, a la existencia de un romanticismo que a duras penas creemos que exista. Un tema que tras la interpretación de sus versos obtuvo un sentido crucial para el amplio sector femenino que venía interesado por encontrar refugio en un disco sónicamente diverso y heterogéneo. No se trataba de la búsqueda de una nueva clase de seguidor artificial para la banda, era la conexión con esas diásporas que anhelaban un escenario vital para sus ilusiones (o desilusiones) adolescentes, y en ese sentido este disco les dio lo que necesitaban de una manera poco antes vista, era agradable de escuchar pero aun así denotaba estar inmerso en el metal pesado.



Por si esto fuera poco, "Sand and Mercury" se mostraba como una canción extremadamente diáfana que fluía en un avance efectivo y continuo del minimalismo progresista, acompañado por una sinfonía melodramática de rasgos entrañables y definitorios para este disco, asimismo; la acumulación gradual del género ambient diversificaría aún más su paleta de influencias, desde la cual, se asoma un vasto territorio musical en 360º. Al escuchar "In Motion # 2" solo podemos estar seguros de una cosa: la melancolía no tiene remedio, salvo el reconocimiento de que puedes acostumbrarte a ella, y en este sentido "Mandylion" no se proyecta como un simple narcótico para el dolor, si lo escuchas lo suficiente sentirás el estímulo de la alegría de vivir corriendo por tu venas.

Conclusión

"Mandylion" de The Gathering es una obra maestra que cumple 28 años, lleno de sombras que deambulan en la espesura del verso de Anneke van Giersbergen, y su incomparable conexión con los hermanos Rutten que junto a Frank Boeijen, Jelmer Wiersma y Hugo Prinsen Geerligs tomaron el mismo rumbo en este proceso de pleno autodescubrimiento. Hoy tenemos la dicha de celebrar con un soplo de positivismo un trabajo que merece ser revalorado por las nuevas generaciones para que así logre ocupar el lugar privilegiado que se merece.








 


Bandas:
Earth Altar(Esc) & Sun Below (Can)
Género:
 
Heavy Prog Rock
    Fecha de Lanzamiento: 
 15 de Septiembre del 2023
   Discográfica: 
Black Throne Productions
                                                                                                 

Haciendo una excepción a la regla ya que normalmente Dargedik Webzine no suele revisar splits o álbumes recopilatorios debido a la prioridad que tenemos de reseñar solo material del año en curso en un formato de larga duración, esta vez dejaremos de lado los protocolos para analizar lo hecho en "Inter Terra Solis", una hibridación lisérgica conformada por 8 temas divididos en dos secciones, la primera constituida por el aporte de Earth Altar en los 5 primeros tracks, en tanto que Sun Below; completa los 3 últimos escaños para cerrar este jardín de las delicias psicodélicas. Comenzando con Earth Altar, este power dúo escoses lo conforman Jon MacIsaac (batería) y Spencer Trout (bajo), este último es un soberano maestro que cuenta con una digitación extremadamente luminiscente como para abrir las compuertas de un bajo de 8 cuerdas cargado de fuzz y dejar que las turbias ondas nos arrastren corriente abajo en un adormecimiento cerebral de latitudes explosivas. 



Una de las particularidades de esta banda es que prescinde en su totalidad de la guitarra eléctrica, haciendo que el bajo navegue sobre bucles que abarcan tanto notas graves como agudas. "The Descent" explaya flasheramente esta noción. La militancia espacial en la que cae el bajo es de un sube y baja parametrado, la voz se vuelve itinerante, como hologramas que se pierden a través de las frondosas capas armadas por la batería y el bajo. "The Garden of Earthly Delights" sigue su tránsito hacia los impolutos aposentos donde mora la fuente de su inspiración, el espíritu de la naturaleza que se invoca en un hipnotizante eco que vibra alrededor del ambiente. Fantástico, simplemente fantástico. "In the Growing Light of Anthelion" es un culto clandestino a las síntesis análogas, una vez que la efusión primaveral entre en tus pulmones te reencontrarás con el edén eléctrico nuevamente al escuchar "Transmutation (The Alchemist's Dream)" y ese derroche de erudición personal que lleva un soleo de bajo que te pone los huevos de corbata. Espectacular y psicoactiva demostración de cómo puedes lidiar con una pálida de los mil demonios.



Tras finalizar las primeras 5 canciones, el turno sería de Sun Below, la banda formada por Will Adams (batería), Jason Craig (guitarra, voces) y Liam Gray (bajo), quienes tienen una concisa planteación de sus ideas. Este trio canadiense no se anda con rodeos, son un extracto de todo lo bueno y merecidamente contundente que debe llegar a tu cerebro para que tus pupilas se dilaten.

                

A penas escuchas "Red Giant" te sientes absorbido por ominosos sonidos psych garage que burlan el espacio aural para descarrilar las insidiosas revelaciones psicotrópicas. Methusaleh Star (Interlude) incluye una  atronadora sección rítmica de vibraciones lánguidamente largas que caen bajo un cierre crepuscular con "Gravity Tide".



Me he sentido como un hippie cadavérico a punto de morir por deshidratación dentro de los fondos arenosos de "Inter Terra Solis", en donde la psicodelia es convertida en ritual. ¡Excelente trabajo!.




Lista de Canciones:

01.  Earth Altar - The Descent 
02. Earth Altar - The Garden of Earthly Delights
03.   Earth Altar - Interlude
04. Earth Altar - In the Growing Light of Anthelion
05. Earth Altar - Transmutation (The Alchemist's Dream)
06. Sun Below - Red Giant
07. Sun Below - Methusaleh Star (Interlude)
08. 
Sun Below - Gravity Tide Páginas oficiales:
 
https://www.facebook.com/sunbelowband/
https://sunbelow.bandcamp.com/
https://www.facebook.com/earthaltarband

[review] [content title="Resumen" label="Puntuación"] Me he sentido como un hippie cadavérico a punto de morir por deshidratación dentro de los fondos arenosos de "Inter Terra Solis", en donde la psicodelia es convertida en ritual. ¡Excelente trabajo!.[/content] [item value="7"]Arte de Portada[/item] [item value="8"]Sonido[/item] [item value="10"]Ejecución [/item] [item value="8"]Innovación[/item] [item value="7"]Producción[/item] [/review]








Con la tecnología de Blogger.