Género: stoner/doom
Origen: Polonia
Fecha de Lanzamiento: 
10 de Marzo del 2020
Discográfica: 
Green Plague Records





Cuarto álbum de estos polacos, que si bien es cierto no traen nada nuevo, esta vez logran una buena colección de canciones pesadas con la influencia stoner, haciendo en el global una especie de doom, con letras ocultistas, bastante interesante

Dopelord son: Piotr Zin en bajo y voz, Grzegorz Pawłowski en guitarra, Paweł Mioduchowski en guitarra y voz, y Piotr Ochociński en batería. El disco fue producido por Haldor Grunberg y el arte estuvo a cargo de Fabian Staniec.


La música tiene el sonido y performance perfecta de cada uno de los músicos, y al escuchar esto instantáneamente relacionas elementos conocidos al doom, como ese bajo bastante distorsionado (yo supongo que es con el fin de darle cierta pesadez extra a la música, o cierta atmósfera "espacial") que el 99.9% de las bandas del estilo usan, y que es protagonista tal cual una guitarra, ya no simplemente parte de la base rítmica.


La voz usada es en este caso de notas altas a lo Ozzy de la primera etapa de Black Sabbath, que sin duda es la primera banda que se le viene a uno a la cabeza, solo que con ese sonido característico del bajo que supongo va acompañado de guitarras con afinaciones bajas. Destaco canciones que me parecieron únicas como "Hail Satan" con una introducción bien metalera, pero que suena bien con todo el muro de sonido doom que usan, así mismo la introducción instrumental de "Doom Bastards" que luego desemboca en una parte pesada, densa como caminar en lodo, y evoluciona a una parte mas metal y acelerada con otro tipo de voz mas agresiva.

Un disco del 2020 a tener en cuenta en el estilo, si eres fan del stoner/doom y demás sonidos densos, pues no puedes perderte de éste álbum.

Calificación: 8.3/10

Lista de Canciones:

01. The Witching Hour Bell
02. Hail Satan
03. Heathen
04. Doom Bastards
05. World Beneath Us
06. Headless Decapitator

Páginas Oficiales:

Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.