Fecha de Lanzamiento: 23 de Junio del 2020 
País de la Banda: Finlandia 
Sello: Xtreem Music 
Estilo Musical: Death Metal







Finlandia a fines de los 80s e inicios de los 90s, encontró un sonido original que no lo ibas a encontrar en otras partes mundo, teniendo un detalle indescriptible que solo bandas como Demilich, Purtenance, Funebre, Xysma, Convulse, Disgrace, Rippikoulu, Depravity, Festerday, Mordicus, Vomituritium, Adramelech, Sentenced, Demigod, Pestigore, Abhorrence, Necropsy, Scum y unas cuantas mas tenían para crear un sonido un sonido a partir de sus influencias y hacerlo momentáneamente grande a Finlandia dentro del mundo deather a nivel mundial, pero inexplicablemente esta escena dejo de producir bandas que vayan con ese corte original y apegarse a otros estilos del Heavy Metal. Entonces, dentro de esta matriz apareció Purtenance con su álbum "Member of Immortal Damnation" (1992), álbum que trae muy buenos recuerdos de copias ilegales en cinta y trasnochadas interdiarias con cervezas en la mano y los camaradas de aquellos años que les parecía maravilloso ese primer álbum, ya que contenía todos los elementos para ser un clásico del Death Metal y ser una banda que siempre esperes un nuevo álbum, sin la necesidad que aparezca en los medios especializados del estilo o de manera general en Metal Injection, Metal Hammer, Loudwire, etc. Porque ya se sabe por N situaciones que ese posicionamiento se le da al mejor postor económico anualmente, teniendo un lado sesgado de como son las cosas dentro del Heavy Metal, donde al final no importa, porque cuando una leyenda nace, crece y sobrevive en el tiempo como Purtenance a través de cuatro álbumes de estudio y con más de treinta de años de existencia, pues lo que diga un medio conocido no importa. 

Si estuviste al tanto de su regreso de Purtenance en "Awaken from Slumber" (2013) y "...to Spread the Flame of Ancients" (2015), te habrás cuenta que el sonido de la banda se puso un poco más salvaje e intenso en comparación de su primera larga duración, pero eso no significa que sean malos álbumes, por el contrario presentan una nueva faceta de la banda que es digna de admirar. Porque hicieron que su música y sonido progresen en el tiempo y ese ambiente añejo se torna mucho más interesante y denso que antes, presentando un sonido acorde a este siglo y con detalles saturantes en los parlantes que en algunas casas puede ser atosigante, pero en el caso de Purtenance, suena impresionante. Siendo ese el detalle por el cual uno se apega más a la banda, porque es como si el tiempo no pasara en la música de la banda y se tendría a una que sigue mejorando álbum tras álbum. Entonces, desde ese punto de vista, los finlandeses nos presentaron discos buenos y basados en sus índoles pesadas y salvajes, las cuales quedan muy bien en esas dos presentaciones, debido a que la banda en este "Buried Incarnation" decide regresar a esas escalas añejas que tenían en su primer álbum y presentarlo en este cuarto álbum en estudio, donde a los conocedores de la banda, se les pondrá los pelos de punta porque estarán escuchando una versión moderna de su clásico de 1992, donde lo único moderno a nivel general es la producción en estudio que se digiere perfectamente y se asimila gustosamente. Solo queda decir que la caratula de este nuevo álbum hecha por Thorncross (Abigail, Abominant, Absu, Amorphis, Anal Vomit, Archgoat, Asphyxiate, Beherit, Bestial Mockery, Black Witchery, Blasphemophagher, Blasphemy, Blood, Centinex, Coffins, Corpsefucking Art, Daemoniac, Embalmer, Festerday, Horrid, Imprecation, Incantation, Infernal Execrator, Merrimack, Morbosidad, Mortician, Necromantia, Nominon, Perdition Temple, Putrid Pile, Sinister, Teitanblood, Throneum, Vader, Vital Remains, Zemial) descompagina en muchos sentidos el contenido musical de este nuevo álbum de Purtenance, aún así se tenga una idea para ser diseño de sudadera, polo, polera, camiseta, etc. 


