Fecha de Lanzamiento: 14 de Agosto del 2020
País de la Banda: Estados Unidos
Sello: Ungodly Ruins Productions
Estilo Musical: Death Metal







Estados Unidos es una tierra infinita de bandas dentro del Death Metal, muchas de ellas conocidas e influenciadoras en todo mundo como Death, Autopsy, Obituary, Suffocation, Deeds of Flesh, Morbid Angel, Deicide, Cannibal Corpse y muchas más que cambiaron los parámetros de como hacer Death Metal en casi todo el mundo. Entonces, así como hay bandas super conocidas en este estilo, existen álbumes y bandas que son igual de geniales en este ambiente deather, pero que no llegaron a tener quizá más producciones o solo prefirieron quedarse con un solo disco. Otros como Brutality decidieron seguir con más producciones, pero se quedaron solo dentro de los conocedores del estilo, por el simple hecho de que los medios opacaron esos lanzamientos y la mayoría no quería saber de cosas desconocidas. Siendo así que después de años y un análisis de que como muchas bandas con un solo disco podían expresar otras cosas distintas a lo de bandas conocidas. Es así que dentro de este mar de bandas desconocidas y discos impresionantes dentro del mundo infravalorado del Death Metal, pues se tenía a una banda como TON y su primer disco “Plague” (1999), el cual es toda una obra omnipotente del Death Metal que mezclaba lo brutal, técnico y muchas dosis personales que muy pocas bandas lograban hacer a finales de los 90s. 


De ahí la TON desaparece por más de diez años, dejando un disco que hasta el día de hoy es inigualable para muchas bandas dentro del Death Metal e inclusive se podría decir que por la banda misma, ya que con “Bow Down to Extinction” (2015). Estos estadounidenses ya no pusieron muy intensos en su música, y por el contrario se encasillaron en hacer música mucha más apacible, lo cual no era malo, pero no superaba a su primer álbum; es más, se podría decir que la banda perdió esa exploración brutal que tuvo en 1999 y este segundo álbum, era como tratar de revivir al muerto de una manera más calmada y que la gente se diera cuenta que ellos alguna vez hicieron algo interesante. Entonces, dentro de este proceso de creación y expansión la banda también decide relanzar su primer disco el 2017 con una nueva caratula y con unos detalles más adicionales, porque lo que habían presentado en el 2015, ya les baja puntos en un instante. Fue por eso, que se perdió el interés en lo que esta banda pudo haber aportado en un momento a la escena Death Metal de su país, porque tenía todas las ideas a nivel general para suplantar a cualquier gigante del estilo en su momento y hasta quizá ser una de las cabezas de su estilo para estos años. 


Entonces este 2020, TON llega con su tercer disco en estudio “Ashes Where They Stood”, donde las cosas deciden regresar a su pasado compositivo y añadirle mucho más dosis técnicas, pero no de sonido moderno, sino de aquellas que pertenecen a una época y a un tiempo en su sonido, y esta vez el resultado es satisfactorio, porque desde que todo empieza con “Provocateur”. Esos sonidos intrínsecos en muchas partes, con bastantes blast beats intensos, luego partes de bastantes cortes y dos tipos de guturaciones, pues eran lo que se espera dentro del sonido de la banda y música. Obvio no superarán a su primera producción, pero al detallar esos esquemas bajo una mejor producción y que tengan ese sabor 1999 bajo una idea moderna, pues es que la banda triunfa y encuentra ese camino que perdieron en su segundo álbum. Luego “Manzanar”, las cosas siguen intensas y en un buen estado en la banda para seguir presentando esa brutalidad técnica y bizarra que tenían, pero ahora los riffs y candencias rítmicas son mucho mejores, porque puedes encontrarle dentro de la inacabable ponencia de riffs, sentidos más mosheables que le dan ese ambiente loco que siempre tenía la banda y que siguen su camino en canciones como “Panacea”, “Judgement” y “Defect”. Mezclando todo esos ambientes que parecen desordenados con la fusión de varias guturaciones que encuentra el camino deseado por la banda. 

Para terminar el disco nos encontramos con “Lex Taliones”, “Human War Machine” y “Ashes”, donde todos los síntomas mencionados se siguen haciendo presentes y la música termina siendo inacabable de ideas y datos musicales que están en mejor con la banda, porque ya no se siente como un álbum conformista, sino con un álbum que quiere regresar con esa misma capacidad de sorpresa que tuvieron en 1999, y cada canción de este nuevo “Ashes Where They Stood” son la evolución natural que debió tener la banda en el 2015. Siendo por ese motivo que lo que pasó en su segunda producción, fue necesario para que la banda mejorará en esta tercera y encontrará su verdadero camino. Y como se dijo, no supera a su producción de 1999, pero mejora su trayectoria en muchos sentidos, porque esta vez si da ganas de encontrarnos con algo más allá de este sonido ambicioso que tuvo TON en un instante. 




Ashes Where They Stood” es un gran disco que saca varias sonrisas, porque te vuelve a encontrar con una banda que estuvo muerta por mucho tiempo y con este álbum, quieren regresar a desenfrenarte las cosas, para poder creer en su sonido y su música nuevamente. Un gran retorno después de cinco años y once años de de su primer álbum. A la espera de una siguiente producción. Y como detalle, espero que a futuro mejoren con las presentaciones visual del arte de sus álbumes, porque ni una de sus tres portadas representa lo que esta banda Death Metal quiere decir en su música. 


Calificación: 8.8 / 10

Lista de Canciones:

1. Provocateur
2. Manzanar
3. Panacea
4. Judgement 
5. Defect
6. Lex Talionis
7. Human War Machine
8. Ashes

Enlaces:

Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.