Fecha de Lanzamiento: 19 de Junio del 2020 
País de la Banda: Grecia 
Sello: Agonia Records 
Estilo Musical: Progressive Metal / Psychodelic Rock







Dentro de estos últimos años, existen bandas que les gusta hacer o copiar lo hecho hace muchos años atrás y vivir contento con ello, quizá sea porque a muchas personas en el mundo, aún les guste escuchar los clásicos en su reproductor una y otra vez, tratando de secar al máximo las ideas de esas bandas precursoras; y basado en ello, lanzan producciones que siguen dentro de esa misma idea musical. Además, que gracias a esa idea de vivir del pasado y de los recursos musicales, es que muchas bandas Thrash Metal, Speed Metal, Traditional Heavy Metal y toda esa cantidad ochentera de sonidos, está teniendo un nuevo renacimiento en el mundo esta última década; por así decirlo como un segundo despertar con las mismas ideas del pasado en sentido general. Desde las vestimenta hasta las carátulas vintage que usan estas nuevas producciones con ideas añejas, siendo así que muchas bandas de ese pasado han comenzado a salir de sus féretros y han comenzado a sacar nuevas producciones que estén dentro de esa idea del segundo renacimiento para esos estilos mencionados. Entonces, así como existen cantidad de bandas que imitan sonidos 80s como Havok, Warbringer, Enforcer, Cobra y muchas más de sonidos reciclados; pues el Heavy Metal siempre presento otra idea y la cual a muchos medios especializados, periodistas, artistas y revistas no les agrada, porque ya no tiene ese detalle que les gusto al inicio y lo único que llegan a decir es que ya no hay música original, todo es copia y copia de muchas bandas de su época. Donde se tiene que mencionar que si no se conoce y no te gusta, es mejor tragarse el orgullo y decir que no sabes, porque al Heavy Metal no le interesa si el fanático se estanca, solo le interesa avanzar y crear más cosas, por eso es que este estilo sigue como el más fuerte en comparación de otros estilos musicales que escuchas a solas -si a ti- sin que nadie te vea, o sino sigue escuchando música de hace 30 o 40 años, porque igual no sirves en este mundo.  

Después de lo mencionado y vemos lo que pasó en esta última década, encontramos bandas y álbumes que se toman en serio seguir mejorando este estilo, porque esté 2020 llegó de una manera intensa y con ideas musicales que nos hacen olvidar que el Heavy Metal existió alguna vez en los 80s o 90s, porque existen muy buenos álbumes esté 2020 que no necesitas citar a bandas del pasado u otras bandas para decir que son sus influencias, y eso es lo que importa bastante en una banda o en un álbum, el cual te agarre de la cabeza y te meta dosis originales de música extrema, para que tu cerebro solo puede asociar con estilos musicales y cosas que quizá alguna vez las escuchaste. Entonces, desde ese preámbulo, este año se perfila como uno de los mejores dentro del metal extremo, porque los nuevos álbumes de Ulcerate, Imperial Triumphant, Afterbirth, Alarum, Oranssi Pazuzu y los citados en esta reseña Hail Spirit Noir, presentan una nueva idea dentro del metal extremo y que se aleja de todo lo conocido dentro de cada uno de sus estilos y solo se vienen corrientes musicales y metaleras que se asocian a medida que uno las escucha. Siendo desde ese sentido que tenemos el cuarto álbum de los griegos Hail Spirit Noir, quienes llevan diez años buscando un sonido y música que los distinga del resto, pero este tema de distinción y de bastante análisis de estilos musicales se remonta desde su primer álbum “Pneuma” (2012), el cual conectaba muchas influencias musicales como el metal progresivo, black metal, rock psicodelico y otros detalles más que hacían de este primer álbum, una genialidad, el cual logró transformarse en más cosas dentro de sus álbumes sucesivos como “Oi Magoi” (2014) y “Mayhem in Blue” (2016); encontrando esa característica personal que los haga únicos en el mundo. y aunque los  aleje  de las guturaciones y riffs blackers, pues llega a ser lo de menos si la banda comienza a madurar de una manera original y te presenta discos como este “Eden in Reverse”, el cual sobrepasa todas las expectativas y se coloca como un disco innegable de superación metalera y dentro de los 10 mejores albumes de metal progresivo de este 2020.