"Buried Incarnation" es un disco que desde el inicio cuasi instrumental en "Into the Arctic Gloom" todo regresa al principio de la banda, y los teclados de fondo ayudan a que todo este ambiente se viva mejor, creciendo de a pocos en intensidad y potencia para que entre a los parlantes la de sensación doomer inicial en "Shrouded Vision of Afterlife". Calentando de pocos los motores para empezar a despuntarse los ritmos deathers y tener guturaciones y crudas que se interrelacionan muy bien a cada instante; para luego saltar a esa vieja afinación adictiva y sencilla que lograron en los 90s con "Under the Pyre of Enlightenment" de riffs directos llenos de palm-mutting que desembocan en su parte doomer nuevamente por segundos,  y luego regresar a sus partes deather que acompasan perfectamente en los esquemas de la canción. De ahí este proceso de seguir duros y densos se acrescenta más en "The Malicious Moon", canción que es toda una delicia musical a nivel compositivo, porque te da en la llaga del recuerdo y te pone una idea de que los años pasaron en Purtenance y todo sigo como si estuvieras escuchando esa cinta vieja y mal fotocopiada, pero con algunas dosis doomers de por medio, las cuales vendrían a ser los menjunjes de este álbum y de la banda para una siguiente producción. 

"Lifeless Profoundity" nos depara sensaciones grises desde el inicio que encuentran sus puntos álgidos al momento de acelerar su música, intercalándose por momentos con sensaciones cuasi grooves que nutren su paleta musical y terminar de manera seca todo el conglomerados de riffs y golpes de batería. Luego con "Deathbed Confession" es posible que las lagrimas se salgan intempestivamente, porque solo con los ritmos iniciales y de como esas escalas se comienzan a abrir camino en los parlantes para traerte nuevamente esos viejos recuerdos y de ahí saltar a su parte ruda de simple blast beat intercalado, termina siendo una de cosas que hacía muy bien Purtenance en 1992; sin olvidar que ese ritmo melódico con el iniciaron se torna rítmico después de las pequeñas partes duras y secas que le pone Harris Salo en los parches de la batería. De ahí las cosas se comienzan a poner más duras y directas en la banda para no irse a un lado más doomer, sino decir que somos una banda Death Metal con todas de la ley en canciones como; "Wrapped in Lamentation", "Dark Womb of Nothingness" con sus partes brutas y sazonadas con elementos melodicos y de algunos aires a sus dos previas producciones, y la que cierra este épico regreso "Burial Secrecy". Terminando con broche de oro este nuevo álbum, donde prima bastante el recuerdo de la banda en los 90s y de hacerlo estos años de una manera dura, densa y potente en la producción en estudio.   



Muchas veces al encontrar una banda que te ayudo en los 90s a contribuir tu idea que el Death Metal es el mejor estilo del planeta, te presenta un disco como este "Buried Incarnation" con todos los detalles de una época pasada, añadiendo pequeñas prolijidades personales y que solo lo vas a escuchar en Purtenance. Pues solo queda decir, gracias por tremendo despliegue de originalidad en su estilo y música, dejando de lado todo ese tema de copiarse de otras bandas o estilos, solo seguir siendo por más de treinta años Purtenance. álbum disponible a través de Xtreem Music

Calificación: 10 / 10

Lista de Canciones:

1. Into the Arctic Gloom 
2. Shrouded Vision of Afterlife
3. Under the Pyre of Enlightenment
4. The Malicious Moon
5. Lifeless Profoundity
6. Deathbed Confession
7. Wrapped in Lamentation
8. Dark Womb of Nothingness
9. Burial Secrecy

Enlaces: 


Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.