Fecha de Lanzamiento: 12 de Noviembre del 2021 
País de la Banda: Suecia
Sello: Frontiers Records 
Estilo Musical: Power Metal






Como en muchas publicaciones de personas de los 80s, 90s e inicios de los 2000s comenzaron a hacer en muchas redes sociales, la idea de que las bandas del pasado estén regresando con nuevas producciones es un hecho. Y de como estos regresos se toman, depende bastante de la percepción de cada oyente, y claro, siempre hay desubicados como muchos reseñadores en video o escritores que parece que solo escucharon canciones y se ponen a hablar de una banda ciencia cierta. Entonces, dentro de este mar de regresos se tiene el quinto álbum de los suecos de Insania, a quienes tuve el placer escuchar desde su primer álbum “World Of Ice” (1999), y cuando el Power Metal estaba en sus últimos años de viento en popa, porque salieron bandas como Insania, Vision Divine, Hammerfall, Rhapsody estaba en el mejor de sus momentos con “Symphony of Enchanted Lands” (1998) y muchas más bandas que continúan este legado Power Metal rápido y de ritmos épicos. 

Aquel debut de Insania fue consistente, no traía nada novedoso, pero tenía el sonido exacto para ir con tus amigos a pelear con tu armadura a campo traviesa, además que la mayoría de bandas suecas siempre hacen las cosas bien en todos los sub estilos del Heavy Metal. Y con esta idea lo suecos continuaron con más producciones como “Sunrise in Riverland” (2001), “Fantasy (A New Dimension)” (2003) y “Agony - Gift of Life” (2007), donde la banda decide hacer un paro larguísimo hasta llegar a esta quinta producción “V (Praeparatus Supervivet)”. Y creo que era entendible que la banda hiciera un pare de 14 años, porque aquellos años muchas bandas de Power Metal desaparecieron, y el Heavy Metal comenzó a tener otra perspectiva con nuevas bandas y otros estilos, los cuales siempre fueron parte de las olas de toda la vida en este estilo musical. Además, que la cuarta producción tenía más de aquello que ellos mismos hicieron en sus tres primeras producciones, los cuales hasta la fecha son lo mejor que hizo esta banda sueca. 


Tengo que reconocer que “V (Praeparatus Supervivet)” me atrapa en la molleja de la nostalgia, porque tiene los clásicos elementos del Power Metal que siempre me agradaron, grandes coros, partes sinfónicas, doble pedal galopante, riffs cortos y épicos, bajo que le da el peso que se requiere entre matices Hard Rock, Heavy Metal y obvio Power Metal. Y finalmente la voz de Ola Halén que se mantiene después de tantos años, con esa idea Hard rock y de gritos super altos que terminan animándote a cantar como en ataño gracias a la matiz romántica y melodiosa que puede recordarte en muchos instantes a Michael Kiske joven. Sin olvidar que los momentos neoclásicos Vilvaldi-escos, Mozart-dianos o Bach-sianos son una delicia en la música de la banda desde sus primeros álbumes. Entonces, desde que todo empieza con “Praeparatus Supervivet” todo se enchufa y las influencias del viejo Helloween está por doquier, y eso no es malo, por el contrario, este supera al regreso de su influencia. Luego con “Solur” se tiene una matriz más finlandesa en su música, influenciada por Stratovarius, con esa idea hard rock en medio de galopantes pedales en el bombo. 

Prometheus Rise” reduce las velocidades y la voz de Ola es muy atractiva, tiene esa sensación Hard Rock y al mismo tiempo estrofas macizas para terminando cantando con este vocalista. Luego con “Moonlight Shadows” lo sinfónico de la música se hace presente y me recuerda mucho a estar escuchando una canción de su aclamado “Sunrise in Riverland” (2001), con armónicos exactos que se disipan poco a poco con estribillos geniales. De ahí “My Revelation” y “We Will Rise Again” comienzan a tener la esencia de sus canciones antecesoras, pero ese es el sentido de una banda Power Metal, que termines pegado a los coros, ritmos y puedas cantar gloriosamente cada estrofa de la banda, y así extenderse hasta “Like a Rising Star”, “Blood, Tears and Agony” o “Entering Paradise”. Un detalle a resaltar desde la canción siete del álbum, es que el cambio de voz, Ola se dedica a hacer los coros y lo interesante es como su voz es más ruda y le de otro matiz a la música de Insania


Terminando el álbum se tiene “Power of the Dragonborn” y “The Last Hymn to Life”, donde el intercambio de voces de Ola, es llamativo y le da una diversidad inesperada al álbum; además que esta banda regreso inspirada con esta nueva producción y se ve que el tiempo en silencio ayudo a tener un carácter como banda, sin la necesidad de tener cosas innovadoras o modernas. Sino tener cosas solidas y con esa sensación de estar viviendo de los grandiosos 90s en el Power Metal con este “V (Praeparatus Supervivet)”, y si Insania sigue presionando este sonido, una inminente ola de bandas Power Metal volverá a suceder y quizá escuchemos como este estilo estancado hace muchos años pueda seguir avanzando con nuevos detalles y cosas. 

Calificación: 9 / 10

Lista de Canciones:

1. Praeparatus Supervivet
2. Solur
3. Prometheus Rise 
4. Moonlight Shadows
5. My Revelation
6. We Will Rise Again 
7. Like a Rising Star
8. Blood, Tears and Agony
9. Entering Paradise 
10. Power of the Dragonborn
11. The Last Hymn to Life

Enlaces:

https://www.facebook.com/InsaniaStockholmOfficial/

Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.