Fecha de Lanzamiento: 18 de Agosto del 2020
País de la Banda: Ecuador
Sello: Sun Empire Productions
Estilo Musical: Doom Metal






Dentro de la busque continua de más sensaciones dentro del metal extremo en Latinoamérica, siempre había bandas que cambiaron tu perspectiva de ver las cosas en esta parte del mundo, porque casi todo este mundo extremo en Latinoamérica estaba basado en hacer cosas salvajes y aguerridas, pero dentro de ese pequeño mundo de bandas distintas a lo usual, habría otra corriente que no era muy conocida en el mundo, pero si tenían un sonido que podía ser explotado a través de los años. Siendo este el caso de Total Death de Ecuador, a quienes recuerdo desde su primer EP “Silencio de Soledad” (1996), donde la banda usaba guitarras acústicas y pocas veces se ponían fuertes, pero dentro de este tema se sentía una idea que la banda quería sobresalir con algo muy distinto a lo que había aquellos años en esta parte del mundo; siendo por ese motivo que su primera larga duración “El Rostro que Llevamos Dentro” (2002) tenía mayor intensidad y comenzaba a mezclar en mayores cantidades partes melódicas y agresivas. Teniendo una producción en estudio no tan buena, pero ya se sentía que es lo que querían hacer a futuro, y fue así que “Desolate Recollections” (2007), llega a otro estado de producción en estudio y con más detalles dentro de su música que ya eran de la idea característica de Total Death que continuaron con “Somatic” (2010), pero esta vez con un poco más de melodías melancólicas y adiciones de guitarras acústicas que afianza mucho más el sonido de la banda. 

Total Death hasta ese momento tenía buenos momentos en cada álbum, pero siempre tenía un detalle por pulir en cada uno de estos, hasta que llega “Inmerso en la Sangre” (2014), álbum que lo catapulta hacía otros mercados y los coloca como una banda mucho más centrada en ideas musicales y con esquemas directos sin necesidad de estar dándole muchas vueltas a la producción, además de que todo el álbum fue compuesto en castellano, y les da un punto a favor para encontrar la forma de quedarte pegado a cada canción ese disco. Entonces, la banda después de seis años silencio y dos EPs llamados “Sorrowful and Immaculate Heart” (2018) y “La Noche Oscura del Alma” (2019), presentaban a una banda completamente distinta a su producción del 2014, porque se sentía que ellos nos estaban preparando para algo mucho más personal en lo que se iba a venir en este “Mar de Aguas Amargas”. Por ello, es que se tiene que hacer un punto a parte con las viejas producciones de Total Death y centrarse en este nuevo capítulo que empieza con la caratula de Gustavo Sazes, quien analiza perfectamente este cambio de enfoque en la música y encuentra la manera de conectar este ambiente más personal de la banda con los colores que se mezclan en el mar de los pensamientos de esta persona asfixiada entre un mar de intensos deseos melancólicos. Además que el trabajo final en la masterización hecha por Tony Lindgren (Abysmal Dawn, Amorphis, Angra, Arch / Matheos, Dimmu Borgir, DragonForce, Eluveitie, Elvenking, Enslaved, Eternal Storm, Fates Warning, Gaahls Wyrd, Ihsahn, In Vain, Ivory Tower, James LaBrie, Katatonia, Kreator, Leprous, Marty Friedman, Myrath, Opeth, Orphaned Land, Paradise Lost, Powerwolf, Rotting Christ, Savage Messiah, Sepultura, Sinsaenum, Soilwork, Suicidal Angels, Swallow the Sun, The Ocean Collective, Trees of Eternity), supera las expectativas de este álbum. 




Mar de Aguas Amargas” es una nueva etapa en Total Death, donde hay muchas cosas para explorar en una siguiente producción, algunas de ellas funcionan excelente en muchas partes, pero existen momento que la banda se pone un poco tediosa de escuchar y deja esa energía que tuvieron antes para centrarse en lo que sienten ahora. Porque desde que todo empieza con “El Agua Feroz de los Anhelos” de manera instrumental con el recital de Ximena Viver a tres voces con bastante eco, te transmite esa sensación de desesperación que se siente en cada frase que dice “...con miles de golpes en el pecho…” , “…escucha esos enfermos latidos que nos empujan a un mar de aguas amargas” y es “…nada para lo desdichados…”; siendo frases impresionantes que transmiten todo ese horror depresivo y angustiante que vas a escuchar en todo el disco, el cual comienza musicalmente desde “Corazón Sin Purificar”. La cual es toda evocación a la tristeza y depresión absoluta que puede llevar a muchos trastornos en medio de lamentos y partes constantes en una sola nota de guitarra, pero no gritos acordes a la afinación de las guitarras, sino esos gritos desesperantes que están gritadas de manera desafinada dentro de lo terrorífico que puede sonar y muchas veces un lamento afinado puede sonar bonito. Pero esto suena repudiante y hasta quejumbroso de una manera real; de ahí con “Rencor Signo Sublime”, es lo que se puede llamar la parte conocida de la banda y la cual al tratar de estirar algunas cosas con las voces es que el resultado no es el efectivo, sin olvidar que el cambio de ritmo por un instante no conecta bien para atraparte en lo que se espera de esta canción. Además, que, al ser un poco conocida en ritmos, las cosas se hacen muy usuales en la banda. 


En el Centro del Alma Rota” todo se entiende perfectamente con el saxofón inicial, porque desde ese empiezo de una noche lúgubre enmarcada en bastante niebla o vapor de alcantarilla maloliente se viene a la cabeza, además que este sentimiento con este sentimiento se puede sentir con una película como “Taxi Driver” (1976). Pero el cambio de ritmo a algo más pesado con una guturación más profunda, es lo que disuade la idea inicial, que a través de otros elementos y pequeños detalles en percusión es que se encuentra otro camino de mucho más afianzamiento para reventarte los tímpanos de una manera magistral con su parte doomer de corte fuerte. Luego con “En el Centro del Alma Rota” la banda decide enfocarse en ese ambiente sollozante que tienen en sus almas en este alma, porque como se dijo en el anterior párrafo, la idea de hacer su música algo más personal les da puntos, pero al mismo tiempo al exponer bastante su sentimiento en cada nota, golpe y evocación desesperante de encontrar el final a esta vida tan amargada y melancólica se hace presente en cada segundo de la canción, sin olvidar que el detalle del acordeón entra magistralmente pateado por el mundo. De ahí con “Sombrío Instinto” mantiene en algún grado este sentido composición melancólica, pero al tratar de hacerlo atmosférico con los sintetizadores por momentos, es que las cosas no encajan muy bien dentro del conglomerado general y ahí es que se puede poner tedioso de escuchar; ya que con la final “La Sed Invisible” todo vuelve a su lugar y esa idea de abrirse más mundos es la que necesita Total Death





Es increíble que hayan pasado casi 25 años desde su primer EP, y ahora con cinco largas duraciones debajo de una carrera de continua superación se encuentra un disco como “Mar de Aguas Amargas”, el cual no quiere recurrir al pasado o tratar de hacer lo que sus influencias puedan decir, sino ir más allá en un sonido que estos cincuenta y cinco minutos tiene para expandirse cada vez más en un mar feroz de energías melancólicas y trastornadas que solo puede hacerlo Total Death


Calificación: 8.5 / 10

Lista de Canciones:


1. El Agua Feroz de los Anhelos 

2. Corazón sin Purificar 
3. Rencor Signo Sublime 
4. En el Centro del Alma Rota 
5. Sombrío Instinto
6. Naufragio Hacia Dentro
7. La Sed Invisible

Enlaces:

Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.