Al mismo estilo de las grandes capitales europeas, Perú tuvo al fin la oportunidad de ser privilegiada sede del “1er Lima Hard Rock Fest 2013”, evento que incluyó a bandas de reconocido calibre como Firehouse, Faster Pussycat, y a estrellas como Gilby Clarke (Guns and Roses), Ted Poley (Danger Danger), así como el triunfal regreso a escenarios incaicos de la banda nacional “Los Perros”.
Precisamente a las 9.10 pm, esta banda fue la encargada de darle la bienvenida al público que acudió a la cita en el Scencia de La Molina. Vestido con una túnica de monje similar al usado en el videoclip, el cantante Franjo salió al escenario y cantó “Sombras en la noche”, uno de los clásicos de su repertorio noventero. La gente recibió a la banda de buena manera y se entonó más cuando invitaron a la guapa Leslie Shaw a cantar con ellos el tema “En mi cama”. Antich, Figallo, Gastelumendi y Saldarriaga cumplieron con creces las expectativas que su retorno había generado.
Luego fue el turno de “Faster Pussycat”, quienes a punta de sleazy y hard rock al viejo estilo, hicieron revivir sus épocas doradas en el Sunset Strip.

La nota emotiva la puso Taime Downe cuando se sentó junto al público para interpretar su balada “House of pain”, creando un ambiente de complicidad e intimidad con la audiencia.
Tras los Pussycat, el recinto ya estaba listo para recibir a otra estrella de la escena del hard rock de los 90’s: Gilby Clarke, quien repasó gran parte de su discografía personal como “Black”, “Tijuana Jail” y un par de temas de su época Gun como “Its so easy”.
Pasada la medianoche, la conejita de Playboy, Jessa Hinton lució su contorneada silueta para anunciar la presencia de Firehouse. CJ Snare y compañía eran los más esperados de la noche y arrollaron a la gente con todos sus clásicos temas como “All she wrote”, “Dont treat me bad”, “Reach for the sky”, “Rock on the radio”, entre otros e hicieron hizo gala de sus baladas más reconocidas como “I live my live for you” y “When i look into your eyes” que arrancaron lágrimas entre los emocionados asistentes.
Pese a las horas transcurridas, la gente se negaba a retirarse y como premio a ello, el gran Ted Poley dio el broche de oro a la noche al salir a las 2 de la mañana y cantó por más de una hora acabando el show con un grupo de invitados sobre escena con quienes compartió el último tema de noche armando un cierre final con mucho espíritu festivo.
El festival superó en demasía lo ofrecido por anteriores conciertos hechos en Lima, porque esta vez esta producción se preocupó de brindar la noche anterior un meet and greet inusual en nuestro país, en el que los afortunados asistentes pudieron conversar, tomarse fotos y departir unos tragos libremente con los miembros de la banda, sin necesidad de hacer cola ni estar sometidos a la vigilancia de los clásicos 911, quienes con su acostumbrada rudeza, suelen arruinar esta clase de encuentros con los fans y los artistas. En esta ocasión, todo transcurrió en un ambiente de camaradería y confraternidad digno de resaltar. Un gran acierto que debería ser imitado por los demás empresarios que suelen hacer este tipo de actos previos pero sin las facilidades brindadas por Kaya Producciones. Gracias a ellos, Perú ya vivió su primer festival y seguramente vendrán otros más. Lima ya es la nueva Sunset Strip del Hard Rock.


Con la tecnología de Blogger.