Fecha de Lanzamiento: 10 de Setiembre del 2021 
País de la Banda: Bélgica 
Sello: Century Media Records 
Estilo Musical: Brutal Death Metal





Es increíble pensar que, a finales de los 90s, “The Purity of Perversion” (1999) era un disco que no estaba muy bien logrado, pero tenía el efecto que la banda quiso darle a la música, porque muchos consideran ese primer pasó como lo primitivo de Aborted. Además de que el nombre de por si llamaba bastante la atención, y era de las pocas bandas belgas de mediados de los 90s que hasta el día de hoy siguen vigentes con un sonido personal y con la voz de Sven que viene a ser uno de los pilares brutales de todo Europa desde hace unos 10 a 15 años, y tener un timbre personal dentro de tantos vocalistas brutales que existen en el mundo. Y lo digo, porque este vocalista, en todas las participaciones que tuvo, su timbre gutural es reconocible como un Bruce Dickinson de invitado en cualquier proyecto. Y sino me quieren creer, pues comiencen a buscar toda la información que tiene este vocalista y escúchenlo en cada intervención que tuvo como invitado o como vocalista de otras bandas. 

Desde ese primer álbum, Aborted se convirtió en una banda de peso en el Brutal Death Metal o Death Metal de muchas dosis Grindcore, y desde aquel “Goremageddon: The Saw and the Carnage Done” (2003) mucha agua transito bajo el puente hasta llegar a este “Maniacult”. Que por cierto sigue dentro de esa idea retro en las portadas que comenzó en “Global Flatline” (2012), y curiosamente, fue un segundo despertar en la carrera de la banda, debido a que la música se puso más intensa, acelerada y hasta técnica en muchas secciones, donde la voz de Sven se hizo cada vez más personalizada. En pocas palabras, fue como un baldazo de agua fría para toda la música que habían hecho antes, y toda la nueva producción en estudio que existía era de admirar, porque supieron como darle un realce distinto a lo que habían hecho y ahora son una banda de tener en cuenta como grandes exponentes dentro del Death Metal europeo. Entonces, “Maniacult” sigue ese linaje acelerado, cuasi técnico y brutal que tuvieron en su segundo despertar, y esta vez la música decide apoyar en algunos elementos Blacker como pasaron en “Terrorvision” (2018) y acuñarse en momento de sabor Carcass-siano como en algún momento lo escuchamos en “The Archaic Abattoir” (2005). 


Todo empieza con “Verderf”, la música es la conocida por todos en Aborted, pero como dije, al tener muchas dosis Black Metal en su música, demuestra que la banda quiere pulir un poco más ese lado que tuvieron en su álbum del 2018, y que este presente en su canción introductoria es lo que tiñe completamente todo el disco y así por “Maniacult”. Canción que tiene los clásicos elementos de la banda desde el 2003 y la inmensa gama de guturaciones de Sven siempre serán aquellas que se llevan todos los oídos de un disco de Aborted. Luego con “Impetus Odi” existe una pequeña influencia en las cuerdas de Cattle Decapitation, pero siempre dosificados con sus partes groove y acelerados de muchas texturas extremas. De ahí con “Portal to Vacuity” se regresa al pasado en sus esquemas, pero la idea Black Metal comienza a ser más predominante, y es ahí que todo resulta interesante de escuchar, porque la progresión que le dan las guitarras es increíble de escuchar y de como aprovechar las escalas para que momentos complejos se enmarañen en toda la música de Aborted, y de ahí encontrar momentos de notas al aire que le dan ese respiro necesario para que después de toda la brutalidad encuentres el placer escondido. 

Dementophobia” es como lo mencione, esa influencia Carcass en sus notas de guitarra, pero encajan como parte de la melodía extrema que siempre tiene Aborted en su música, y que al final tenga sus partes de coros groove, es de lo mejor. Porque luego con “A Vulgar Quagmire” las cosas nuevamente se ponen Black Metal, pero con esa dosis técnica que mezcla su lado Death Metal y al final termina brutalmente, y de ahí pasar a “Verbolgen” de manera instrumental y abrir las fauces para “Ceremonial Ineptitude”. Con muchas dosis conocidas de la banda y un doble pedal al rojo vivo que no deja de arremeter sin piedad, lo cual es la formula ganadora de Aborted en todos sus álbumes. Luego con “Drag Me to Hell” tenemos referencia de la película del mismo nombre, porque toda la letra está basada en la película del 2009 del mismo nombre, pero al darle ese enfoque metalero, las cosas tienen otro placer de escucharse, donde los blast beats son una muestra inagotable dentro de la música de los belgas, y los recursos de muchas voces de Sven son como siempre de lo mejor y que continúan en “Grotesque” y la final “I Prediletti: The Folly of the Gods”. 


Maniacult” es un disco que va directo a la vena, no tiene mucho de novedoso en la música de Aborted, ya que es un camino que estuvieron puliendo muchos años y especialmente desde el 2012, y eso puede pesar en algunas partes de los 40 minutos intensos de Death Metal. Pero al final cumplen el cometido, y es obvio que es difícil para una banda como Aborted ver otros limites, porque sería como cambiar de estilo y cambiar el camino logrado hasta la fecha en estos 11 álbumes en estudio. Entonces, se puede decir que es una banda con las cosas claras y que apila más canciones para tocar en vivo con la misma intensidad, porque el disco es bueno y contundente y eso es lo que al final pesa como álbum y no solo de tomar canciones. 

Calificación: 8.5 / 10

Lista de Canciones:

1. Verderf 
2. Maniacult
3. Impetus Odi
4. Portal to Vacuity
5. Dementophobia
6. A Vulgar Quagmire 
7. Verbolgen 
8. Ceremonial Ineptitude
9. Drag Me to Hell
10. Grotesque
11. I Prediletti: The Folly of the Gods

Enlaces:

Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.