Fecha de Lanzamiento: 28 de Agosto del 2020 
País de la Banda: Noruega 
Sello: House of Mythology 
Estilo Musical: Synthpop / Electronic






Mucho se tiene que hablar dentro del mundo de Ulver y Kristoffer Rygg, porque muchos tienen recuerdos de su primer álbum “Bergtatt - Et Eeventyr i 5 Capitler” (1995), el cual quizá es considerado hasta el día de hoy como uno de los álbumes más importantes de la escena Black Metal en el mundo entero. Pero al mismo tiempo y desde hace mucho tiempo, Ulver dejo ese camino oscuro para enfocarse en algo mucho más electrónico y provisto de muchos ambientes; y esta vez Ulver no solo quiere enfocarte en ese mundo electrónico, sino que con “Flowers of Evil”, la idea de apegarse a un guion synthpop o tener una nueva incursión en este estilo que a muchos les puede afectar, pero después de muchos años de estar divagando por estas ideas electrónicas, es normal que Ulver pudiera pisar el palito de este ambiente en cualquier momento, y lo haga con la maestría que lo caracteriza. Ya que, si comenzamos a indagar en su discografía, estos noruegos ya tenían muchas ideas de este ambiente desde “The Assassination of Julius Caesar” (2017), sumado al hecho ligero y táctil que el art pop pesado tenían a base de su experimentación de siempre.


Sin embargo, también hay claras diferencias entre los dos álbumes, ya que “The Assassination of Julius Caesar” (2017) era un poco más juguetón y autoindulgente, lleno de acrobacias instrumentales que extendían las canciones en direcciones inesperadas, pero con “Flowers of Evil” las cosas se ponen mucho más sobrias y concentradas, por lo que esta vez, la exploración musical y la complejidad armónica se mantienen al mínimo. Los arreglos son escasos y mínimos, y cada instrumento solo agrega toques esenciales para contribuir a la atmósfera discreta del álbum. La estructura de la canción se mantiene simple y corta, reduciendo la exploración y las improvisaciones desde que todo empieza con “One Last Dance” y termina con “A Thousand Cuts”. Además, a parte de este tema, otra gran diferencia con su álbum del 2017, es que el anterior tenía un sonido muy cálido y vibrante, con franjas de exuberantes sintetizadores colocados a la vanguardia en la mezcla. Pero en este “Flowers of Evil” las cosas se siente más frías, más oscuras y más inquietantes, inmerso dentro ritmos obsesivos. líneas de bajo planas pero adictivas y al final encontrar la voz taciturna de Rygg dominando la escena. Entonces, al final se podría decir que es como el hermano taciturno de su disco del 2017. 

Estas características (minimalismo, frialdad, falta de vida) hacen que “Flowers of Evil” sea un álbum que no es tan adorable al instante de escuchar como lo fue su disco del 2017, pero los arreglos escasos empujan la voz de Rygg al centro del escenario, y nunca ha sonado mejor, dosificando sus agudos y graves de una manera más fría. Su voz y tono son muy especiales y tiene una habilidad única para crear líneas vocales que son pegadizas, pero al mismo tiempo sofisticadas y dramáticas. Luego de eso las líneas de guitarra de Stian Westerhus, son realmente minimalistas, pero increíblemente creativas y efectivas, con espeluznantes efectos de sonido que subrayan los pasajes vocales más dramáticos como en de "Russian Doll", mientras que los sutiles arreglos de cuerdas añaden una sensación del fin del mundo a la apocalíptica historia de amor contada en "A Thousand Cuts". El álbum es literalmente un tesoro de sonidos y efectos ocultos, y sigue revelando nuevas capas con cada nueva escucha, y así encontrar más alternativas pegajosas dentro de la música Ulver, que parece seguir envolviéndote en ese ambiente Synthpop que se va poniendo cada vez más agradable una vez que entra al reproductor. 


Ulver ha decidido reinventarse una vez más y tener mayor espectro musical que se estuvo formando de a pocos con las reminiscencias de discos pasados, y esa mezcla especial de synthpop sombrío que ofrecieron en su álbum del 2017 maduro muy bien y ahora se tiene en “Flowers of Evil” mucho más desarrollado. Sin embargo, este nuevo también es menos inmediato y atractivo que su predecesor, lo que lo convierte en un álbum de difícil escucha al inicio, pero dándole el tiempo debido se revelará como un viaje musical extremadamente profundo y gratificante dentro de la carrera de Ulver.

Calificación: 9 / 10

Lista de Canciones:

1. One Last Dance
2. Russian Doll
3. Machine Guns and Peacock Feathers
4. Hour of the Wolf
5. Apocalypse 1993
6. Little Boy
7. Nostalgia
8. A Thousand Cuts

Enlaces:

Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.