Mayhem probablemente sea de las pocas bandas que mantienen intactas su legado impecable a pesar de tener una historia ennegrecida y que gracias a ello, y no a lo musical, su nombre sea merodeado en cualquier legión de metaleros. Aun así, 'De Mysteriis Dom Sathanas' es una joya invaluable del metal negro. Su primer disco de larga duración es fundamental y a la vez inspiración de las  actuales generaciones que aún quieren sonar de esa forma pero sin embargo ayer Mayhem demostró a través de sus más de 25 años que su punto alto es el show en vivo.  No por algo el 2016 retrato ese magno disco en un formato en vivo que por ahí también incluye el show en video que se puede apreciar en su cuenta oficial de Youtube.


Justamente esto es lo que han venido haciendo desde hace tres años y para gloria de los metaleros peruanos, por no decir solo limeños, han logrado hacer un show continuo en la capital con estas dos giras promocionales de dicho material. Vaya suerte que hemos tenido; suerte porque, como se sabe no muchos pudieron asistir a la primera vez de esta gira (2016) pero otros al fin lograron venerar en su punto más algido a Mayhem el día de ayer. A pesar de que este sea su tercer concierto, el publico respondió y nuevamente, no se sintió ese vació de gente que suele acompañar a algunos conciertos 'underground'.

Esta vez Mayhem tocó probablemente con un poco menos de gente que del año pasado pero aun así no se sintió ya que el moshpit, pogo y todo lo que involucra un concierto de esta magnitud gozo de respuesta que no se veía en mucho tiempo. Desde el primer tema hasta el ultimo del setlist el publico sudo con cada track del DMDS e incluso con los últimos temas que correspondía a sus discos del nuevo milenio y de su primer demo.


 Mayhem brindo un show que se  dividió en cuatro actos de las cuales las dos primeras gozaron de esa frialdad muy característico del black metal, más aun con la indumentaria de monje, una total respuesta a un ritual ennegrecido; el tercer acto sumo una indumentaria más pagana donde los cráneos dibujaban esa fiesta negra cargada de maldad propagada ya por esa nubosidad que persiguió todo el concierto. La ultima parte es donde todos los integrantes salen semidesnudos tocando temas de sus ultimas producciones y de su primeros demos como el  deathcrush.

Los actos nacionales previos al concierto dieron que hablar sobre todo Ghoul, nueva banda de black metal que insto a sumergirnos a un ritual corto pero contundente de pura maldad que oscureció todo el C.C. Festiva. Demoniac Slaughter puso la cuota de un death metal negro, los rugidos de esta banda parecieran ser un eco del infierno. Ambas estuvieron al nivel de este tipo de eventos, directo sin chistar.




Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.