Desde el concepto del nombre “Eden in Reverse”, estamos hablando ante un gran legado de ideas que encierran este nuevo álbum, ya que, imaginemos cómo sería regresar al principio bíblico del Eden, pero con una idea de rebobinar el concepto de paz y perfecto en medio de entornos psicodélicos de una era pasada en este mundo. Es desde ahí que comienza la aventura musical del álbum, porque Hail Spirit Noir conceptualizo a nivel visual la idea de como debe de ser entrar en el pasado, retrocediendo segundo por segundo y provisto de fotogramas análogos que fueron captados enteramente por StuZor en la carátula; de ahí este concepto vetusto en algunos sentidos a nivel visual se complementan con los trabajos en estudio de Dimitrios Douvras (Atropos, Chronomancy, Nightstalker, Rotting Christ, Scorcher) y Alan Douches (Abiotic, Abnormality, Abominator, Aborted, Aeon, Akercocke, Alkaloid, All Shall Perish, All That Remains, Anciients, Annotations of an Autopsy, Arch / Matheos, Arsis, Atheist, Baring Teeth, Belphegor, Beneath the Massacre, Black Crown Initiate, Cannabis Corpse, Cannibal Corpse, Cattle Decapitation, Control Denied, Cryptopsy, Deicide, Devourment, Fuck the Facts, Haken, Hate Eternal, High on Fire, Incantation, Job for a Cowboy, Kataklysm, Killswitch Engage, Malevolent Creation, Mastodon, Monstrosity, Morbid Angel, Motörhead, Nile, Prong, Revocation, Sepultura, Six Feet Under, Symphony X, Ulcerate, Unfathomable Ruination, Vital Remains). Quienes estuvieron a cargo de la producción, mezcla y masterización de este cuarto álbum de Hail Spirit Noir.


Así como todo empieza en ese aura visual de cuestiones psicodélicas, la música de este nuevo “Eden in Reverser”, desde que empieza con el viaje astral en los sintetizadores y teclados de “Darwinian Beasts”, añadiendo una voz de fondo que lleva las tonalidades del álbum a sensaciones infra enfermizas y solo prima vivir en un mundo lleno de psicosis, que se comienza a ampliar dentro de campos progresivos que empiezan su recorrido en “Incense Swirls”. Canción provista de muchos esquemas rítmicos sincopados, pero, lo más importante es como todo confluye en adormecerte el cerebro y estar sentado en la máquina del tiempo mientras el viaje al pasado se comienza a presentar en las ventanas del rebobinador y se comienza a ver distintas formas de cómo la materia vuelve a tener vida a través de los distintos compuestos implantados por los teclados y efectos de Haris y Sakis Dandis, quienes son los encargados de crear el sinfín de sensaciones y universos, los cuales parecen interminables; además de conectarse de manera tan natural en “Alien Lip Reading” y entra a la zona desconocida del espacio sideral en el tiempo y de transgresión mental a través de una cuadrilla de sonidos y efectos que arman los esquemas guiados por Cons Marg en la voz y apoyados por Theoharis en los coros. Los cuales se presentan de manera magnánima en la nueva regresión psicodélica que presenta “Crossroads”, apoyados con Lazare (Borknagar)  en los coros y dando momentos épicos para que sea el fondo musical de la serie de Dark, con ese detalle de viejas en el tiempo y de ahí conectar tres generaciones a través de solo una canción. Porque la banda presenta una inmensa variedad de esquemas y escenarios en su música que se remonta a lo pasado en el rock de los 60s y 70s, luego los 90s y al final terminar con sonidos de espacio y tiempo que abren las fauces de la siguiente canción “The Devil's Blind Spot” como la instrumental de todo el álbum, siendo la oscuridad más negra que pueda haber, porque es el lugar ciego de donde hasta el demonio no puede ver. 

Uno de los detalles más llamativos de este “Eden in  Reverse”,  es que se siente muy fresco a nivel general, debido a que todo se siente como un viaje compacto dentro de un mundo inmenso de experimentaciones y parafernalia psicótica que no tiene puntos álgidos como algunos álbumes, sino que encuentras un presentación de corrido para ser escuchada de principio a fin  y así encontrar más canciones que siguen evolucionando el sonido de la banda hasta llegar con la rebobinadora a “The First Ape on New Earth” y ver la secuencia darwin-nista de encontrar vida enrarecida en nuestro pasado y de como esta pueda formar la nueva y así terminar comprobando todo con el caldo primigenio en el experimento de Stanley Miller  en 1953, donde la chispa acústica y eléctrica es  colocada al final de recorrido con el primer ser vivo organoide de  “Automata 1980”. Cerrando un álbum impresionante en todo sentido y que sube la valla para lo que se tenga que venir después en Heavy Metal



Hail Spirit Noir no sólo se hizo un disco de grandes proporciones con este “Eden in Reverse”, sino que presenta el siguiente paso a seguir para las nuevas generaciones metaleras que apoyan este rubro de innovación y mejoramiento continuo dentro del Heavy Metal, demostrando que estamos en otros años y que álbumes como estos deben de seguir mejorando la perspectiva. Porque si quieres dotes 60s y 70s con ese sabor moderno en medio de una parafernalia inmensa de ideas musicales que parecen no tener fin, pues este es tu disco y será tu álbum del año. Un gran candidato a estar dentro de los cinco mejores álbumes de este vasto mundo metalero que sigue presentando cosas nuevas cada año y este 2020 se vino con fuerza.   

Calificación: 10 / 10

Lista de Canciones: 

1. Darwinian Beasts
2. Incense Swirls
3. Alien Lip Reading 
4. Crossroads
5. The Devil's Blind Spot
6. The First Ape on New Earth
7. Automata 1980

Enlaces: 

Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.