Fecha de Lanzamiento: 21 de Agosto del  2020

País de la banda: Estados Unidos

Sello: Steamhammer

Estilo Musical: Heavy/Power Metal





El carismático Ross H. Friedman, más conocido como Ross The Boss, es siempre recordado por haber sido el guitarrista de la mejor época de Manowar, aunque sin son seguidores de él, también lo recordarán por The Dictators, una de las bandas precursoras del Punk Rock. Este año nos presenta el cuarto álbum en estudio de su proyecto personal Ross The Boss, el cual nace originalmente como una banda tributo a Manowar que sería parte del festival Keep It True y que finalmente se volvió un proyecto más serio. La banda la conforman en la actualidad Ross The Boss en guitarras, Mike LePond (Symphony X) en el bajo, Marc Lopes en voz y teclados mientras que Steve Bolognese se hace cargo de la batería.


Ross The Boss no será el guitarrista más virtuoso del Heavy Metal pero sabe hacer lo suyo y eso nos ofrece en este álbum, puro y duro Heavy Metal con los solos más rockeros como es usual en este guitarrista. La primera canción "Glory to the Slain" es de lo más veloz y directo del álbum, corto pero intenso con puro doble bombo y la rabiosa voz de Lopes quien maneja bien su voz rasgada y puede llegar a notas altas. "Fight the Fight" nos lleva a terrenos más pesados, rozando quizás el Thrash Metal por momentos, la voz si bien no tiene una interpretación del todo acertada, logra transmitir mucha fuerza forzando su voz, por otro lado el solo de guitarra es de lo más melódico del disco. "Denied by the Cross" nos regresa al Heavy Metal en una de las canciones más pesadas del disco y en donde la voz fuerza bastante su registro mientras que Ross nos regala uno de sus mejores solos. "Maiden of Shadows" suena más a Folk y tiene elementos más Power Metal logrando una de las canciones más accesibles del disco gracias al coro adictivo que posee. "I Am the Sword" pisa el acelerador de nuevo y nos recuerda a las canciones más veloces de Manowar, de estructura sencilla, veloz y directa con una voz endemoniada. "Shotgun Evolution" mantiene la línea de las canciones anteriores, veloz, pesada y con la voz moviéndose entre un registro rasgado y forzado a notas más agudas. El tema homónimo se mueve más por el Power Metal, sobre todo en su pegajoso coro aunque las estrofas rebosan de fuerza. 


No hay mayores cambios en la línea musical del álbum salvo "Demon Holiday" que suena algo más Hard Rock por momentos pero sin destacar mucho. "Undying" felizmente sube el nivel del álbum nuevamente en una de las canciones más melódicas del álbum, tanto por sus guitarras como por cómo la voz nos engancha tanto en estrofas como en su coro que debe ser lo mejor del disco. "Waking the Moon" cierra el disco con sonidos más orientado al Hard Rock, tiene algunos buenos momentos y hasta LePond tiene unos segundos para lucirse, sin embargo me resulta algo irregular el resultado global. A estas alturas uno ya conoce lo Ross The Boss tiene para ofrecer y eso lo cumple en este disco, puro y duro Metal, algo de Rock sobre todo en sus solos y composiciones que fácilmente podrían estar en un disco de Manowar. Sin embargo no todas las canciones están bien logradas además que la similitud en la estructura de las canciones hace que uno sienta que ya escuchó todo luego de revisar las canciones iniciales. Dejando ese aspecto de lado, este es un disco muy disfrutable y dejará contentos a los seguidores de este guitarrista.

Calificación: 7.5/10

Lista de canciones:

1. Glory to the Slain 02:49
2. Fight the Fight 03:14
3. Denied by the Cross 03:36
4. Maiden of Shadows 04:0
5. I Am the Sword 03:12
6. Shotgun Evolution 03:30
7. Born of Fire 03:08
8. Godkiller 04:09
9. The Blackest Heart 05:06
10. Demon Holiday 03:49
11. Undying 04:26
12. Waking the Moon 04:24

Páginas Oficiales:



Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.