Fecha de Lanzamiento: 24 de Enero del 2020
País de la Banda: Italia
Sello: Candlelight Records
Estilo Musical: Death Metal







Para aquellos que están inmersos dentro del sonido brutal del genero de muerte, pues "On the Inexistence of God" (2008), fue un disco increíble en todo sentido, porque guardaba los preceptos musicales de una escuela estadounidenses de inicios del siglo y que presentaba al Brutal Death Metal como un estilo musical de bastante dedicación y con muchos esquemas que sorprendían a los más conocedores del estilo. Siendo un disco muy interesante por parte de estos italianos de Blaphemer, pero luego la banda cambio completamente de sonido en su segunda producción "Ritual Theophagy" (2016), y lo que tenían entre manos hace 8 años atrás, se les esfumo y se concentraron en tener muchos más agudos en su música, donde aún guardaban algunos elementos de su imponente iniciación. Donde se tiene que entender que uno de los factores principales para que la banda cambie en mucho sentidos, es por su ideología anticristiana, ya que este factor hizo que el sonido cambie completamente y las ideas se tornarán más hacía el lado oscuro del Heavy Metal. No dejo de ser un disco interesante o llamativo, debido a que algunos esquemas mantenían lo que encandilo en primera instancia. Siendo así que luego de 4 años, estos italianos deciden regresar con "The Sixth Hour", tercera larga duración que presenta más de cuarenta y dos minutos de lo que ya estuvieron mostrando en su segundo álbum, y esta vez con un sonido en general que deja de ser una maquina brutal, concentrarse mucho más en su primera linea musical que es el Death Metal y con algunos sensaciones blackers

Desde que la banda presento el concepto gráfico de este nuevo álbum hecho por Hathrul (Beheaded, Bloodtruth, Ignis Haereticum, Morbid Slaughter, Nocturno, Obscure Burial), esa idea antirreligiosa esta muy predominante en lo que se conocía de Blasphemer y como se dijo al final del primer párrafo. Elementos brutales ya no existen en la banda y solo se concentran en hacer Death Metal de corte potente y sin mucha modificaciones de por medio. Siendo el claro ejemplo de como una banda que se deja ganar por su ideología, deja de lado una idea que los colocaba como una banda que quería buscar algo dentro de lo que todos olvidaron en el brutal death metal, es por ello que este "The Sixth Hour" presenta a una banda nueva en todo sentido e influenciada por otras bandas que llegan a un tope deather, siendo mucho más motivamos por su lado oscuro y anticristiano, colocándole a su condimento algo de Black Metal y así estar a gusto con que su idea se transmitida de mejor manera. Entonces, la banda a partir de este disco tendrá otra ola de fanáticos y otra gente que entienda lo que está presentando musicalmente, ya que los iniciales con su disco del 2008, perderán el gusto por esta banda y no verán más allá de lo que ahora ellos están enfocados. 


"Let Him Be Crucified" si tuviera otro nombre en la portada del disco o quizá, sino se hubiera escuchado jamás su primer álbum, pues se tendría otra expectativa de la banda y las cosas se verían de otra manera, pero existe un álbum y no solo uno, sino dos. Los cuales hablan de otra banda en comparación de este, entonces, lo que se tiene en este álbum, es a una banda de Death Metal con toque Black Metal que recuerda en muchos campos a los noruegos de Blood Red Throne, pero con una matriz mucho más oscura en sus riffs, ya que luego con "Hail, King of the Jews!" esto termina de encerrarse en todo sentido, y es en esta canción que se denota la inclinación de la banda hacía el repudio que le tienen al cristianismo y cuanto énfasis le ponen a ese tema. Dejándose llevar por ese sentimiento y haciendo las cosas más sencillas y así continua con lo que se viene "The Stumbling Block" y "Stabat Mater", canciones que siguen dentro de su nueva inclinación que son muy parecidas unas entre otras, sin ningún tipo de distinción especial o que apilen a nuevas cosas dentro de lo que ellos conocen ahora. 



Con el instrumental de "Blessed Are the Wombs That Never Bore" las cosas se calman de su nueva influencia y la banda decide incrementar un poco más las revoluciones en "Lord of Lies", siendo un poco más acelerada y bravucona, donde se puede vislumbrar un poco su vieja matriz, pero ojo, solo por unos 2 o 3 segundos en toda canción, ya que de ahí su modelo actual es la que continua en todos las canciones que vienen de ahí para adelante. Porque "Via Dolorosa" es como escuchar una idea Behemoth-niana en todo sentido y sin una voz gutural, la cual permite descansar de lo mismo de la banda que se viene en "The Robe of Mockery", "I.N.R.I.", la homónima del disco "The Sixth Hour", "The Deposition" y la blasfema auditiva "De Profundis". Terminando un disco regular en todo sentido, bajo una gran producción y sello discográfico, pero que esta vez queda en deuda para los que conocimos a esta banda y se espera alguna vez puedan balancear ambas influencias y no dedicarse de lleno a estar en contra de dogmas antiguos. 


Calificación: 6 / 10

Lista de Canciones:

1. Let Him Be Crucified 
2. Hail, King of the Jews! 
3. The Stumbling Block 
4. Stabat Mater
5. Blessed Are the Wombs That Never Bore
6. Lord of Lies 
7. Via Dolorosa  
8. The Robe of Mockery
9. I.N.R.I. 
10. The Sixth Hour 
11. The Deposition  
12. De Profundis

Páginas Oficiales:

Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.